Es noticia
Menú
Rajoy y el CIS dan aire al PP a la espera de las nuevas ‘bombas’ de Bárcenas
  1. España
GÉNOVA CREE QUE HABRÁ TREGUA HASTA LA TESTIFICación DE ARENAS Y COSPEDAL

Rajoy y el CIS dan aire al PP a la espera de las nuevas ‘bombas’ de Bárcenas

“Lo necesitábamos nosotros y los militantes. Hemos visto a Rajoy fajarse como en sus mejores tiempos y hasta después del puente, estaremos tranquilos”

Foto: Mariano Rajoy y Soraya Sáenz de Santamaría en el pleno del Congreso (Efe)
Mariano Rajoy y Soraya Sáenz de Santamaría en el pleno del Congreso (Efe)

“Lo necesitábamos nosotros y nuestros militantes. Hemos visto a Rajoy fajarse como en sus mejores tiempos de parlamentario y, por lo menos hasta después del puente de la Virgen, la dirección cree que estaremos tranquilos. Y de postre, el CIS”. Un veterano diputado del PP recoge el sentir del partido tras uno de “los peores meses” vividos en las filas populares en el que al cerco que le sometía el extesorero y un antiguo director aliado, se sumó la tragedia del tren de Santiago.

La sesión del Pleno del Congreso –en la Cámara Alta- ha dejado un buen sabor de boca en el Grupo Popular. “Dialécticamente, Mariano dio un repaso a Rubalcaba, sobre todo en la réplica. No se esperaban su contundencia”, dice otro diputado del PP. Posiblemente, ni ellos mismos se lo esperaban, vistas las reacciones de euforia que causó la segunda intervención del líder de los populares, la misma que fue calificada de “cuadrillera” por algunos parlamentarios socialistas. “Sólo había que ver la cara de Rubalcaba cuando se le recordó a Roldán”, comenta ufano el mismo diputado.

Lo cierto es que –a falta de las encuestas de rigor este fin de semana- ningún medio da por perdedor a Mariano Rajoy, “lo que ya es un éxito, teniendo en cuenta que parecía que en esta sesión se iba a caer el Gobierno”, insisten en fuentes de Génova. “Y es una percepción clara: la mayoría de nuestros votantes, desorientados por tanta y tanta basura que se está soltando desde algún medio en connivencia con un delincuente, están satisfechos al menos con el resultado del debate”.

El CIS ha venido a reforzar este ambiente de optimismo que se respiraba tanto en el Grupo Popular como en medios de Génova. Dejando al margen la tradicional ‘cocina’, la encuesta de intención de voto correspondiente a julio –en plena ebullición del caso Bárcenas y de los SMS entre el extesorero y Rajoy- ha supuesto un nuevo desgaste de 1,5 puntos con respecto al barómetro de abril. “Y pese a todo, aún sacamos más de cinco puntos al PSOE”, insisten en el Grupo Popular.

Ciertamente, en Ferraz –aunque oficialmente aseguran que en el debate del jueves, Alfredo Pérez Rubalcaba salió “reforzado y superó el supuesto examen que algunos vaticinaban”- son más que conscientes del problema que tienen en la sociedad. Sus mensajes no calan, y en plena campaña del caso Bárcenas, la intención de voto de los socialistas caía otro punto y sigue por debajo del catastrófico resultado de noviembre de 2011. “Es cuestión de tiempo y, además, sigue habiendo mucho voto oculto en esas encuestas. La época de Zapatero sigue siendo un baldón, aunque en el momento del voto, seguro que el ‘voto vergonzante’ cambiaría”, asegura un parlamentario socialista.

placeholder

El refranero español asegura que ‘mal de muchos…’, pero es el clavo al que se agarran en Génova: la alianza –dicen y así se refleja en sus terminales mediáticas que hablan sin recato de “cacería” contra Rajoy e incluso de “Rubalbárcenas”- entre “Rubalcaba, Bárcenas y Pedro J. (que ahora denuncia que Interior le ha puesto vigilancia) no está dando los frutos que esperaban”, asegura uno de los diputados del PP. Eso sí, IU, por la izquierda, y UPyD, por el centro derecha, van creciendo. Y, sobre todo, la desafección de los ciudadanos: entre la abstención, el voto en blanco y los indecisos, suman ya el 51% según el CIS. Pero eso no parece asustar hoy al PP, al que le vale con ver que el PSOE no saca tajada de los papeles de Luis “el Cabrón”.

Moncloa cerró ayer por vacaciones y en Génova se mandó un mensaje de tranquilidad. La semana se ha cerrado mejor de lo que se esperaban, pese al nuevo jarro de agua fría del FMI que insiste en más medidas y en rebajar las expectativas económicas que alentaron la EPA, las ventas de automóviles o las cifras de turistas. Por ello, “creemos que la tregua va a durar hasta después del puente de la Virgen”.

El 13 y 14 de agosto declaran ante el juez Ruz –que ya está de vacaciones- Dolores de Cospedal y Javier Arenas. Bárcenas “y quien dirige su estrategia”, insiste este diputado, esperarán a ver “cómo sale la testifical” para preparar su contraataque. Muchos insisten en que tiene “grabaciones”, “bombas atómicas”, etc. “Habrá que ver, pero hasta el lunes 19 creo que tendremos tregua”. Un dato a tener en cuenta: el puente de agosto es, históricamente, el de menor venta de periódicos de todo el año. No merece la pena gastar ‘bombas atómicas’ esos días. El 19 será otra historia.

“Lo necesitábamos nosotros y nuestros militantes. Hemos visto a Rajoy fajarse como en sus mejores tiempos de parlamentario y, por lo menos hasta después del puente de la Virgen, la dirección cree que estaremos tranquilos. Y de postre, el CIS”. Un veterano diputado del PP recoge el sentir del partido tras uno de “los peores meses” vividos en las filas populares en el que al cerco que le sometía el extesorero y un antiguo director aliado, se sumó la tragedia del tren de Santiago.

Barómetro del CIS Mariano Rajoy Alfredo Pérez Rubalcaba
El redactor recomienda