Es noticia
Menú
El mapa del IRPF: en qué comunidad autónoma vivir para pagar menos impuestos
  1. España
EN EXTREMADURA BAJAN, MIENTRAS CATALUÑA TIENE LOS TIPOS MÁS ALTOS

El mapa del IRPF: en qué comunidad autónoma vivir para pagar menos impuestos

El golpe de efecto que consiguió José Antonio Monago el martes, cuando anunció una disminución del IRPF en Extremadura a las rentas más bajas, ha caído

El golpe de efecto que consiguió José Antonio Monago el martes, cuando anunció a las rentas más bajas, ha caído como un jarro de agua fría entre propios y extraños. Mientras los presidentes regionales del PP evitan la confrontación con su compañero extremeño, sólo el Ejecutivo de Cantabria ha anunciado que estudia alguna forma de rebaja fiscal, bien a través de impuestos y tasas, bien con ayudas, que incluirá en los presupuestos de la comunidad de 2014.

El Confidencial responde a las preguntas que, inevitablemente, han surgido a raíz del anuncio de Monago: en qué autonomías se ha aplicado ya una reducción similar, dónde se pagan los mayores impuestos y quién paga más.Porque la factura del déficit público no cuesta a todos los contribuyentes por igual. De hecho, los ciudadanos afincados en las comunidades autónomas con un agujero presupuestario mayor serán, salvo excepciones, los que pagarán más IRPF.

El presidente del Consejo General de Colegios de Economistas, Valentín Pich, reconoce a este diario que las autonomías tienen potestad para subir o bajar los impuestos desde que el actual sistema de financiación cedió el 50% del mismo a las regiones. Por lo tanto, las comunidades autónomas sólo tienen poderes para subir o bajar la mitad del IRPF. Para el analista, el anuncio de Monago tiene mucho de “populismo”, y no cree que sea el momento idóneo para “vender” una medida como ésta “cuando Europa está pidiendo a Mariano Rajoy que suba el IVA”. De hecho, la Comunidad de Madrid fue la primera región en rebajar un punto el tramo autonómico del IRPF en 2006.La decisión consiguió que los contribuyentes madrileños, según los cálculos del Ejecutivo de Ignacio González, se hayan ahorrado 360 millones de euros en su declaración de este año gracias al conjunto de deducciones aplicadas.

La pregunta del millón hoy es en qué autonomía se paga más. Cataluña es, junto con Asturias y Andalucía, la comunidad donde se pagan tipos más altos: un 56%. Lessiguen muy de cerca Extremadura y Cantabria, donde las rentas más altas llegan a pagar hasta el 55% de sus ingresos.

En el extremo opuesto están Madrid y La Rioja, donde el marginal máximo se queda en el 51,9%. En cuanto al resto de las regiones, en Valencia y Murcia se paga el 54% y en Canarias, el 53,08%, mientras que Galicia, Castilla-La Mancha, Castilla León, Baleares y Aragón comparten el 52%. Los casos de País Vasco y Navarra son especiales, ya que tienen transferidas todas las competencias del IRPF y el impuesto, mucho más bajo que en el resto de España (un 45% para Álava y Vizcaya, y un 49% para Guipúzcoa y Navarra), se cobra íntegramente allí. Luego, cada comunidad aplica sus propias deducciones dependiendo de sus propios criterios.

En el informe Panorama de la fiscalidad Autonómica y Foral que el Consejo General de economistas ha realizado para 2013, reconoce que el IRPF se paga donde se tenga la residencia fiscal. Las diferencias fiscales han provocado cambios de residencia entre altos directivos de multinacionales que, al trabajar en varias ciudades, han optado por fijarla en comunidades donde pagan menos impuestos, como Madrid.

El caso del español soltero y sin hijos

Para realizar una sencilla comparativa de la retribución en IRPF por comunidades, partimos de un contribuyente soltero y sin hijos con menos de 65 años y sin discapacidad ni ninguna otra circunstancia personal que pudiera darle derecho a deducción estatal o autonómica. O, lo que es lo mismo: el contribuyente es aquella persona que obtiene la renta única y exclusivamente del trabajo personal, y cuyo único gasto es el de la Seguridad Social.

Para una persona con una renta de 300.000 euros, el tipo medio en Madrid y en La Rioja se sitúa en el 45%, mientras que en Cataluña, Cantabria y Extremadura llegaría prácticamente al 47%, y sería un punto más alto en Asturias y Andalucía

El contribuyente con una renta inferior a 45.000 euros, si reside en Madrid o en La Rioja, paga ligeramente menos por IRPF que aquellos empleados que, con un sueldo similar, vivan en cualquier otra comunidad. Por ejemplo, para una renta bruta de 45.000 euros, un contribuyente en Madrid o La Rioja pagaría un tipo medio del 22,8%, frente al 23% que se pagaría en el resto de regiones. Las diferencias aquí no son muy notables.

Si el contribuyente tiene un ingreso bruto de 70.000 euros, paga un poco menos en Madrid y La Rioja y un poco más en Canarias (el tipo es más elevado a partir de 53.000 euros) y en Extremadura (a partir de 60.000). Las diferencias se empiezan a apreciar en nóminas que superan los 53.400 euros. Si, por ejemplo, tomamos una renta de 11.000 euros en Madrid y La Rioja, el tipo medio se situaría en torno al 36%, mientras que en Asturias o Andalucía llegaría hasta el 37%. La diferencia, en términos absolutos, superaría los 1.000 euros.

Los más castigados son aquellos que superan los 120.000 euros anuales, para quienes Cataluña y Valencia imponen los tipos más altos. Por citar un ejemplo, para una persona con una renta de 300.000 euros, el tipo medio en Madrid y en La Rioja se sitúa en el 45%, mientras que en Cataluña, Cantabria y Extremadura llegaría prácticamente a ser del 47%, y sería un punto más alto en Asturias y Andalucía. La subida de tipos se ceba en las rentas más elevadas. Para una renta media de 600.000 euros, en Madrid y La Rioja el tipo medio se sitúa en el 48,5%. Para estas rentas, los tipos más altos están en Cataluña (51,5%) y en Andalucía y Asturias, donde llega prácticamente al 52%.