Alaya imputa a la exconsejera de Chaves, Magdalena Álvarez, por los ERE falsos
  1. España
LA MEDIDA TAMBIÉN AFECTA AL EXINTERVENTOr MANUEL GÓMEZ Y AL VICECONSEJERO ANTONIO LOZANO

Alaya imputa a la exconsejera de Chaves, Magdalena Álvarez, por los ERE falsos

Tocados. Una veintena de altos cargos de los Gobiernos de Manuel Chaves y José Antonio Griñán están ya implicados en el escándalo de los EREs falsos

placeholder Foto: Alaya imputa a la exconsejera de Chaves, Magdalena Álvarez, por los ERE falsos
Alaya imputa a la exconsejera de Chaves, Magdalena Álvarez, por los ERE falsos

Tocados. Una veintena de altos cargos de los Gobiernos de Manuel Chaves y José Antonio Griñán están ya implicados en el escándalo de los EREs falsos por haber usado las transferencias de financiación para el pago de las ayudas sociolaborales “al margen de la normativa reguladora”, según el auto de la juez Mercedes Alaya al que ha tenido acceso El Confidencial.

La ex ministra de Fomento Magdalena Álvarez, consejera de Economía y Hacienda de la Junta entre 1994 y 2004 y actual vicepresidenta del Banco Europeo de Inversiones, Manuel Gómez, exinterventor general de la Junta, y Antonio Lozano, actual viceconsejero de Presidencia y mano derecha de Griñán y la candidata Susana Díaz y ex director general de Presupuestos de la Junta, son los principales imputados por el escrito judicial de Alaya, que coincide con la celebración esta tarde del Comité Director de los socialistas andaluces. Además de todos los secretarios generales técnicos de Hacienda de la última década.

La imputación de Lozano supone un duro varapalo al Ejecutivo andaluz. El viceconsejero es el principal fontanero del Palacio de San Telmo, un alto cargo transversal que cuenta con la máxima confianza del presidente y de la consejera de Presidencia e Igualdad, que se presentará a las primarias del PSOE-A. El portavoz del Gobierno andaluz, Miguel Ángel Vázquez, ha decidido defender a los imputados: “Son servidores públicos y han hecho una buena gestión del dinero público”.

Álvarez declaró el 25 de septiembre de 2012 en la comisión investigación parlamentaria de los ERE falsos que como consejera en ningún caso era consciente del contenido íntegro de los Presupuestos de la Junta de Andalucía (elaboró 11) y que jamás supo de ninguna irregularidad ni conocía los convenios de la Consejería de Empleo, aunque Hacienda llegó a autorizar modificaciones presupuestarias de hasta 14.000 millones de pesetas, como le recordó Teresa Ruiz Sillero, parlamentaria del PP.

Un dato: la liquidación del año 2002 se saldó con 31 millones de euros de modificación presupuestaria. La exministra veía muy normal esas modificaciones en el Presupuesto. “Ha pasado y pasa en todas las comunidades autónomas, también en las del PP”, proclamó. “Yo no creé nada que no permite la normativa vigente: hay mucha gente dispuesta a saltarse la norma, mucho más de lo que usted se cree: como inspectora de Hacienda siempre me pongo en lo peor”, destacó Álvarez.

‘Vis a vis’ con Viera

Como ya publicó El Confidencial el pasado 25 de agosto, el exconsejero de Empleo José Antonio Viera confirmó en la comisión de los ERE que él negociaba 'vis a vis' con la Consejería de Hacienda de la Junta de Andalucía las ayudas a las empresas en crisis, según confirmó en su declaración en la comisión de investigación de los EREs falsos que tiene lugar en el Parlamento de Andalucía.

Durante el mandato de Viera como consejero de Empleo (2000-2004), la titular de Hacienda fue Magdalena Álvarez, nombrada en abril de 2004 ministra de Fomento. En ese mismo año Viera dimitió como consejero de Empleo de la Junta. Viera no precisó si los 'vis a vis' continuaron en la etapa de Griñán como consejero de Economía (2004-2009). Álvarez negó en declaraciones a este diario que se hubiera producido este tipo de encuentros.

El exinterventor Manuel Gómez, otro de los imputados, fue quien avisó a la Junta de Andalucía en 15 ocasiones sobre la falta de procedimiento en las ayudas sociolaborales. Gómez indicó que era el mayor escándalo de corrupción en la historia de España. También llegó a reconocer que la Junta de Andalucía podría “haber terminado con el nido de corrupción de los ERE en 24 horas si hubiera tenido voluntad de hacerlo”. El PSOE le acusó de no haber avisado del incendio (“La culpa es del apuntador”, como escribió Javier Caraballo).