Es noticia
Menú
El ‘hijo político’ de Griñán prepara su desembarco en Madrid como senador
  1. España
APUESTA PARA SECRETARIO DE ORGANIZACIÓN

El ‘hijo político’ de Griñán prepara su desembarco en Madrid como senador

Griñán no llegará solo al Senado. Le acompañará uno de sus dos hijos políticos, Mario Jiménez, quien prepara su desembarco en Madrid

Foto: Susana Díaz (c), acompañada de José Antonio Griñán y Mario Jiménez (d), a su llegada al Parlamento andaluz. (EFE)
Susana Díaz (c), acompañada de José Antonio Griñán y Mario Jiménez (d), a su llegada al Parlamento andaluz. (EFE)

José Antonio Griñán no llegará solo al Senado. Le acompañará uno de sus dos hijos políticos, Mario Jiménez. Una vez consumado el relevo al frente de la Junta de Andalucía en la persona de Susana Díaz, el que fuera portavoz parlamentario de Griñán y actual vicesecretario general de los socialistas andaluces también prepara su desembarco en Madrid como miembro de la Cámara Alta por designación del Parlamento regional.

La motivación es bien distinta. Si en el caso del presidente del PSOE y expresidente de la Junta andaluza su designación como senador persigue que pueda mantener su aforamiento como parlamentario, la designación de Jiménez como senador se interpreta en fuentes socialistas como el primer paso para su desembarco en Madrid a medio plazo.

En el diseño que de su relevo hizo Griñán, uno de sus dos hijos políticos -Díaz y Jiménez- debía sustituirle como presidente autonómico y el otro convertirse en el maquinista del PSOE federal cuando se celebre el próximo congreso que, si se agotaran los plazos, no tendría lugar hasta febrero de 2016 -los congresos ordinarios corresponde celebrarlos entre el tercer y el cuarto año siguientes al anterior-. Aunque a priori Jiménez partía con ventaja para suceder a Griñán como presidente andaluz, ya que la mayor parte de la carrera política de Susana Díaz se ha desarrollado en tareas orgánicas, la balanza se decantó finalmente del lado de la consejera de la Presidencia.

El PSOE andaluz no tiene un candidato propio para disputar las primarias presidenciales ni para competir por la secretaría general del partido, pero hará valer su peso, sea con Rubalcaba o con quien le suceda. Y su ambición desde siempre ha sido controlar la poderosa Secretaría de Organización, el puesto que está llamado a ocupar Jiménez en el diseño de Griñán.

Interlocución fluida

De momento, a pesar de los resquemores que la personalidad de Susana Díaz siempre ha suscitado en Ferraz, el cambio de interlocución con Andalucía se está desarrollando de forma fluida. “Las relaciones con Susana y con Mario están superengrasadas”, se asegura desde la dirección federal, que el miércoles envió al debate de investidura de la nueva presidenta a una representación del máximo nivel, encabezada por Elena Valenciano y Soraya Rodríguez.

Una prueba de ello es que la propuesta que prohibir las donaciones a los partidos, que encabezó el discurso anticorrupción de la nueva presidenta andaluza, ya figuraba entre las medidas diseñadas en Ferraz sobre esta materia. Además, los socialistas andaluces son ahora los más interesados en garantizar la estabilidad del secretario general porque su prioridad es consolidar a Susana Díaz, y a ello se añade el hecho de que Griñán es el presidente de la Ejecutiva de Rubalcaba.

En el Senado, y en la política madrileña, Jiménez tendrá a su disposición a un experimentado un cicerone. Griñán siempre ha tenido especial inclinación por los jóvenes. Ya ejerció ese papel con Leire Pajín y Rafael Velasco cuando ambos se estrenaron como diputados en el año 2000. Velasco llegó a ser la mano derecha de Griñán, antes de dimitir como vicesecretario general por las ayudas que una empresa de su mujer recibió de la Junta, y Pajín alcanzó el número tres en la jerarquía de la dirección federal. Ahora, Griñán se dispone a ejercer de nuevo como cicerone.

José Antonio Griñán no llegará solo al Senado. Le acompañará uno de sus dos hijos políticos, Mario Jiménez. Una vez consumado el relevo al frente de la Junta de Andalucía en la persona de Susana Díaz, el que fuera portavoz parlamentario de Griñán y actual vicesecretario general de los socialistas andaluces también prepara su desembarco en Madrid como miembro de la Cámara Alta por designación del Parlamento regional.

Senado José Antonio Griñán Susana Díaz
El redactor recomienda