SEGÚN UN INFORME DE LA AGENCIA TRIBUTARIA

Urdangarin pidió dinero a sus padres y al Rey mientras le prestaba a Torres

Urdangarin pidió en 2004 dinero al Rey y a sus padres para la adquisición del palacete de Pedralbes y al mismo tiempo le prestó 400.000 euros a Torres

Foto: Iñaki Urdangarin con sus padres, Juan María Urdangarin y Claire Liebaert Courtain. (I.C.)
Iñaki Urdangarin con sus padres, Juan María Urdangarin y Claire Liebaert Courtain. (I.C.)

Iñaki Urdangarin pidió en 2004 dinero al Rey y a sus padres para afrontar la adquisición del palacete de Pedralbes, en Barcelona, y al mismo tiempo le prestó 400.000 euros a Diego Torres, en ese momento su mano derecha en el Instituto Nóos, para que comprase su propia vivienda, según se desprende de un informe que la Agencia Tributaria ha remitido al juez José Castro, instructor del caso Nóos.

El informe detalla que, el 30 de julio y el 29 de septiembre de 2004, el Rey hizo dos transferencias por un importe global de 1,2 millones de euros a una cuenta corriente de La Caixa a nombre de su yerno y su hija menor, la infanta Cristina de Borbón. La Zarzuela se apresuró ayer a aclarar que esa cantidad fue un "préstamo ante notario" de don Juan Carlos para ayudar a su hija a comprar la mansión de Pedralbes, y que la operación está declarada ante Patrimonio Nacional.

Según la Agencia Tributaria, en esa misma cuenta de La Caixa figuran otros cinco ingresos por "transferencia urgente" a favor de Urdangarin y su esposa, todos realizados en los meses inmediatamente anteriores y posteriores a la transferencia del Rey. Esos ingresos, por importe de casi 500.000 euros, fueron efectuados por los padres del duque de Palma, Juan María Urdangarin Berriochoa, ya fallecido, y Claire Liebaert.

Las cinco transferencias de fondos -tres de la madre de Urdangarin y dos del padre- se realizaron entre los meses de julio y octubre de 2004, es decir, justo cuando los duques de Palma estaban a punto de cerrar la compraventa de la casa de Pedralbes, en la calle Elisenda de Pinós de Barcelona. De hecho, La Caixa concedió a la pareja un crédito hipotecario el 15 de octubre de aquel año por importe de cinco millones de euros para cerrar la operación.

Compra y remodelación 

La escritura de compraventa de la mansión se formalizó ante un notario de Barcelona ese mismo día por un importe de 5,8 millones de euros. Posteriormente, la pareja invirtió otros 2,8 millones en la remodelación de la vivienda, según consta también en el informe de la Agencia Tributaria. El juez Castro había pedido a esta los movimientos bancarios de la Infanta para determinar, entre otros flecos pendientes de la investigación, si la hija del Rey pudo haber cometido los presuntos delitos de blanqueo de capitales y fraude fiscal.

Lo que llama la atención es que, al mismo tiempo que Urdangarin pedía dinero al Rey, a sus padres y a La Caixa para adquirir el palacete, prestaba la nada despreciable cantidad de 400.000 euros a su entonces socio y su esposa, Ana Tejeiro, para que la pareja comprase su propia vivienda. Según revela el informe de Hacienda, los duques de Palma concedieron un "préstamo compra casa" de 400.000 euros al matrimonio Torres-Tejeiro el 15 de octubre de 2004, sólo 15 días después de la última transferencia del Rey.

Torres y su esposa devolvieron a los duques de Palma esos 400.000 euros, sin intereses, el 27 de julio de 2005, tan sólo ocho meses después del préstamo. La deuda se saldó mediante sendos cheques por importe de 340.000 y 60.000 euros que el matrimonio ingresó en la cuenta corriente de Urdangarin y la infanta Cristina.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios