EL EXMINISTRO DE UCD DUDA POR SU PASADO COMO MINISTRO DE ARIAS NAVARRO

Bono renuncia a presidir su Fundación Constitucional y propone a Martín Villa

El expresidente del Congreso de los Diputados, José Bono, ha decido dar un paso atrás y no optar a la presidencia de la fundación que él

Foto: Bono renuncia a presidir su Fundación Constitucional y propone a Martín Villa
Bono renuncia a presidir su Fundación Constitucional y propone a Martín Villa

El expresidente del Congreso de los Diputados, José Bono, ha decido dar un paso atrás y no optar a la presidencia de la fundación que él mismo está promoviendo junto al exministro del PP Eduardo Zaplana en defensa de la Constitución de 1978. Bono, que acaba de incorporarse al Consejo Asesor del despacho de abogados Cremades & Calvo Sotelo, comunicó el pasado 4 de febrero a sus compañeros de patronato que prefiere mantenerse de momento en un segundo plano y ceder el cargo a un antiguo político de la UCD que esté alejado de las siglas PP-PSOE. Entre los nombres que se barajan con más posibilidades figura el de exvicepresidente Rodolfo Martín Villa.

La renuncia del político socialista, principal abanderado de la iniciativa, se produjo en la reunión que mantuvieron los primeros patronos de la Fundación España Constitucional el pasado 4 de febrero en el hotel Wellington de Madrid. Aquella cita, que debía haber sido el acto de constitución, se aplazó formalmente un mes para no soliviantar a PP y PSOE en plena crisis de los sobresueldos de Bárcenas y de la Fundación Ideas a raíz del caso Amy Martin. Bono decidió dar así más tiempo para agregar a más exministros al patronato y conseguir también más patrocinios en forma de mecenazgo de parte de las grandes empresas y bancos como el Santander de Emilio Botín.

La primera de las opciones barajadas por Bono para presidir la fundación fue la del exministro de Exteriores y excomisario europeo Marcelino Oreja, quien declinó la oferta al ser en la actualidad presidente de la Real Academia de Ciencias Morales y de la Historia. Descartado su nombre, Bono propuso a Rodolfo Martín Villa, quien, por su parte, se mostró dispuesto a aceptar el cargo, aunque cuestionó que fuera la persona más adecuada por sus vínculos políticos con Arias Navarro, el último presidente del Gobierno nombrado por Francisco Franco.

De ser elegido presidente la semana que viene, en la reunión convocada para el 4 de marzo, se daría la paradoja de que una fundación en defensa de la Constitución estuviese encabezada por un político ligado al régimen preconstitucional. Martín Villa, que recientemente ha sido recuperado por Luis de Guindos como consejero independiente en el banco malo, fue ministro de la Gobernación entre 1976 y 1979 y ministro de Relaciones Sindicales entre 1975 y 1976. Asimismo, de 1962 a 1964 fue jefe nacional del Sindicato Español Universitario (SEU), una organización sindical creada por la Falange. Ya en democracia y en los Gobiernos de Adolfo Suárez ocupó la cartera de Administración Territorial (1980-1981) y después la vicepresidencia primera del Ejecutivo.

Reforzar la cohesión de los ciudadanos

La fundación nace, según sus estatutos, para “reforzar la cohesión de los ciudadanos españoles a través de la defensa de la Constitución y de las instituciones que la misma establece”. También como “un punto de encuentro para quienes, desde el diálogo, pero con firmeza en sus convicciones, se refieren a España sin complejos, como una imagen de marca superior a la de cualquiera de sus partes de forma individual”.

La idea de la fundación es un viejo proyecto del expresidente de Castilla-La Mancha que se remonta a 1995 y que, finalmente, ya retirado de la primera línea, ha logrado poner en marcha junto a Zaplana. Sus promotores niegan, por ello, que su surgimiento esté directamente ligado a las derivas soberanistas de Cataluña y de su presidente, Artur Mas.

La iniciativa cuenta, de momento, con el respaldo de un nutrido grupo de exministros del PP, PSOE y UCD, los tres partidos que han gobernado la España constitucional nacida con la Transición. Entre los patronatos, cuyo cargo no está remunerado, figuran, entre otros, nombres de ayer y de hoy como Cristina Garmendia, Gerónimo Saavedra, Gustavo Suárez Pertierra, Ana de Palacio, Ángel Aceves o María Antonia Trujillo.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios