El PSOE baraja una reprobación que no existe para evitar la moción de censura
  1. España
QUIERE REFORMAR EL REGLAMENTO DEL CONGRESO

El PSOE baraja una reprobación que no existe para evitar la moción de censura

El PSOE ha encontrado otro recurso para aplazar su amenaza de presentar una moción de censura contra Mariano Rajoy y amaga ahora con una reprobación

Foto: El líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba. (EFE)
El líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba. (EFE)

El Partido Socialista ha encontrado otro recurso para aplazar su amenaza de presentar una moción de censura contra Mariano Rajoy y amaga ahora con una reprobación parlamentaria del presidente del Gobierno. Como es una figura que no existe en el reglamento del Congreso, pretende una reforma inmediata del mismo para empezar el curso, una tarea que la Cámara no ha logrado culminar desde los tiempos de Felipe González en el poder por la falta de acuerdo entre los grupos.

La oposición socialista quiere mantener en el Parlamento el acoso a Rajoy por el caso Bárcenas, pero sin recurrir al cauce establecido, la moción de censura, que es lo que le piden a Alfredo Pérez Rubalcaba algunos barones, como Tomás Gómez, aunque su jefe de filas tenga asegurada la derrota.

Para ganar tiempo, el PSOE anunció por medio de su portavoz en el Congreso, Soraya Rodríguez, que empezará por presentar una interpelación contra Rajoy (que no tiene que responder el presidente del Gobierno) por el escándalo del extesorero con el objetivo de que se vote en septiembre una moción para pedir que se repruebe al jefe del Ejecutivo por “mentir al Parlamento”.

La ofensiva parlamentaria de los socialistas se presenta tan enrevesada que no la entienden en el Grupo Popular ni en Izquierda Unida. El PSOE propone cambiar tres artículos del reglamento del Congreso para que los grupos parlamentarios puedan interpelar al presidente del Gobierno y que este no pueda delegar en sus ministros para responder. El objetivo final es que si el jefe del Ejecutivo “mintiera en sede parlamentaria” se tenga que someter inmediatamente después a una reprobación que sería votada en el pleno. No se especifica quién, cómo y cuándo se establece que el presidente del Gobierno ha engañado a la Cámara, aunque la tesis oficial del PSOE es que ya está acreditado que Rajoy mintió al Congreso en el pleno del 1 de agosto al abordar el caso Bárcenas.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. (EFE)En fuentes del Grupo Popular replicaron a los anuncios de iniciativas del PSOE con el recordatorio de que en el Congreso está constituida desde abril una ponencia para reformar el reglamento, con representación de todos los partidos, y que es la instancia lógica para llevar las propuestas en la materia. Son las reglas del juego parlamentario y se pactan entre todos.

En el Congreso los partidos de la oposición acostumbran a presentar la reprobación de los ministros vía moción ordinaria aunque no tenga consecuencia práctica alguna, ganen o pierdan la votación, porque carece de encaje legal. Pero en el caso del presidente del Gobierno sí existe un mecanismo parlamentario previsto en la Constitución y en el reglamento de la Cámara Baja para echar al presidente del Gobierno: la moción de censura.

Izquierda Unida se había adelantado al PSOE al presentar una interpelación contra Rajoy por el caso Bárcenas, pero descartaba impulsar después la moción consiguiente, precisamente porque lo consideraba reglamentariamente inviable y para reprobar al jefe del Ejecutivo se presenta una moción de censura.

La Mesa de la Cámara, con mayoría de miembros del Grupo Popular, tendrá que dictaminar previamente las iniciativas (“ocurrencias”, según PP e IU) anunciadas por Soraya Rodríguez. Los socialistas no tienen mayoría para sacarlas adelante en el pleno: los cambios en el reglamento requieren un amplísimo consenso que no se ha logrado en los últimos 25 años, pero sin embargo el PSOE sí posee el número de diputados requerido (basta con 35) para presentar una moción de censura contra Mariano Rajoy. De ahí que en medios parlamentarios se califique de simple operación de “mareo de la perdiz” las iniciativas de los socialistas.

Mariano Rajoy Alfredo Pérez Rubalcaba
El redactor recomienda