ABUCHEADAS LAS AUTORIDADES, INCLUIDO EL REY

Pitos, bronca y división en la Justicia

La apertura del Año Judicial ha estado marcada por la división del mundo de la justicia y los pitos que han recibido a las autoridades

Foto: El fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, junto al Rey, Gallardón y Moliner (Efe)
El fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, junto al Rey, Gallardón y Moliner (Efe)

La apertura del Año Judicial ha estado marcada por la división del mundo de la justicia (tres de las cuatro asociaciones no han estado representadas en el acto en protesta contra el ministro Alberto Ruiz-Gallardón), los pitos que han recibido a las autoridades, incluido Don Juan Carlos, a su llegada al recinto por algunas decenas de ciudadanos y, finalmente, por el discurso del fiscal general del Estado, que no ha ahorrado críticas por la falta de medios y por la reforma penal de Gallardón.

El fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, ha hecho mención al problema de la corrupción como una de las cuestiones "que más debilitan la fortaleza moral de nuestra sociedad" durante su discurso en el Acto de Apertura de los Tribunales, en presencia del Rey, del ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón y de las cúpulas de las carreras judicial y fiscal. Ha advertido que la Justicia queda en evidencia cuando no es capaz de dar respuesta "solvente y tempestiva" a este problema.

El fiscal general se ha referido a la corrupción en la Administración pero también a la corrupción privada y ha citado las causas surgidas en relación con las participaciones preferentes emitidas por determinadas entidades financieras, casos que calificó de complejos, "por lo que no admiten un tratamiento común".

Torres-Dulce ha hecho mención a la reforma penal que proyecta el Ministerio destacando en ella una "grave inconsecuencia", pues atribuye la investigación a los fiscales y les niega, al mismo tiempo, "la capacidad de maniobra precisa para llevarla a buen término".

Protesta sindicatos en acto apertura año judicial
Protesta sindicatos en acto apertura año judicial

Ha mostrado su preocupación por que el "inevitable sentimiento de desánimo" provocado por la crisis "derivase en desafección de la cosa pública", pero ha asegurado que "esta sombría realidad" no ha mermado de momento "el deseo de participación social de una ciudadanía".

Por ello, ha dicho que ahora más que nunca es necesario "mostrar a una sociedad desmoralizada que el delito no renta, que no hay zonas de penumbra en las que se puedan agazapar quienes se lucran a costa del interés común".

Según Torres-Dulce, el panorama se complica aún más cuando a la corrupción pública se une la corrupción privada, en la que los directivos y administradores de sociedades "se prevalen de su condición para lucrarse a costa de la entidad que gestionan y de las personas que tienen intereses en ella".

Para ello ha defendido incrementar los recursos de la jurisdicción contencioso-administrativa y del Tribunal de Cuentas, como instancias claves de control.

Sobre las participaciones preferentes emitidas por determinadas entidades financieras en riesgo de insolvencia, Torres-Dulce ha dicho que han generado "un problema social de primer orden" frente al que no se puede permanecer impasibles, por lo que la Fiscalía se viene personando caso por caso en los distintos procesos abiertos.

 

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
29 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios