NO SE PRESENTA A LA REELECCIÓN COMO PRESIDENTE DEL PP ANDALUZ

Arenas no seguirá en Andalucía forzado por su último fiasco

El líder del PP en Andalucía, Javier Arenas, no se presentará a la reelección como presidente regional del partido, a pesar de que hace meses tanto

Foto: Arenas no seguirá en Andalucía forzado por su último fiasco
Arenas no seguirá en Andalucía forzado por su último fiasco

El líder del PP en Andalucía, Javier Arenas, no se presentará a la reelección como presidente regional del partido, a pesar de que hace meses tanto él como Mariano Rajoy daban por hecho que, aunque no fuera candidato en las próximas elecciones autonómicas, seguiría al frente del PP-A. La decisión de Arenas se produce en una situación de convulsión interna dentro del partido, que no ha estallado públicamente, a raíz del fracaso de las últimas autonómicas en las que el PP, aun ganándolas, no consiguió el Gobierno de la Junta.

Durante los últimos meses, desde el fuerte revés de las pasadas elecciones autonómicas, Javier Arenas parecía fuera de juego. Sus intervenciones parlamentarias, sus ausencias en actos institucionales evidenciaban que el líder del PP en Andalucía no había encajado el fiasco que supuso verse de nuevo en la oposición, después de sentirse durante meses como presidente in péctore de la Junta.

Presión interna y situación precaria

Arenas, sin embargo, había asegurado en los últimos meses con insistencia que su futuro estaba en Andalucía, que seguiría al frente del partido si sus compañeros quieren; anunció que se presentaría como candidato a la presidencia de nuevo en el próximo congreso regional, inicialmente previsto para septiembre, pero la presión interna y la precaria situación en la que se encontraba le han obligado finalmente a tirar la toalla y apartarse de sus iniciales propósitos.

Aunque no ha tomado cuerpo de forma pública, el último fracaso de Arenas levantó un fuerte malestar en el seno del PP-A y sobre todo del centro-derecha andaluz, un electorado que de tener la miel del poder en los labios se dio de bruces con una realidad que se imputó directamente a un candidato que de nuevo se veía rechazado por la mayoría de los andaluces, que optaron por el centro-izquierda, a pesar de la corrupción y otras circunstancias.

A todo ello se une el revés que para Arenas supuso que le frustraran su intento de preparase el camino para convertirse en coordinador general del partido, una idea ante la que María Dolores de Cospedal saltó con uñas y dientes negando que el líder andaluz fuera a ocupar más espacio que el que tiene en la dirección del partió.

La decisión de Arenas de no volver a presentarse a presidente del PP-A deja el camino expedito a un candidato a la Junta que se pueda sentir libre de manejos por parte del actual presidente regional. De hecho, en algunos sectores del PP-A, que incluso habían previsto presentar una candidatura alternativa a Arenas en el próximo congreso regional, se había advertido internamente sobre el error que para el partido supondría que el actual líder eligiera a un candidato a dedo y manejado por él.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
31 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios