15 detenidos y 13 policías heridos en la protesta 'Asedia el Congreso'
  1. España
UN PEQUEÑO GRUPO DE MANIFESTANTES ARROJÓ OBJETOS Y TRATÓ DE DESMONTAR LAS VALLAS

15 detenidos y 13 policías heridos en la protesta 'Asedia el Congreso'

La Policía Nacional ha detenido a quince personas que participaban en la protesta 'Asedia el Congreso' que se ha desarrollado en las inmediaciones de la Cámara

Foto: 15 detenidos y 13 policías heridos en la protesta 'Asedia el Congreso'
15 detenidos y 13 policías heridos en la protesta 'Asedia el Congreso'

La Policía Nacional ha detenido a quince personas que participaban en la protesta 'Asedia el Congreso' que se ha desarrollado en las inmediaciones de la Cámara baja, en la que han resultado heridos trece agentes. Los agentes de la Unidad de Intervención Policial han sufrido golpes y contusiones, y cinco de ellos han sido trasladados al hospital aunque su estado no reviste gravedad. Las primeras cinco personas detenidas, una de ellas menor de edad, fueron arrestadas mientras se realizaban controles y cacheos en las inmediaciones de la Cámara Baja. Según indican fuentes policiales a El Confidencial, uno de los detenidos portaba un cuchillo, otro rodamientos y un tercero, piedras y petardos.

Un pequeño grupo de manifestantes violentos ha provocado las primeras cargas policiales en la protesta que ha tenido lugar en la madrileña plaza de Neptuno. Los agentes de las Unidades de Intervención Policial han cargado para dispersar a los radicales después de que estos intentaran desmontar las vallas que protegen la Cámara Baja y arrojasen piedras, adoquines, petardos y botellas.

Si una hora después de que se iniciase la protesta tan sólo unas decenas de personas se reunían ante un Congreso de los Diputados blindado por la Policía, finalmente han sido cerca de dos millares. Algunos jóvenes encapuchados han quemado contenedores en las confluencias de la calle Alcalá y Gran Vía. 


Una columna de manifestantes procedentes de la Puerta del Sol, formada por varios centenares de personas, se ha unido a la protesta. Tras una pancarta principal con el lema 'Coordinadora 25-S. Proceso constituyente', los participantes han abandonado Sol poco después de las seis de la tarde, cortando el tráfico por la calle Alcalá en dirección a la zona de Neptuno, donde se han sumado al grueso de la protesta.

La Policía Nacional ha desplegado un fuerte dispositivo para proteger la Cámara Baja ante una convocatoria no comunicada; unos 1.400 agentes antidisturbios han blindado los alrededores del Congreso, estableciendo un perímetro de seguridad que en algunos casos llegaba hasta los 300 metros, con todas las calles aledañas cortadas.   

Entretanto, en el interior del Congreso la calma ha sido absoluta, ya que esta tarde no ha habido ningún tipo actividad parlamentaria oficial. El presidente de la cámara baja, Jesús Posada, ha confiado en el desarrollo pacífico de la manifestación porque lo contrario supondría "un atentado a la democracia" y ha considerado que la afluencia no ha sido un fracaso pese a ser inferior a protestas anteriores.

La protesta, que como es costumbre no ha sido comunicada a la Delegación de Gobierno de la comunidad de Madrid, se había convocado con la pretensión de no mantenerla hasta que "caiga el régimen". Ya sea por no compartir "las formas" o por no estar "interesados en participar", colectivos como Democracia Real Ya, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) o la Comisión de Legal de Acampada Sol, que han estado presente en las protestas de los últimos meses, han querido desligarse de la convocatoria.

Además, dieciocho personas en total han sido detenidas desde la pasada madrugada. Este mediodía la Policía Nacional ha arrestado a once jóvenes encerrados en la facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Complutense de Madrid, ubicada en el campus de Somosaguas, en Pozuelo de Alarcón.  Algunos de ellos portaban palos y cadenas. Cuando los agentes han llegado, algunos jóvenes han comenzado a correr y otros se han negado a abandonar el edificio y a identificarse, lo que ha motivado una situación muy tensa entre los agentes y algunos congregados, según testigos presentes.

En otra entrevista también esta mañana en Onda Cero, la delegada del Gobierno en Madrid ha afirmado que los promotores del 'Asedia el Congreso' tienen "un perfil activista tan radical que ha hecho que el 15M se desmarcara de esta iniciativa".  De hecho, ha apuntado que ayer la Policía detuvo a tres personas en la Complutense que preparaban cócteles molotov para usarlos en la concentración frente al Congreso y esta madrugada a otras cuatro anarquistas que intentaban prender fuego a una sucursal bancaria "con el kit del terrorista urbano y de 'kale borroka'" también relacionados con el 'Asedia el Congreso'.

Por ello, Cifuentes considera que este convocatoria es diferente a los otras realizadas por el movimiento 25-S entorno a las Cortes y supone "un salto hacia adelante" protagonizado por los elementos más radicales de extrema izquierda "con la intención de provocar hechos violentos, como ellos están diciendo en las redes sociales".

Además, la representante del Gobierno central en Madrid cree que además de ser ilegal la concentración, ya que no ha sido comunicada a la Delegación, puede ser delictiva, algo que "tendrá que apreciar la Audiencia Nacional. "Éstos buscan el enfrentamiento directo con la Policía y a practicar guerrilla urbana", ha añadido.