EL PSOE PIDE SU DIMISIÓN Y LA DE RAJOY

Mato se escuda en el feminismo y pregunta al PSOE si le persigue por ser mujer

La primera sesión parlamentaria de teórico acoso del PSOE al Gobierno por el caso Bárcenas se ha quedado la petición de las dimisiones anunciadas (las de

Foto: Mato se escuda en el feminismo y pregunta al PSOE si le persigue por ser mujer
Mato se escuda en el feminismo y pregunta al PSOE si le persigue por ser mujer
Autor
Tiempo de lectura4 min

La primera sesión parlamentaria de teórico acoso del PSOE al Gobierno por el caso Bárcenas se ha quedado la petición de las dimisiones anunciadas (las de Mariano Rajoy y Ana Mato) y la previsible réplica del Ejecutivo: cierre de filas del presidente, los ministros y el Grupo Popular. El socialista Eduardo Madina ha pedido la salida de la ministra de Sanidad con tanta educación e indisimulado disgusto que Mato se ha crecido después en las siguientes respuestas hasta rematar su defensa con argumento de corte feminista: por ser mujer no tiene que ser responsable de lo que hace "otra persona" (su exmarido Jesús Sepúlveda).

Alfredo Pérez Rubalcaba abrió la particular sesión del PSOE contra el Ejecutivo con la exigencia de dimisión del presidente del Gobierno. Ya le había madrugado Rosa Díez en el capítulo de la bronca y el rifi-rafe con Rajoy con la acusación de que el Ejecutivo permite y convive con la "corrupción institucionalizada" y el aludido había aportado en su réplica la noticia de la mañana: se aplicará a los partidos la ley de transparencia de las Administraciones Públicas.

El secretario general del PSOE quemó en su pregunta ("le pido que dimita") el cartucho que los jefes de la oposición reservan para los grandes debates y cuando ven que el presidente del Gobierno de turno entra en fase terminal de sus mandatos. Eso hicieron Felipe González con Adolfo Suárez, José María Aznar con Felipe González y Mariano Rajoy con José Luis Rodríguez Zapatero. Cuando la próxima semana, en el debate sobre el estado de la Nación, Rubalcaba vuelva a pedir la dimisión de Rajoy, hará un mes que predica en el desierto y quedan casi tres años de legislatura.

El argumento de Rubalcaba es que el presidente del Gobierno "no tiene autonomía para hacer nada" y está inhabilitado para seguir en el cargo por hacer los recortes conocidos y por quedar "bajo sospecha" con el caso Bárcenas. "Le pido que renuncie, que lo deje, que no puede seguir; y le pido que dimita porque es lo mejor para España", dijo el dirigente socialista. A diferencia de lo que ocurrió en legislaturas pasadas con los jefes de oposición citados, a los diputados del grupo que sostiene al Gobierno, en vez de indignarse y abuchear, les dio por reírse.

De entrada, Rajoy también se repitió en la réplica a Rubalcaba: "Tiene usted tantos problemas en su grupo que le obligan a hacer estos papelones". Pero esta vez tenía otra salida para responder al dirigente socialista y le invitó hacer el mismo ejercicio de transparencia con que su partido y él mismo han afrontado el caso Bárcenas. El presidente del Gobierno exigió al PSOE y a su máximo dirigente que hagan públicas sus cuentas y su declaración de la renta.

El acoso a Ana Mato tampoco pasará a los anales parlamentarios de los ataques de la oposición a un ministro. El portavoz adjunto del PSOE Eduardo Madina empezó por decir que no quería hacer la pregunta que incluía la exigencia de dimisión, pero luego sostuvo que la posible implicación de la titular de Sanidad con la red Gürtel hacía imposible que continuara en el cargo.

Una vez más, los diputados y diputadas del PSOE no acertaron a plantear cuestión concreta alguna a un miembro del Gobierno, en este caso a la de Sanidad, que les pusieran en aprietos. Tres parlamentarias socialistas se limitaron a hacer culpable de todos los males del sistema sanitario en las Autonomías y a aludir al caso Gürtel en genérico. Mato sólo tuvo que limitarse a calificar de "infamias" las acusaciones vertidas en el informe de la Udef sobre los regalos que presuntamente recibía junto con su ex marido, recordar que un juez desestimó en su día que pudiera tener alguna responsablidad y remachar que hay una "cacería política y personal" contra ella.

Entre grandes aplausos de su grupo, Mato remató su defensa con un nuevo argumento: "Hemos retrocedido en dos minutos (la pregunta del PSOE) lo que habíamos avanzado en muchos años; me quieren hacer responsable de lo que hace otra persona (un hombre, Jesús Sepúlveda". Mato reiteró que no piensa dimitir y que se siente totalmente respaldada por el presidente del Gobierno.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
58 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios