ERC pide a Mas unas “elecciones plebiscitarias” para finales de 2014
  1. España
EL REFERÉNDUM INDEPENDENTISTA SE LE QUEDA CORTO

ERC pide a Mas unas “elecciones plebiscitarias” para finales de 2014

Esquerra Republicana ya no busca ni el referendum ni el poder en unas próximas elecciones, busca declarar la independencia de manera unilateral y ratificarla en una consulta convocada por el nuevo Gobierno

placeholder Foto: Joan Ridao, Oriol Junquera y Joan Puigcercós. (Efe)
Joan Ridao, Oriol Junquera y Joan Puigcercós. (Efe)

La consulta independentista ya es lo de menos para Esquerra Republicana de Catalunya (ERC). La meta de esta formación es que el presidente catalán, Artur Mas, convoque elecciones plebiscitarias y acto seguido haya una declaración unilateral de independencia por parte del Parlamento autonómico. “El referéndum ya es lo de menos. Estamos convencidos de que el Estado no va a dejar que los catalanes se pronuncien en las urnas, por lo que lo mejor que podemos hacer es ir a un proceso constituyente, declarar unilateralmente la independencia y después ratificarla en un referéndum convocado por el nuevo Gobierno”, señalan fuentes republicanas a El Confidencial.

Las encuestas apuntan a que Esquerra podría sacar en estos momentos unos resultados históricos si se celebrasen elecciones, con una cuarentena de diputados. Es más: podría desbancar a Convergència i Unió (CiU) como primer partido político de la comunidad. Pero a los republicanos no les interesa eso ahora.

“Hay mucho por hacer. Nuestra meta no es tener el poder, sino conseguir la independencia”, afirman oficialmente. En privado, no obstante, revelan que la causa principal de esta prudencia está lejos de tal altruismo: la dura batalla contra el Gobierno central comporta un gran desgaste. Y quien sufre ese desgaste ahora es Artur Mas. Por tanto, que lo siga sufriendo mientras ERC maneja el Gobierno pero no está en él. No da la cara.

“Hay mucho por hacer. Nuestra meta no es tener el poder, sino conseguir la independencia”

Al presidente de Esquerra, Oriol Junqueras, le va de maravilla tener una gran ascendencia en la política catalana pero no ser, en última instancia, responsable de nada, puesto que quien está en la Administración son los convergentes. “Oriol y la actual dirección se afianzan cada día más dentro de ERC. Además, en la cúpula de la organización, salvo algunas excepciones, todo son gente nueva que no tiene vicios políticos, ya que hace relativamente poco que tienen altas responsabilidades. Y desde la base del partido se aprueba la estrategia de apoyar al Gobierno de Convergència sin implicarse en la Administración. Quizá sea verdad que la responsabilidad es menor, pero también es verdad que los ciudadanos de la calle saben que es Esquerra quien da apoyo al Gobierno de CiU y le puede pedir explicaciones”, explican las fuentes consultadas.

Hay, sin embargo, un detalle crucial: “El votante republicano ya quería hace años un gobierno netamente nacionalista. Ahora lo tiene. Se lo hemos dado aún a riesgo de salir perjudicados porque estamos dando apoyo a una formación con un programa social y económico muy diferente del nuestro. Pero en estos momentos, la prioridad es el país y estamos dispuestos a sacrificar algunos puntos de nuestros programas en beneficio de Cataluña”.

Aún así, la intención de ERC, señala una fuente interna a este diario, es llegar “lo más enteros posible” a finales del año que viene. Para entonces, haya o no haya referéndum, Esquerra le ha dicho a Artur Mas que debería convocar “elecciones plebiscitarias” e ir a un proceso constituyente de Cataluña como Estado. A las elecciones plebiscitarias concurrirían, al menos estas dos formaciones, con sólo un objetivo en su programa electoral: proclamar la independencia de Cataluña.

Apoyados por el ‘sanedrín’

Éste es un calendario que incluso el Consejo Asesor para la Transición Nacional, que preside el jurista Carles Viver Pi-Sunyer, asume y abona. En su primer informe, entregado a Artur Mas el pasado jueves por la tarde, el sanedrín asesor apoya el pacto CiU-ERC. Y subraya en el texto que no se debe retardar la celebración de la consulta más allá de lo necesario para “dar cumplimiento a la regla general contenida en el acuerdo de los dos partidos mayoritarios del Parlamento de Cataluña de convocar la consulta antes de finales del año 2014, salvo la concurrencia de circunstancias excepcionales apreciada de común acuerdo [entre los dos partidos, tan y como reconoce el pacto escrito entre ambos]”.

Los ciudadanos de la calle saben que es Esquerra quien da apoyo al Gobierno de CiU y le puede pedir explicaciones

Los asesores de Mas proponen también que, en el caso de que gane el sí, se debería abrir un proceso negociador entre Cataluña y el Estado para consumar la secesión. En el caso de que gane el no, subraya, “no se puede interpretar como una opción a favor del mantenimiento del statu quo, aunque éste es el efecto inmediato que se produce y, naturalmente, tampoco se puede entender en el sentido de que quedan excluidas para el futuro modificaciones o reformas del modelo actual, que no puede quedar petrificado”. Y añade: “Incluso esta opción [se refiere al referéndum] rechazada no puede quedar proscrita a perpetuidad, sino excluida sólo durante un tiempo razonable”. Ese “tiempo razonable” podría ser de 15 años, como en el caso del Quebec.

Alertan también los sabios que “sería aconsejable que las fuerzas políticas partidarias de la independencia dispusiesen de propuestas alternativas para el caso que fracasase la propuesta principal sometida a consulta [es decir, por si gana el no], con el fin de evitar en la medida de lo posible el desconcierto que se podría producir después de la consulta con este resultado. Naturalmente, ello no implica tener que hacer públicas con antelación estas propuestas alternativas o la estrategia para la gestión de un eventual resultado adverso”.

Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) CiU Referéndum Oriol Junqueras Artur Mas
El redactor recomienda