Es noticia
Menú
La vida que le espera a Bárcenas en Soto
  1. España
MÁS DE 12 HORAS EN LA CELDA, HABITÁCULO COMPARTIDO, SIN MÓVIL

La vida que le espera a Bárcenas en Soto

Luis Bárcenas va a tener que acostumbrarse a una vida muy distinta a la que llevaba hasta ahora. Al menos durante unas semanas, el extesorero del Partido

Foto: La vida que le espera a Bárcenas en Soto del Real
La vida que le espera a Bárcenas en Soto del Real

Luis Bárcenas va a tener que acostumbrarse a una vida muy distinta ala que llevaba hasta ahora. Al menos durante unas semanas, el extesorero del Partido Popular no podrá beber champán de lujo, no disfrutará de más restaurantes exclusivos en los Pirineos y no hará viajes en helicóptero a las montañas armenias. Su nuevo hogar serán los cuatro muros de hormigón de la cárcel de Soto del Real, y allí le espera agua embotellada, una celda compartida y un patio con un pedazo de cielo.

Puede que esa sea su residencia durante un largo periodo de tiempo, porque el proceso judicial aún está dando los primeros pasos –todavía se encuentra en fase de instrucción- y el horizonte inmediato no esconde ningún giro que pueda rebajar su acusación. En realidad, lo extraño a estas alturas era que Bárcenas siguiera aún en la calle, teniendo en cuenta la ingente cantidad de dinero hallada por la UDEF en el extranjero y los numerosos indicios periciales que le han ido vinculando con un blanqueo masivo de capitales. Es difícil que un imputado presente más riesgo de fuga que el que acompañaba a Bárcenas. Sin embargo, la Fiscalía Anticorrupción ha necesitado más de cuatro años para solicitar su ingreso en la cárcel. Y ha dudado hasta el último momento.

Filtro en el módulo de ingresos

Las primeras horas de Bárcenas en prisión (entre 24 y 48) transcurrirán en el módulo de ingresos del centro penitenciario Madrid V-Soto del Real, la sección en las que se clasifica a los nuevos reclusos, señalan las fuentes consultadas por El Confidencial. Allí dispondrá de una celda provisional. El encargado de decidir su destino definitivo dentro de la cárcel será un educador social. Tras una entrevista, el funcionario decidirá la ubicación de Bárcenas en el centro penitenciario.

Su destino será la sección de preventivos y primarios, la zona de Soto del Real en la que cumplen condena reclusos sin sentencia firme y también aquellos que no han pasado nunca antes por la cárcel y no están relacionados con delitos violentos. Ese es el caso Bárcenas. El centro penitenciario cuenta con dos módulos de estas características, el I y el IV. En el I está encerrado el expresidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán desde el pasado mes de diciembre. Y en el IV pasó dos semanas el expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa. Lo abandonó el 20 de junio.

Uno de los módulos más tranquilos de España

No todos los nuevos compañeros de Bárcenas serán tan ilustres, pero el módulo carcelario en el que se alojará durante una temporada es probablemente uno de los más tranquilos de España. Además, tiene una capacidad muy limitada. El módulo IV, por ejemplo, sólo dispone de 144 plazas y apenas están ocupadas en estos momentos unas 120, según las fuentes consultadas por este diario.

Otra cosa es que logre adaptarse. En principio, una vez esté clasificado, el extesorero del PP será enviado a una celda doble que compartirá con otro recluso. El habitáculo cuenta con una superficie de unos 10 metros cuadrados y dispone de un mueble de obra, ducha y váter propios, una litera con dos camas, una pequeña mesa de estudio y una silla. La dirección del centro permite tener televisión dentro de la celda, pero los reclusos deben comprarla. No parece que eso vaya a ser un problema para Bárcenas.

Un horario rígido pero con facilidades

El horario es estricto. Las celdas se abren a las 8.30 horas de la mañana y comienza a servirse el desayuno en los comedores. Después, los presos pueden pasar a las zonas comunes o salir al patio independiente del módulo. Los que tengan actividades, como yoga, gimnasia o clases de idiomas -deben ser autorizadas previamente por la dirección del centro-, pueden utilizar ese momento para asistir a ellas. Hasta las 13.30 horas que comienza a servirse la comida. Tras ella, los reclusos deben regresar a las celdas para pasar la siesta. A las 16.30 se abren de nuevo los barrotes y comienza el tiempo libre de la tarde. A las 19:30 horas empieza a servirse la cena y, finalmente, a las 20 horas se cierran definitivamente las celdas. Así hasta el día siguiente, una jornada tras otra.

Pese a la dureza del régimen carcelario, Bárcenas podrá seguir comunicándose con el exterior con cierta facilidad. Podrá recibir a familiares y llamar por teléfono de forma casi ilimitada. Los móviles están prohibidos dentro de la cárcel, pero los módulos preventivos disponen de cabinas telefónicas situadas en las zonas comunes que pueden utilizarse con tarjetas de prepago, a la venta en el economato del centro. Además, por su condición de preventivo tendrá facilidades para reunirse con su abogado. Si Bárcenas quiere mandar algún mensaje desde su retiro forzoso en la cárcel, no tendrá dificultades para hacerlo.

Luis Bárcenas va a tener que acostumbrarse a una vida muy distinta ala que llevaba hasta ahora. Al menos durante unas semanas, el extesorero del Partido Popular no podrá beber champán de lujo, no disfrutará de más restaurantes exclusivos en los Pirineos y no hará viajes en helicóptero a las montañas armenias. Su nuevo hogar serán los cuatro muros de hormigón de la cárcel de Soto del Real, y allí le espera agua embotellada, una celda compartida y un patio con un pedazo de cielo.