LOS MUNICIPIOS ESPAÑOLES QUE MÁS GASTARON EN LIQUIDAR SU DEUDA

El Ayuntamiento de Madrid gastó más en pago de la deuda que en actuaciones sociales

Más de 300 euros por habitante. Esa es la proporción de deuda pública que los Ayuntamientos de Reus y Madrid han tenido que pagar en 2012.

Foto: El Ayuntamiento de Madrid gastó más en pago de la deuda que en actuaciones sociales
El Ayuntamiento de Madrid gastó más en pago de la deuda que en actuaciones sociales
Autor
Tags
    Tiempo de lectura6 min

    Más de 300 euros por habitante. Esa es la proporción de deuda pública que los Ayuntamientos de Reus y Madrid han tenido que pagar en 2012. Ambos Consistorios se encuentran en lo más alto de la tabla. Dividido entre los 107.000 ciudadanos de la localidad catalana, pagar la deuda municipal supuso un desembolso de 373 euros por cabeza en 2012. Por su parte, las más de 3 millones de personas que viven en Madrid tuvieron que hacer frente a 306 euros cada una, el triple de lo que se dedica a actuaciones de carácter social

    El dato tiene en cuenta los intereses de la deuda y su amortización (lo que efectivamente se pagó para liquidarla) que cada ayuntamiento se gastó a lo largo del pasado ejercicio. Bajo esta lupa, Telde, Valencia y la localidad madrileña de Alcorcón, que espera poder albergar el macrocomplejo de Eurovegas en 2014, completan el top del ranking (descargue aquí los datos). Como demuestra el análisis de los datos de Liquidación de Presupuesto de las entidades locales que El Confidencial ha llevado a cabo junto al proyecto "Transparencia de Cuentas públicas", Madrid, Reus y otras ocho ciudades de más de 100.000 habitantes superan con creces la media española entre localidades del mismo tamaño, situada en los 90 euros por ciudadano.


    Tres veces el gasto en protección social

    Para avanzar en la liquidación de su deuda con las entidades financieras, el Ayuntamiento de Madrid gastó, entre intereses y amortizaciones, 992 millones de euros, el 23% del gasto total del Consistorio. La cifra representa el triple de lo que se dedicó a "actuaciones de protección y promoción social". Con esta partida, detalla el Tribunal de Cuentas, se financian pensiones de funcionarios, atención a grupos con necesidades especiales y medidas de fomento del empleo. Para todo esto, el Ayuntamiento de Madrid gastó 386 millones de euros en 2012, casi una tercera parte del dinero destinado al pago de la deuda.

    Son las consecuencias de ser, en números absolutos, el Ayuntamiento más endeudado de España: la deuda que dejó Alberto Ruiz-Gallardón, en 2011, ascendía a más de 6.000 millones de euros. En 2012 aumentó un 17%, lo que obligó al Consistorio a dedicar cada vez más recursos a ella y a los intereses contraídos. Según el Ayuntamiento, la causa de esto residió además en la necesidad de asumir como propia la deuda de las empresas municipales y lo que se debía a proveedores. Los mecanismos de financiación que en 2009 puso en marcha el Gobierno de la nación, a los que Madrid se acogió, hicieron crecer los pagos de las deudas locales ese año: "Los cortos plazos de vencimiento previstos por el Gobierno central socialista [el de Zapatero, que gobernaba en 2009] han provocado una concentración de vencimientos en los años 2012 a 2015", ha explicado a El Confidencial un portavoz municipal.

    Más al pago de la deuda que a los servicios públicos

    La ciudad de Reus, por su parte, es nueva en este tipo de ranking. En 2011, al pago de la deuda y sus intereses se dedicaban 'sólo' 12 millones de euros. El año siguiente, sin embargo, esta cuantía ascendió a 40 millones, 373 por habitante. El aumento se debió, según fuentes del Consistorio, al crédito de 36,7 millones de euros que recibió del plan de pago a proveedores impulsado por el Gobierno central. "La deuda es el gran problema y el principal escollo que dificulta la gestión del Ayuntamiento", asegura un portavoz del Gobierno municipal, el que más dedicó, en relación con el número de sus habitantes, a pagar esta partida. Hasta el punto que, en el año 2012, Reus tuvo que dedicar más a amortizar su deuda que a los servicios públicos: 40 millones contra 35. Según explicó el alcalde, Carles Pellicier (CiU), en un discurso ante el pleno municipal, el crecimiento del endeudamiento a lo largo del 2011 se debió, en gran medida, a la participación en la Fira de Reus, la serie de ferias y convenciones más importante de la demarcación de Tarragona. No fue casualidad que, en octubre de 2012, Pellicier anunciara en Punt 6 Ràdio que estaría "encantado" de vender la feria. 

     

    El problema de la deuda afecta también a las Islas Canarias. En la localidad de Telde, la regidora actual (del Partido Popular) y el anterior (de Coalición Canaria) se echan recíprocamente la culpa por la "mala gestión" que convirtió la ciudad en la más endeudada de la isla, con 1,7 millones más que Las Palmas. Su deuda total, de 125,8 millones de euros en 2012, obligó la ciudad a aportar 101 euros por persona para empezar la liquidación.

    El Ayuntamiento de Valencia también se encuentra, desde 2009, entre los que más deben a las entidades financieras. Tanto que entre 2011 y 2012 el gasto dedicado a esta partida pasó de 87 a 134 millones de euros. Sólo al Estado, el Ayuntamiento adeudaba, en el junio pasado, 183 millones de euros. A través de tasas e impuestos, cada valenciano aporta así 168 euros al pago de la deuda, poco menos del doble de la media nacional entre los grandes municipios.

    En los Presupuestos de 2013, prevé pagar 41,4 millones de euros en concepto de intereses y 78,6 en amortización de capital. Un total de 120 millones de euros que suponen el 16% del presupuesto municipal.

    Deuda y macrocomplejos

    En el caso de Alcorcón, por otra parte, la deuda 'apareció' en las manos del actual alcalde, David Pérez. Tanto que en el Presupuesto de 2012 tuvo que dedicar 135 euros por ciudadano a entidades bancarias y proveedores. El regidor de la localidad madrileña aseguró, a comienzos de 2011, haberse encontrado con una deuda "heredada" del anterior Gobierno socialista de 612 millones de euros, frente a los 53 millones declarados por el mismo. La situación del Centro de Creación de las Artes (CREAA) contribuyó a convertir a los habitantes de Alcorcón en los quintos en cuanto a recursos destinados a cuadrar cuentas pendientes. El proyecto del Centro, de 66.000 metros cuadrados y con una inversión prevista de 130 millones de euros de los que se llevó 120, fue dado por muerto en mayo de 2012. El 60% de su deuda correspondió a la Empresa Municipal de Gestión Inmobiliaria (EMGIASA). 

    El precedente no parece a asustar a los dirigentes de Alcorcón. Aunque todavía quedan detalles por confirmar, el magnate norteamericano Sheldon Adelson parece decidido a construir su macrocomplejo del ocio, conocido como Eurovegas, en los terrenos de la localidad. La conexión entre el CREAA y la nueva joya de La Vegas Sands es directa: la alcaldía espera que la construcción de la ciudad-casino pueda "significar la atracción de grandes inversores que se puedan hacer cargo de la Empresa Municipal de Gestión Inmobiliaria", aseguró el primer edil. 

    España
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    7 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios