Madrid manda a los padres la factura de la educación pública de sus hijos
  1. España
escuelas infantiles y centros artísticos

Madrid manda a los padres la factura de la educación pública de sus hijos

El departamento de Lucía Figar advierte a las familias del “enorme esfuerzo” que supone para las arcas regionales garantizar los actuales precios

Foto: La dirigente del PP de Madrid y consejera de Educación, Lucía Figar. (EFE)
La dirigente del PP de Madrid y consejera de Educación, Lucía Figar. (EFE)

A pocos días del comienzo del curso escolar, la Comunidad de Madrid ha empezado a poner en alerta a las familias. Una factura en la sombra para colegios infantiles, además de Conservatorio y Escuela Oficial de Idiomas, es la bienvenida que la Consejería de Educación da a los nuevos inscritos. En una carta remitida a los padres, a la que ha tenido accesoEl Confidencial,el departamento de Lucía Figar advierte del “enorme esfuerzo” que supone para las arcas regionales garantizar los actuales precios. Su "coste real", asegura la Comunidad sin facilitar más detalles, es de 5.100 euros por cada plaza.

Leer este tipo de advertencias es algo a lo que se están acostumbrando los padres de los niños madrileños. También en las hojas de inscripción de otros centros públicos la Consejería de Educación informa del “coste real” de cada matrícula. En el caso del Conservatorio Profesional de Música Victoria de los Ángeles, la matrícula asciende a 197 euros por alumno. En el impreso se informa a los padres también del peso económico que los estudios del niño suponen para las arcas públicas: 2.424 euros, en este caso. Esta cifrase detalla como “subvención de la Comunidad de Madrid”.

En la misma línea, a la hora de matricularse en la Escuela Oficial de Idiomas, la Comunidad informa de la “factura en la sombra”: 555 euros. El formulario de inscripción (que puede consultar en este enlace) detalla que se trata de un “importe informativo, no a abonar”.

“Intentan hacer creer que están subvencionando lo que es un derecho”, lamenta José Luis Pazos, de la Federación de Asociaciones de Padres y Madres Ginerde los Ríos. “En vez de informar de facturas en la sombra, la Consejería tendría que explicar por qué se han eliminado las becas de comedor o para los libros de texto”, añade. En los presupuestos del último año estas becas han sufrido un recorte de 26 millones de euros, sobre una partida de 93,3.

Tras estos precedentes, ha sorprendido poco en el sector lanueva carta que la Consejería está remitiendo esta semana. Fechada el1 de septiembre, detalla que “la Comunidad de Madrid realiza un importante esfuerzo para que familias como la suya puedan beneficiarse de este servicio por precios muy inferiores al coste real de cada plaza, que de media supera los 5.100 euros anuales”.

La consejera de Educación afirma, además, que las 465 las escuelas infantiles públicas de la región “ofertan conjuntamente 46.000 plazas”. En esta línea, desde la Consejería aseguran que se trata de subvenciones para etapas educativas no obligatorias.

“Es una forma más de hacer presión psicológica sobre las familias”, argumenta en una conversación con este diario Virginia Fernández, de UGT. “Hacen creer que se trata de una subvención, de un favor que se hace a esa familia, cuando en realidad es inversión de dinero público”, añade. Este tipo de práctica -recordar al usuario el alto coste del servicio público que se le presta- sigue en la línea de lo que ocurre, desde 2011, en el área sanitaria.

El Gobierno regional ha congelado para el 2012 las tasas de las escuelas infantiles tras la subida de tasas aplicada en 2012. Hoy dependen de la rentafamiliar, y van desde los 80 hasta los 260 euros mensuales. El servicio de comedor, por su parte, ascenderá durante este curso a 94,20 euros mensuales.

Educación Madrid Lucía Figar