Es noticia
Menú
Bolinaga “no está terminal” y "presenta sólo leves síntomas", según el informe forense de la AN
  1. España
EL CERTIFICADO, EN PODER DE 'EL CONFIDENCIAL', ASEGURA QUE “PUEDE SER TRATADO EN LA CÁRCEL"

Bolinaga “no está terminal” y "presenta sólo leves síntomas", según el informe forense de la AN

Los estudios forenses de la Audiencia Nacional realizados al etarra Uribetxebarría Bolinaga concluyen que “en la actualidad, el enfermo no se encuentra en fase terminal y

Foto: Bolinaga “no está terminal” y "presenta sólo leves síntomas", según el informe forense de la AN
Bolinaga “no está terminal” y "presenta sólo leves síntomas", según el informe forense de la AN

Los estudios forenses de la Audiencia Nacional realizados al etarra Uribetxebarría Bolinaga concluyen que “en la actualidad, el enfermo no se encuentra en fase terminal y únicamente presenta leves síntomas clínicos en relación con la misma”. Según el informe, al que ha tenido acceso El Confidencial, “el tratamiento actual del enfermo, a la vista de la sintomatología que presenta, es compatible con ser llevado a cabo por los Servicios Médicos del Centro Penitenciario”.

El informe es un golpe en la línea de flotación de la tesis que está manteniendo el Gobierno sobre que no hay otra vía más que la excarcelación del secuestrador de Ortega Lara. Según los servicios forenses de la Audiencia, Bolinaga “está pendiente de que se complete el diagnóstico sobre el tumor de origen y el número de mestástasis cerebrales. Sería conveniente una nueva evaluación clínica una vez que se realice la terapia específica para evaluar la posible mejoría”.

En el documento, de siete páginas, los servicios forenses de la Audiencia advierten que en el tipo de cáncer de Bolinaga, y según los estudios realizados a más de 4.000 pacientes con la misma enfermedad, la perspectiva de vida mejora tras ser sometidos a sesiones de radioterapia, algo a lo que ni siquiera ha sido sometido aún Bolinaga. El informe, por tanto, asegura que habría que esperar a ver cómo resultan estos tratamientos para poder aventurar sus posibilidades de supervivencia.

La forense de la Audiencia se ha basado para emitir su diagnóstico en los informes médicos del 16  y del 20 de agosto de la Comisión Médica de Osakidetza, por el informe de los Servicios Médicos del Centro Penitenciario de Álava del 16 de agosto, otro del 21 de un Centro de Salud de Zaballa, otro de un neumólogo de León del 31 de julio y con el Historial Clínico de los diversos centros penitenciarios por donde ha pasado el recluso.

Según todos los datos, cuando Bolinaga comenzó su huelga de hambre el 8 de agosto "con ingesta de agua y medicación oral", acababa de ser analizado: "se le practicó nueva broncoscopia y citología bronquial que resultaron negativas para células malignas". El 13 de agosto, la punción del nódulo pulmonar "resultó positiva para células malignas de carcinoma". Fue el 14 de agosto cuando se detecta una "posible nueva lesión en la profundidad del lóbulo parietal derecho de unos 8 mm de diámetro". El 16 de agosto, tras 8 días en huelga de hambre, Bolinaga tiene "pérdida de peso no cuantificada, sin otras complicaciones". Ya los servicios médicos de la cárcel de Álava consideraban en esa fecha (16 de agosto) que Bolinaga "no está en situación terminal, estimándose un pronóstico desfavorable en un año".

En conclusión, los forenses de la Audiencia certifican que Bolinaga, como enfermo "con metástasis cerebrales de origen renal o pulmonar y carcinoma pulmonar de células no pequeñas" presenta "muy mal pronóstico a largo plazo". Sin embargo, a la hora de establecer el pronóstico de supervivencia, la forense de la Audiencia se guía por unas tablas que son conocidas como la "Biblia de la medicina", que se basan en la localización de las metástasis, evidencias radiológicas, alteraciones analíticas y el llamdo 'índice Karnofsky' de capacidad vital del enfermo. Siguiendo una de las principales escalas de evaluación pronóstica de enfermos con metástasis, la conocida como GPA, la forense advierte que Bolionaga "a la fecha de emisión de los informes remitidos, aún no se había iniciado el tratamiento, por lo que el pronóstico podría mejorar una vez completado el mismo".

Reseña igualmente que Bolinaga, descontados los síntomas de la huelga de hambre, solo presentaba "una leve debilidad del miembro inferior izquierdo y leve inestabilidad residual en la marcha". Según el índice Karfnofsky, una puntuación de 80-90. Con todos estos datos, la forense certifica que "en definitiva (...) en la actualidad el enfermo no se encuentra en fase terminal y únicamente presenta leves síntomas clínicos en relación con la misma". Y añade: "el tratamiento actual del enfermo, a la vista de la sintomatología que presenta, es compatible con ser llevado a cabo por los Servicios Médicos del Centro Penitenciario". 

Los estudios forenses de la Audiencia Nacional realizados al etarra Uribetxebarría Bolinaga concluyen que “en la actualidad, el enfermo no se encuentra en fase terminal y únicamente presenta leves síntomas clínicos en relación con la misma”. Según el informe, al que ha tenido acceso El Confidencial, “el tratamiento actual del enfermo, a la vista de la sintomatología que presenta, es compatible con ser llevado a cabo por los Servicios Médicos del Centro Penitenciario”.