El Gobierno castiga a la forense de la Audiencia que rechazó la libertad de Bolinaga
  1. España
TRASLADA DESDE BALEARES UN DIRECTOR PARA EL NUEVO INSTITUTO DE MEDICINA LEGAL

El Gobierno castiga a la forense de la Audiencia que rechazó la libertad de Bolinaga

El Ministerio de Justicia acaba de nombrar, por libre designación, a Vidal Santos Yusta como director del Instituto de Medicina Legal de órganos con jurisdicción estatal,

placeholder Foto: El Gobierno castiga a la forense de la Audiencia que rechazó la libertad de Bolinaga
El Gobierno castiga a la forense de la Audiencia que rechazó la libertad de Bolinaga

El Ministerio de Justicia acaba de nombrar, por libre designación, a Vidal Santos Yusta como director del Instituto de Medicina Legal de órganos con jurisdicción estatal, de nueva creación y que, a partir de ahora, será el jefe de todos los forenses que trabajan para la Audiencia, el Supremo o el Registro Civil. Al cargo se había presentado, con el apoyo de la Fiscalía, Carmen Baena, la forense que firmó los informes médicos contra la libertad del etarra Bolinaga. Justicia ha rechazado su candidatura.

El nombramiento de Santos Yusta aparece hoy en el BOE y se hará efectivo mañana, aunque a la forense le queda aún la posibilidad de recurrir, como prevé la ley. El Instituto de Medicina Legal es un organismo de nueva creación – se decidió en la última etapa del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero- y su función es coordinar a todos los forenses de los órganos de justicia estatales.

Al cargo se habían presentado únicamente tres candidatos, aunque sólo dos, Santos y Baena, cumplían con los requisitos. Curiosamente, la plaza se convocó en el BOE del pasado 19 de septiembre, es decir, justo siete días después de que Grande Marlaska desestimara el segundo informe forense de Carmen Baena que rechazaba que Bolinaga estuviera terminal y decidiera poner en libertad al etarra que mató a tres guardias civiles y secuestró a Ortega Lara.

Fuentes de la Fiscalía consultadas por este diario aseguran que respaldaban la candidatura de Baena, pero que parecía que la plaza estaba predestinada: “Al menos, estaba claro que no era para ella”. La forense, que forma parte junto a otras cuatro personas, del cuerpo técnico del departamento de la Audiencia, ha sido la responsable desde hace seis años de más del 80 por ciento de los informes, muchos de ellos a presos etarras. Además, y según las mismas fuentes, animada por la Fiscalía se estuvo preparando para la dirección del Instituto con un máster en gestión, como se recomendaba para optar a la plaza.

Finalmente, el elegido para el cargo ha sido el actual director del Instituto de Medicina Legal de Baleares, que mañana jurará su cargo y que tiene un mes, debido a su actual residencia, para tomar posesión de la plaza. Desde el nuevo Instituto controlará la labor de los forenses y podrá supervisar la previsible cascada de peticiones de presos etarras que solicitará medidas de gracia por motivos de salud.

De hecho, el último informe forense de Carmen Baena ha sido sobre el preso de la banda Viguri, operado de cáncer de próstata hace más de un año y cuya única secuela era incontinencia urinaria. La Fiscalía, siguiendo las recomendaciones de la forense, ha informado en contra de la libertad del etarra.

Además de Viguri, hay otros doce presos de la banda que el colectivo Etxerat ya ha avanzado que irán solicitando su excarcelación y cuyos informes pasan a depender ahora del Instituto que dirigirá Santos Yusta y para el cual ha sido descartada la forense Baena.

Josu Uribetxeberria Bolinaga Audiencia Nacional