La Fundación Ideas baraja cambiar de nombre para huir del escándalo 'Amy Martin'
  1. España
LA CRISIS PUEDE HACERLA DESAPARECER

La Fundación Ideas baraja cambiar de nombre para huir del escándalo 'Amy Martin'

La reestructuración de la Fundación Ideas que anunció Alfredo Pérez Rubalcaba el pasado 28 de enero tras la tormenta del escándalo ‘Amy Martin’ se ha quedado,

Foto: La Fundación Ideas baraja cambiar de nombre para huir del escándalo 'Amy Martin'
La Fundación Ideas baraja cambiar de nombre para huir del escándalo 'Amy Martin'

La reestructuración de la Fundación Ideas que anunció Alfredo Pérez Rubalcaba el pasado 28 de enero tras la tormenta del escándalo ‘Amy Martin’ se ha quedado, de momento, 'aparcada' en un segundo plano tras un mes un mes de constantes sobresaltos en la sede de Ferraz a cuenta del caso Ponferrada, las primarias del socialismo gallego o las tensiones con el PSC.

Los cambios en el laboratorio de ideas del PSOE no son prioritarios en la agenda de Ferraz, pero los problemas económicos por los que atraviesa el partido harán inevitable que, en los próximos meses, el tanque de ideas vinculado al PSOE sufra un importante recorte y hasta pueda desaparecer en cuanto a su marca, según confirman a este diario fuentes de la Ejecutiva del PSOE. Todo en medio de rumores sobre otro posible ERE en la casa de Pablo Iglesias, obligado por el recorte adicional de un 20% en la financiación a los partidos anunciado por Mariano Rajoy como uno de sus primeros gestos de austeridad.

“Con los rumores del ERE y los problemas económicos que tenemos ahora mismo, a nadie le va a dar mucha pena empezar a recortar por Ideas”, explican desde la Ejecutiva, si bien la Fundación cuenta con una plantilla muy reducida y está en completa simbiosis con la propia de Ferraz. “Posiblemente, en un año optemos por cambiarle hasta el nombre porque a nadie se le oculta que la marca ha salido muy tocada con el caso Amy Martin. Lo más normal sería que en el futuro empecemos a utilizar el nombre del Instituto Jaime Vera o de la Fundación Pablo Iglesias, que están teniendo ahora mismo más protagonismo que el de Ideas”.

La Fundación Ideas fue constituida en el 37 Congreso Federal del PSOE, en el verano de 2008, aunque comenzó realmente su andadura en la primavera de 2009. En cuatro años se había situado, según un informe de la Universidad de Pensilvania, en el  décimo puesto en el ranking de instituciones vinculadas a partidos políticos. El PSOE admite que ese modelo de think tank, con la plantilla y el presupuesto que llegó a tener durante los años de gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, no es sostenible ni recuperable con los viajes y los invitados que, durante esos años, se manejaban. 

El proceso de reconversión se irá desarrollando de manera natural, pues la propia fundación ya ha dejado de ser, en buena medida, el sustento ideológico del partido. La labor intelectual se ha encauzado ya, a lo largo de este 2013, en seis conferencias previas a la Conferencia Política de octubre, en cuyos contenidos se han volcado todos los recursos humanos y materiales de la fundación y del partido. “La fundación ya no pilota este proceso de generación de ideas, aunque sus recursos sí que están trabajando sincronizadamente con el partido”. Al frente de todo ello está Ramón Jáuregui y no Jesús Caldera, responsable de Ideas.

El Gobierno no ve motivos para expedientar a Ideas

El Gobierno no ha encontrado motivos hasta el momento para abrir ningún expediente sancionador a la Fundación Ideas por la gestión de las ayudas públicas concedidas hasta el año 2010, aunque tiene pendientes de revisar las correspondientes a 2011. 

Precisamente, entre 2010 y 2011 es cuando la inexistente articulista Amy Martin cobró más de 50.000 euros de esta fundación vinculada al PSOE, que estaba dirigida por Carlos Mulas, esposo de la cineasta Irene Zoe Alameda, auténtica identidad de la falsa columnista.

A preguntas de la portavoz de UPyD en el Congreso, Rosa Díez, el Gobierno ha explicado que la concesión de ayudas a la Fundación Ideas “se ha realizado siempre” conforme a lo dispuesto en la Ley General de Subvenciones y en su reglamento. La de 2011 ha sido justificada, aunque la documentación está pendiente de revisión, según la respuesta del Ejecutivo, que indica que en este procedimiento “no ha habido hasta el momento ocasión de apertura de ningún procedimiento sancionador”.