Es noticia
Menú
La Mesa del Congreso rectifica y acaba con la subvención del alcohol en sus cafeterías
  1. España
HABÍA EXIGIDO QUE EL GIN-TONIC COSTARA 3,45 EUROS HASTA 2015

La Mesa del Congreso rectifica y acaba con la subvención del alcohol en sus cafeterías

La Mesa del Congreso ha decidido eliminar la subvención de las bebidas alcohólicas en las cafeterías de la Cámara Baja, después de la información publicada por

Foto: La Mesa del Congreso rectifica y acaba con la subvención del alcohol en sus cafeterías
La Mesa del Congreso rectifica y acaba con la subvención del alcohol en sus cafeterías

La Mesa del Congreso ha decidido eliminar la subvención de las bebidas alcohólicas en las cafeterías de la Cámara Baja, después de la información publicada por El Confidencial el pasado martes en la que se denunciaba que el pliego de condiciones para la concesión del servicio de restaurante del Hemiciclo durante los próximos cuatro años fijaba precios máximos para los destilados muy inferiores a los de la calle, a cambio de una subvención pública de 4.287.500 euros más IVA.

Finalmente, tras el revuelo generado por la información, la Mesa ha rectificado su decisión inicial y eliminará los precios tasados para las bebidas espirituosas del concurso para la concesión del servicio de cafetería. Según el pliego de condiciones de esta licitación aprobado el pasado 14 de mayo por los nueve miembros de la Mesa, al menos hasta 2015 un gin-tonic podía costar como máximo en los establecimientos del Congreso sólo 3,45 euros y, un cubalibre, apenas 3,40 euros. 

La lista de precios del concurso obligaba también a ofrecer tarifas low-cost para los Bloody Mary (3,45 euros), Dry Martini Importación (3,10 euros), whisky DYC Reserva 8 años (4,20 euros) o escocés reserva (9,90 euros), el exclusivo licor Drambuie (6,20 euros), una copa de cava brut (1,70 euros), Ron Habana Club 7 años (5,65 euros) y un whisky con refresco (5,35 euros), entre otras bebidas espirituosas. La diferencia con su precio real debía cubrirse con fondos públicos, tal y como ocurre en la actualidad. 

Sin embargo, con el cambio de criterio, a partir del próximo año será la empresa que logre la adjudicación del servicio de cafetería la encargada de fijar libremente las tarifas para todos los destilados y combinados que se sirvan en la Cámara Baja. 


El subsidio de las cafeterías del Hemiciclo con dinero de la partida que los Presupuestos Generales del Estado asignan al Congreso se mantendrá, pero sólo será de aplicación a los menús (9 euros), el café (0,85 euros), desayunos (1,05 euros) y otros productos de primera necesidad. La cerveza y el vino también se beneficiarán del subsidio, pero se quedarán fuera todas las bebidas de alta graduación alcohólica.

Según las fuentes consultadas, la decisión ha sido tomada esta misma mañana por unanimidad por todos los miembros de la Mesa del Congreso a propuesta del presidente de la Cámara, Jesús Posada. La Junta de Portavoces también ha sido informada de esta medida. 

La decisión sorprende porque las tres formaciones representadas en la Mesa, PP, PSOE y CiU, se pronunciaron en contra de cualquier modificación cuando se conoció la noticia. El propio presidente de la Cámara Baja defendió que la subvención era normal y que no había "que sacar las cosas de quicio". El fin de semana les ha hecho ver las cosas de otra forma.

La Mesa del Congreso ha decidido eliminar la subvención de las bebidas alcohólicas en las cafeterías de la Cámara Baja, después de la información publicada por El Confidencial el pasado martes en la que se denunciaba que el pliego de condiciones para la concesión del servicio de restaurante del Hemiciclo durante los próximos cuatro años fijaba precios máximos para los destilados muy inferiores a los de la calle, a cambio de una subvención pública de 4.287.500 euros más IVA.