Es noticia
Menú
Corinna se movía a sus anchas en España, según el jefe del CNI
  1. España
EL GENERAL SANZ NO DESPEJA EN EL CONGRESO LAS DUDAS SOBRE LA AMIGA DEL REY

Corinna se movía a sus anchas en España, según el jefe del CNI

Corinna zu Sayn-Wittgenstein se movió a sus anchas durante las largas temporadas que pasó en España en compañía del Rey. Ni el Centro Nacional de Inteligencia (CNI), ni

Foto: Corinna se movía a sus anchas en España, según el jefe del CNI
Corinna se movía a sus anchas en España, según el jefe del CNI

Corinna zu Sayn-Wittgenstein se movió a sus anchas durante las largas temporadas que pasó en España en compañía del Rey. Ni el Centro Nacional de Inteligencia (CNI), ni la Guardia Civil ni la policía controlaron los movimientos de la princesa alemana, que, tal y como reveló El Confidencial, se alojó en una residencia de El Pardo propiedad de Patrimonio Nacional que fue restaurada para tal fin con fondos públicos.

Esa es, al menos, la versión que el general Félix Sanz Roldán, máximo responsable del CNI, ofreció ayer en el Congreso a los portavoces de los principales grupos parlamentarios, con los que se reunió durante más de dos horas a puerta cerrada en la Comisión de Gastos Reservados, antiguamente conocida como de Secretos Oficiales.

El director de los servicios secretos del Estado, según las fuentes consultadas por este diario, apenas despejó alguna de las muchas incógnitas sobre el papel desempeñado por la íntima amiga de don Juan Carlos como supuesta consejera del Gobierno español y representante del monarca. Lo único que Sanz Roldán aclaró es que Sayn-Wittgenstein nunca ha tenido relación con el CNI ni ha colaborado con el servicio de espionaje.

Pese a que la aristócrata alemana de origen danés llegó a viajar con el Rey, varios ministros y una delegación empresarial española a Arabia Saudí en visita oficial, y a que hay pruebas de que ha actuado en varias ocasiones como representante del monarca ante gobiernos y empresarios extranjeros, Sanz Roldán aseguró ayer que el CNI jamás ha investigado a Corinna. Es más: dio su palabra de que el Gobierno nunca le ha encargado que la vigile o siga sus pasos.

Trabajos "delicados"

La versión del director del CNI resulta tanto más inverosímil cuanto que la propia Corinna ha asegurado, en sendas entrevistas concedidas a El Mundo y¡Hola!, que realizó trabajos "delicados" y "confidenciales" por encargo del Gobierno. Por si ello no fuera motivo suficiente para captar la atención del servicio secreto, la princesa alemana ha acompañado al jefe del Estado en numerosos viajes de carácter privado, que podrían haber comprometido la seguridad del monarca.

Sanz Roldán, sin embargo, se limitó a echar balones fuera y no ofreció a los portavoces parlamentarios prácticamente ninguna información sensible o relevante. Ni siquiera confirmó o desmintió si Corinna vivió en la finca La Angorrilla, situada en una zona de acceso restringido en la localidad madrileña de El Pardo y muy cercana al palacio de La Zarzuela. Tan sólo señaló que la princesa alemana nunca ha residido de forma permanente en España.

Según las fuentes consultadas, la portavoz socialista, Soraya Rodríguez, llegó a afear al director del CNI la escasa relevancia de la información proporcionada ayer por éste, y dijo que lo revelado ante la Comisión de Secretos Oficiales bien podría haberlo expresado en una comparecencia pública. Rodríguez llegó a decir, según esas fuentes, que, si es cierto que Corinna jamás ha actuado por encargo del Gobierno, como ha asegurado la propia vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, el Ejecutivo debería "actuar judicialmente" contra ella por arrogarse ese papel de asesora.   

Corinna zu Sayn-Wittgenstein se movió a sus anchas durante las largas temporadas que pasó en España en compañía del Rey. Ni el Centro Nacional de Inteligencia (CNI), ni la Guardia Civil ni la policía controlaron los movimientos de la princesa alemana, que, tal y como reveló El Confidencial, se alojó en una residencia de El Pardo propiedad de Patrimonio Nacional que fue restaurada para tal fin con fondos públicos.