Es noticia
Menú
“Cuba debe sentir presión para liberar a Carromero”
  1. España
EL 'POPULAR' LLEVA DOS MESES EN LA CÁRCEL

“Cuba debe sentir presión para liberar a Carromero”

Dos meses después del accidente en el que murió el disidente cubano Oswaldo Payá, el español que conducía el vehículo, Ángel Carromero, aún sigue en prisión,

Foto: “Cuba debe sentir presión para liberar a Carromero”
“Cuba debe sentir presión para liberar a Carromero”

Dos meses después del accidente en el que murió el disidente cubano Oswaldo Payá, el español que conducía el vehículo, Ángel Carromero, aún sigue en prisión, a la espera de un juicio que tendrá lugar el próximo octubre. Frank Calzón, director del Centro para una Cuba Libre de Washington: "No espero nada positivo de ese juicio. Lo más probable es que le impongan una pena que le sirva al general Castro para negociar su expulsión con España desde una posición de fuerza. Si no se sienten presionados, será difícil que lo liberen a corto plazo”, asegura a El Confidencial.

Calzón dirige un think-tank en la Calle K de Washington, donde reúne a congresistas, estudiosos e investigadores interesados en la isla. En su opinón, el caso de Ángel Carromero supone “un intento de chantajear a todo el movimiento de solidaridad internacional con la disidencia cubana”. Hay decenas de organizaciones que defienden los derechos humanos en la isla y que ayudan a las víctimas del castrismo o de otras dictaduras. El hecho de que sean entidades de diferentes países y sin vertebración entre ellas, “hace que sean difíciles de controlar para el gobierno cubano”.

La detención y el próximo juicio de Carromero se enmarcan, según este experto en política cubana, en la misma línea del norteamericano Alan Gross, un contratista condenado a 15 años de prisión por el mero hecho de llevar un ordenador y un teléfono que permitiera a un grupo judío de Cuba conectarse con organizaciones del exterior. El gobierno de los hermanos Castro consideró estos hechos en 2011 como "actos contra la independencia o la integridad territorial del Estado".

“Con debilidad no se consigue nada”

En el Centro por una Cuba Libre aseguran que “con debilidad no se consigue nada ante los Castro”. Y no se trata de denunciar los atropellos del régimen, si no tan sólo de pedir la libertad de un preso político. En este sentido, Frank Calzón recuerda el caso de los dos checos detenidos en Cuba en 2009. “El gobierno de ese país, al tiempo que mantenía una comunicación fluida con el régimen, alentó las manifestaciones ciudadanas y recabó apoyo de otros países vecinos para conseguir una gran presión internacional”. A los cinco meses, quedaron libres.

En el caso de Ángel Carromero, Frank Calzón aprecia “poca solidaridad” y “escasa presión social”. Si el gobierno de los Castro no se ve presionado, sostiene el director del Centro por una Cuba Libre, será difícil que libere al español. “La única forma de conseguir algo es que el gobierno cubano deba pagar un precio”.

Entre las formas de presión que podría adoptar el Gobierno español en este caso, Frank Calzón considera que está limitar la presencia de personal diplomático español en la isla. También puede ser efectivo advertir a los españoles que quieran viajar a Cuba de que pueden ser detenidos arbitrariamente, por ejemplo.

La realidad es que la diplomacia española está trabajando en una solución diplomática, con el apoyo de la Unión Europea. El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, tiene previsto tratar este asunto en Nueva York con su homólogo cubano, Bruno Rodríguez, durante la Asamblea General de la ONU de la próxima semana.

El lunes 17 de septiembre, poco antes de que cumpla dos meses en prisión preventiva, se comunicó oficialmente la fecha del juicio, que tendrá lugar el próximo 5 de octubre en Bayamo, donde se produjo el accidente. El dirigente de Nuevas Generaciones de Madrid Ángel Carromero se enfrenta a una petición de condena de siete años de prisión, solicitada por la fiscalía cubana.

Dos meses después del accidente en el que murió el disidente cubano Oswaldo Payá, el español que conducía el vehículo, Ángel Carromero, aún sigue en prisión, a la espera de un juicio que tendrá lugar el próximo octubre. Frank Calzón, director del Centro para una Cuba Libre de Washington: "No espero nada positivo de ese juicio. Lo más probable es que le impongan una pena que le sirva al general Castro para negociar su expulsión con España desde una posición de fuerza. Si no se sienten presionados, será difícil que lo liberen a corto plazo”, asegura a El Confidencial.

Ángel Carromero