700 víctimas se dan de alta en la AVT a raíz del caso Bolinaga
  1. España
SU PRESIDENTA AFIRMA QUE 2012 HA SIDO UN AÑO “NEFASTO” EN LA LUCHA ANTITERRORISTA

700 víctimas se dan de alta en la AVT a raíz del caso Bolinaga

La legalización de Sortu, la vuelta de la izquierda abertzale al parlamento vasco como fuerza arrolladora y, sobre todo, el caso Bolinaga, la excarcelación del carcelero

placeholder Foto: 700 víctimas se dan de alta en la AVT a raíz del caso Bolinaga
700 víctimas se dan de alta en la AVT a raíz del caso Bolinaga

La legalización de Sortu, la vuelta de la izquierda abertzale al parlamento vasco como fuerza arrolladora y, sobre todo, el caso Bolinaga, la excarcelación del carcelero de Ortega Lara, ha hecho de este 2012 un año “nefasto” para las víctimas del terrorismo, según ha reconocido recientemente la presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Ángeles Pedraza.

En un desayuno informal con periodistas, Pedraza hizo balance, recientemente, de los últimos 12 meses, en los que destacó cómo la polémica generada en torno a la puesta en libertad de Iosu Uritxeberría Bolinaga ha removido los peores sentimientos de un colectivo especialmente sensible ya de por sí. Tan es así que, según explicó, este caso ha tenido una repercusión directa sobre el número de víctimas que han pedido darse de alta en la AVT en los últimos meses para acogerse a los servicios psicológicos que presta la asociación a sus miembros. Según las cifras ofrecidas por Pedraza, de agosto a diciembre, las altas han sumado 700 nuevos socios.

Gobierno, Fiscalía, Audiencia Nacional, médicos y víctimas. Todos salieron mal parados en la gestión de este caso, que alejó al Partido Popular de buena parte de sus bases y reabrió viejos enfrentamientos entre diferentes sectores del partido.

A principios del mes de agosto, Uribetxeberría anunciaba una huelga de hambre para conseguir su libertad por estar enfermo. La dirección de la banda terrorista no consiente que sus presos tomen decisiones unilaterales, pero en este caso decidió utilizar la imagen del recluso como insignia de su lucha. Así, un gran número de presos etarras anunciaron el seguimiento de esa huelga de hambre, aunque la causa común duró poco, porque rápidamente la abandonaron. El propio Uribetxeberría aguantó quince días.

El ministro del Interior, Jorge Fernández, alegó razones humanitarias para acabar concediéndole el tercer grado, a través de Instituciones Penitenciarias, como paso previo indispensable para que el juez de Vigilancia Penitenciaria le pudiera conceder la libertad condicional. La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional acabaría confirmando después la libertad del carcelero de Ortega Lara, en contra de la Fiscalía y de la médico forense de la Audiencia Nacional, que abogaban por que siguiera su tratamiento en los servicios hospitalarios de la cárcel al no estar en situación terminal.

“Derrota total sin contrapartidas”

La junta directiva de la AVT ha hecho balance de este año, que ha sido, según explicó Pedraza, malo para las víctimas y “muy grande y buenísimo para los asesinos”. “Hemos terminado el año sin ver que se ha pedido la ilegalización de Bildu ni de Amaiur”, añadió Pedraza, que ve indignante que se permita a estas coaliciones defender a ETA desde la tribuna del Congreso sin que haya una adecuada respuesta de PP y PSOE, o que se quiera “ayudar a los terroristas que están fuera de España”.

Unas acciones “surrealistas” encaminadas a dar por finalizada la historia del terrorismo de una forma equivocada ya que, según la presidenta de la AVT, no es posible un final que quede “en tablas” sino “la derrota total y sin contrapartidas” de la banda terrorista. Por ello, Pedraza le ha pedido al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que, si bien tiene como prioridad “sacar al país de esta crisis”, recuerde que tiene que estar del lado de las víctimas y “solucionar que ETA esté más viva que nunca”.

Josu Uribetxeberria Bolinaga