Génova amortiza a Botella y se dispone a frenar un asalto de Aguirre a la Alcaldía
  1. España
lA DIRECCIÓN DEL PARTIDO CONGELA EL DEBATE

Génova amortiza a Botella y se dispone a frenar un asalto de Aguirre a la Alcaldía

El fiasco de los Juegos amaga con adelantar en el PP el debate sobre la candidatura a la Alcaldía de Madrid. Aguirre se reactiva con petición de primarias

placeholder Foto: La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre (d), conversa con la alcaldesa de la capital, Ana Botella. (EFE)
La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre (d), conversa con la alcaldesa de la capital, Ana Botella. (EFE)

“No es que no se la viera como candidata, es que tampoco ella ha dado nunca señal alguna de que estuviera dispuesta a dar la batalla para serlo”, comentan en fuentes de la dirección del partido para restar importancia a las consecuencias políticas sobre el partido y sobre la alcaldesa del fracaso cosechado por todos en la cita del COI en Buenos Aires.

En la sede de Génova y en el Palacio de Correos coinciden en rechazar el debate sobre la sucesión de Botella cuando falta año y medio para elaborar las listas. Es lo último que le conviene a la alcaldesa de Madrid, que cuenta con el apoyo expreso de Mariano Rajoy (para terminar su mandato) y a la propia dirección del partido, empeñada en que no se abra discusión interna alguna hasta que pueda encarrilar el caso Bárcenas y mientras espera que el Ejecutivo pueda vender de verdad brotes verdes en la economía.

Rajoy no quiere lío interno de partido alguno antes del momento imprescindible, que será a principios del próximo año, cuando tenga que poner en marcha la maquinaria electoral del PP para presentarse a los comicios europeos de mayo de 2014. Para entonces, tendrá que decidir si Jaime Mayor Oreja sigue al frente de las listas o si cambia de candidato.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y la alcaldesa de Madrid, Ana Botella. (EFE)En medios de la Alcaldía de Madrid insisten en que Ana Botella no tiene decidido si aspira a seguir en el cargo cuando acabe su mandato en mayo de 2015, ni piensa pronunciarse sobre ello antes de lo necesario. Recuerdan que la alcaldesa no es una dirigente política de partido al uso que piense en su futuro en clave personal, como ha demostrado (dicen) desde que llegó al cargo, y también a la hora de defender la candidatura de Madrid a organizar los Juegos Olímpicos en 2020. “Recogió el testigo y la decisión heredada de que la empresa la dirigía el presidente del COE, Alejandro Blanco, sin preocuparse de si le venía bien o mal para su imagen y recorrido”, insisten en las mismas fuentes.

En el PP de Madrid sí que hay una figura emergente y bien vista desde la dirección nacional del partido como posible cabeza de cartel para próximos retos electorales en la capital o la Comunidad: la delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes. Pero la consigna es no mover pieza hasta comprobar en qué medida Esperanza Aguirre controla la organización regional y si Ignacio González hereda o no esos resortes de poder desde la presidencia del Gobierno regional.

De momento, Aguirre no da signos de retirada. Al contrario, su encendida defensa del sistema de elecciones primarias para que los partidos nombren candidatos ha reactivado en fuentes del PP la hipótesis de que aspira a volver a la primera línea y postularse ante las bases y la dirección como la candidata ideal para garantizar al partido al Alcaldía de la capital de España.

Comentan con ironía en los citados medios el historial de defensora de la democracia interna acumulado por Esperanza Aguirre en Madrid, donde ha aplicado los principios de jerarquía y disciplina interna por encima de cualquier otro hasta conseguir el control absoluto sobre el PP regional. Y también recuerdan quién y cómo decidió que aspirara a la presidencia de la Comunidad de Madrid: José María Aznar, sin consultar a nadie.

Ana Botella Esperanza Aguirre
El redactor recomienda