Rajoy suma argumentos para rechazar el rescate tras domar el déficit autonómico
  1. España
HISTÓRICO RECORTE DE CUENTAS DE LOS GOBIERNOS REGIONALES

Rajoy suma argumentos para rechazar el rescate tras domar el déficit autonómico

Por primera vez desde que en febrero de 2009 la Comisión Europea abrió a España un procedimiento sancionador por su déficit público excesivo, las Comunidades autónomas

placeholder Foto: Rajoy suma argumentos para rechazar el rescate tras domar el déficit autonómico
Rajoy suma argumentos para rechazar el rescate tras domar el déficit autonómico

Por primera vez desde que en febrero de 2009 la Comisión Europea abrió a España un procedimiento sancionador por su déficit público excesivo, las Comunidades autónomas empiezan a cumplir con la obligación de ajustar sus cuentas. El conjunto de los gobiernos regionales 'sólo' han acumulado en el primer semestre un déficit de 8.063 millones de euros, una cifra que equivale al 0,77 por ciento del PIB, todo un logro que hace factible cumplir al final de año el comprometido 1,5 por ciento. El dato económico más positivo que ha podido exhibir el Gobierno hasta ahora, que las Autonomías (obligadas) se someten al control presupuestario, abona y explica la renuencia de Mariano Rajoy a solicitar más ayuda (rescate) a la UE.

Frente a los temores desatados durante el verano a que las Autonomías no hubieran aprovechado las nuevas vías de ajuste presupuestario que ofrecía el Gobierno en materia de Sanidad o Educación para controlar su déficit, los datos oficiales, auditados por intervención general del Estado y remitidos a Eurostat (oficina estadística de la Comisión Europea), son muy positivos. El citado 0,77 por ciento de déficit acumulado en los primeros seis meses del año supone el mayor esfuerzo de contención de gasto que hayan hecho los gobiernos regionales desde el nacimiento del Estado de las Autonomías. Sobre las cifras del mismo periodo del año anterior equivalen a una reducción del 53,7 por ciento.

En fuentes gubernamentales reconocen que tanto el relajo de la prima de riesgo por debajo de los 400 puntos como los primeros datos contables que confirman que el Estado en su conjunto puede cumplir el objetivo de déficit del 6,3 por ciento comprometido para este año dibujan un panorama económico más optimista que el de hace sólo dos semanas. No obstante, en los mismos medios reconocen que los datos de las Autonomías tendrán un efecto relativo en los mercados de deuda y sostienen que la prima de riesgo está más pendiente de la fortaleza del euro y los mecanismos de 'solidaridad' que de los progresos de la política económica del Ejecutivo español.

Como el propio Rajoy repite que lo que le obsesiona es cumplir el objetivo de déficit del 6,3 por ciento, por encima de la decisión sobre si solicita más ayuda económica a la UE (el rescate), el respiro que ofrecen los datos de las Autonomías (más el control absoluto que aplica en la Administración central) abonan la tesis de que el presidente del Gobierno está dispuesto a resistirse a pedir el rescate hasta el final, e incluso prescindir de la ayuda si encuentra suficientes apoyos en el Consejo Europeo.

"No sumará de forma directa e inmediata pero deja de restar y, además, contribuye a generar confianza en todos los ámbitos, que es lo que necesitamos". Es la idea difundida ayer como balance en fuentes del Gobierno sobre la reducción del déficit en las Autonomías. El Ministerio de Hacienda pudo dar por fin una noticia positiva después de sus seis meses de peleas con los ejecutivos regionales y al día siguiente de exhibir sus progresos en la lucha contra el fraude fiscal: 6.400 millones de euros añadidos que sirven para paliar los descensos de recaudación y el mal arranque del proceso de regulación de capitales ocultos.

Los gobiernos autonómicos son fuente fija de desconfianza en todas las instancias económicas comunitarias por su indisciplina presupuestaria y responsables destacados de la mala imagen del Estado español en los mercados. Lo que demuestran las cifras es que, aunque a regañadientes, con amagos de rebelión y volcados en operaciones de imagen para cargar la impopularidad de los recortes sobre el Gobierno central, las autonomías están tomándose los recortes en serio. Tanto las gobernadas por el PP como las controladas por el PSOE, los nacionalistas y los regionalistas.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, empezó ayer por advertir que no cabe margen alguno para la relajación en la tarea de cumplir el objetivo de déficit, pero quiso difundir los datos que demuestran que la mitad de las autonomías están ya en condiciones de quedarse por debajo del 1,5 por ciento. Son los casos claros de Baleares (0,40 por ciento en el primer semestre), Madrid (0,47), Asturias (0,53), La Rioja (0,55), Aragón (0,68) y Castilla y León (0,87).

Por el contrario, Extremadura (1,89), Murcia (1,80), Castilla-La Mancha (1,32) y Andalucía (1,27) son las cuatro Comunidades autónomas que llevan más retraso en el ajuste y han superado o están a punto de superar el objetivo de déficit para todo el año. Cataluña, Galicia y Cantabria se quedan entre el 1 y el 1,07. No obstante, Montoro explicó que las medidas de ahorro y recorte arrancaron a mitad del semestre y ha sido en pleno verano cuando han empezado a aplicarse, por lo que en todos los casos hay aún margen para cerrar el ejercicio en el 1,5 por ciento si siguen haciendo esfuerzos para cumplir con los compromisos.

Mariano Rajoy