Una consejera de Bankia imputada dice que ha sufrido “un daño reputacional irreversible”
  1. España
"NI PARTICIPÉ NI INTERVINE" EN LA SALIDA A BOLSA

Una consejera de Bankia imputada dice que ha sufrido “un daño reputacional irreversible”

Araceli Mora Enguídanos, miembro del consejo de administración de Bankia, presentó el pasado julio un recurso de reforma contra su imputación en el que asegura que

Foto: Una consejera de Bankia imputada dice que ha sufrido “un daño reputacional irreversible”
Una consejera de Bankia imputada dice que ha sufrido “un daño reputacional irreversible”

Araceli Mora Enguídanos, miembro del consejo de administración de Bankia, presentó el pasado julio un recurso de reforma contra su imputación en el que asegura que no tuvo ninguna intervención en las decisiones adoptadas para la salida de la entidad a Bolsa. La consejera critica que se le haya condenado a la “pena de banquillo”, con el consiguiente daño a su reputación.

Mora Enguídanos, catedrática de Economía Financiera y Contabilidad, y miembro del Comité Independiente Asesor Internacional de la Comisión Europea en materia de aplicación de las Normas Internacionales de Contabilidad, entró en el consejo de Bankia el 16 de junio de 2011 y dejó de formar parte de él el 25 de mayo de 2012. Su defensa sostiene en el recurso que en dicho periodo de tiempo ni participó ni intervino en los acontecimientos que son objeto de la querella de UPyD, todos ellos anteriores a su nombramiento: el contrato de integración de las siete cajas (30 de julio de 2010), la constitución del Banco Financiero de Ahorro (BFA) (3 de diciembre de 2010), la creación de Bankia (6 abril de 2011), y la solicitud de salida a Bolsa (16 de junio de 2011).

El recurso recuerda al magistrado que en todas esas decisiones intervinieron los responsables del Banco de España, de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la auditora Deloitte y los bancos de inversión que informaron y tutelaron el proceso de salida de Bankia a Bolsa y las que asumieron la colocación de sus acciones, pese a lo cual ninguno de sus responsables está imputado.

José Luis Zambade, letrado de la imputada, reprocha al juez que haya admitido a trámite una querella que, en su opinión, “es una suerte de causa general en la que los acusados lo son indiscriminadamente en el dato objetivo de su pasada pertenencia a los consejos de administración de Bankia y BFA”, sin que detalle la acusación concreta que se hace contra cada uno de los 33 imputados.  “No se alcanza cabal razón (…) sobre qué conductas típicas son objeto de acusación bajo el ámbito de la esfera personal de responsabilidad de cada uno de los querellados”.

La defensa sostiene que la imputación ha sido “precipitada” y va a suponer “un daño reputacional irreversible que lamentablemente no podrá repararse con el futuro sobreseimiento respecto de las conductas sobre las que ha sido imputada con harta temeridad”. Araceli Mora tenía asignada una remuneración anual de 116.000 euros (80.000 euros fijos y 3.000 por asistencia a cada reunión mensual del consejo).