Es noticia
Menú
Artur Mas quiere que el referéndum de 2014 sea vinculante y anuncia una ofensiva internacional
  1. España
"NO HEMOS ORGANIZADO ESTE LÍO PARA LUEGO NO HACER CASO A LO QUE SALGA"

Artur Mas quiere que el referéndum de 2014 sea vinculante y anuncia una ofensiva internacional

El presidente catalán, Artur Mas, quiere que el referéndum independentista que prepara para el año que viene sea vinculante. Así lo manifestó esta mañana el portavoz

Foto: Artur Mas quiere que el referéndum de 2014 sea vinculante y anuncia una ofensiva internacional
Artur Mas quiere que el referéndum de 2014 sea vinculante y anuncia una ofensiva internacional

El presidente catalán, Artur Mas, quiere que el referéndum independentista que prepara para el año que viene sea vinculante. Así lo manifestó esta mañana el portavoz del Gobierno y consejero de Presidencia, Francesc Homs, tras la reunión del Gobierno de la Generalitat. “Queremos que sea vinculante porque, si no, no tendría sentido hacerlo si dependiendo de lo que salga uno hace lo contrario de lo que se vote”, subrayó Homs. Paralelamente, anunció una intensificación de la acción exterior de la Generalitat para dar a conocer las intenciones de Cataluña.

El portavoz del Gobierno señaló que “nuestra intención es darle la voz al pueblo y luego hacerle caso. Uno no monta todo este lío para hacer una consulta y luego, dependiendo de lo que salga, no hacerle caso o dejarlo pasar”. Sin embargo, no quiso avanzar cómo instrumentar esa consulta en esos términos, ya que la competencia de los referéndums vinculantes es del Gobierno central.

“Lo que es relevante y es un compromiso del Gobierno de la Generalitat es que, sea cual sea la instrumentación jurídica que se le dé, la consulta sea vinculante”, insistió Homs. Para ello,el Gobierno prepara una Ley de Consultas propia. El documento base ya está hecho y ahora es preciso negociar el texto definitivo con los restantes grupos parlamentarios.

“Lo que haremos será una ley de consultas propia en el marco competencial que tenemos y teniendo en cuenta una sentencia del Tribunal Constitucional del año 2006 en la que acotaba nuestras competencias”, detalló el portavoz de la Generalitat. Pero la legislación es muy clara al respecto y tanto la Constitución como el Estatuto de Cataluña guardan esa prerrogativa para el Gobierno central, por lo que si la ley catalana recoge la intención de hacer consultas vinculantes se encontrará con un recurso del Estado ante el Constitucional, que de rebote paralizaría su aplicación.

Utilizar el padrón municipal

El Gobierno catalán ha barajado no realizar la consulta independentista basándose en el censo, con lo que soslayaría el problema que ello supone, ya que ese instrumento es competencia del Estado. En cambio, sí que puede utilizar los padrones municipales. Además, de este modo podría dar cabida entre los votantes a dos grandes masas poblacionales de las que espera recibir un gran apoyo, puesto que la intención es que puedan votar los mayores de 16 años (y no los de 18 años, como en las elecciones) y los inmigrantes. Los partidos todavía deberán negociar si estos últimos tienen derecho a voto por el mero hecho de estar empadronados o han de justificar una antigüedad de residencia en cualquier municipio catalán.

En un principio, el texto preveía que sólo podrían votar los mayores de 18 años que no estuviesen privados de sus derechos políticos, pero ello requeriría echar mano del censo. La mayoría de los partidos están de acuerdo en rebajar esa edad, con lo que se cambiaba el patrón por el padrón municipal. CiU está de acuerdo en esa rebaja.

Otro escollo importante, no obstante, es el propio espíritu de la ley que se prepara. Para evitar escollos jurídicos, el título provisional del texto que se discutirá entre los partidos catalanes durante los próximos meses es “Proyecto de Ley de Consultas no Referendarias”. Pero jurídicamente sólo los referéndums son vinculantes, por lo que o se cambia el título de la ley o el Parlamento catalán se arriesga con un texto que excede de sus competencias y que será recurrido inmediatamente por el Gobierno central.

Más acción exterior

Homs aprovechó también para anunciar una nueva ofensiva exterior del Gobierno de la Generalitat, tal y como había adelantado este diario. Este anuncio se debe a las declaraciones efectuadas por el ministro de Exteriores español, José Manuel García Margallo, en el sentido de que el Ejecutivo central controlará los gastos en el extranjero de las comunidades autónomas en aras de una "unidad de acción" de toda España

"Diga lo que diga el señor ministro, no sólo continuaremos con lo que hacíamos, sino que lo intensificaremos. Haremos más acción exterior que nunca", advirtió Homs. Y eso porque "es ir contra el mundo intentar evitar que uno pueda venderse en el exterior en pleno siglo XXI".

Para el portavoz de la Generalitat, el anuncio hecho García Margallo es un signo del "nacionalismo español más rancio". También criticó los gastos suntuosos que hace el Gobierno central en embajadas: sólo en una legación, gastó  330.000 euros en cuberterías y toallas. "Parece que éste es el concepto de política exterior del ministro y del Gobierno central y nosotros estamos muy lejos de ese concepto", zanjó.

El presidente catalán, Artur Mas, quiere que el referéndum independentista que prepara para el año que viene sea vinculante. Así lo manifestó esta mañana el portavoz del Gobierno y consejero de Presidencia, Francesc Homs, tras la reunión del Gobierno de la Generalitat. “Queremos que sea vinculante porque, si no, no tendría sentido hacerlo si dependiendo de lo que salga uno hace lo contrario de lo que se vote”, subrayó Homs. Paralelamente, anunció una intensificación de la acción exterior de la Generalitat para dar a conocer las intenciones de Cataluña.

Artur Mas