EL PSOE SE VUELCA CON LA HUELGA

Los sindicatos desafían a Rajoy con decenas de miles de manifestantes en la calle

Los sindicatos culminaron la jornada de huelga general con manifestaciones en las principales ciudades del país. La marcha más multitudinaria tuvo lugar en Madrid, donde decenas

Foto: Los sindicatos desafían a Rajoy con decenas de miles de manifestantes en la calle
Los sindicatos desafían a Rajoy con decenas de miles de manifestantes en la calle
Autor
Tiempo de lectura4 min

Los sindicatos culminaron la jornada de huelga general con manifestaciones en las principales ciudades del país. La marcha más multitudinaria tuvo lugar en Madrid, donde decenas de miles de personas tomaron el centro de la capital. UGT y CCOO reafirman así su desafió al Gobierno de Mariano Rajoy para que se siente a negociar la reforma laboral antes del primero de mayo, momento en que las centrales amenazan con recrudecer su oposición a las reformas del Ejecutivo.

El buen tiempo acompañó a la manifestación celebrada en Madrid, a la que se sumaron partidos políticos, sindicatos minoritarios y colectivos sociales, incluido el llamado “bloque crítico” de los indignados. Tras la pancarta de “Quieren acabar con todo”, Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo comandaron la marcha que ocupó el paseo del Prado, la calle de Alcalá, la Puerta del Sol, la Carrera de San Jerónimo y la calle Atocha, superando con creces la afluencia de las últimas convocatorias sindicales. Las centrales se jactan de haber reunido a 900.000 personas en esta ciudad, aunque fuentes del Ministerio del Interior citadas por Efe cifran en 800.000 las movilizdas en toda España.

El PSOE se volcó también con la manifestación, después que por la mañana su portavoz en el Congreso, Soraya Rodríguez, expresara su “solidaridad” con los huelguistas. El número tres del partido, Óscar López; el exvicepresidente del Gobierno Manuel Chaves y miembros de la dirección como Jesús Caldera, Rafael Simancas, Inmaculada Rodríguez-Piñero, Gaspar Zarrías, Jaime Lissavetzky o Soledad Pérez desfilaron junto a diversos diputados y el líder regional Tomás Gómez.

 

Menos de dos años después de que los socialistas sufrieran en sus carnes su última huelga general, el PSOE se reencontró con los sindicatos para rechazar desde la calle los recortes del Gobierno popular. En Ferraz se considera que la huelga ha sido un éxito, dado que las centrales solo han necesitado cien días para plantarle cara a Rajoy, cuando con José María Aznar les llevó siete años. Asimismo, los socialistas sostienen que el paro se ha llevado a cabo en condiciones difíciles de movilización, dada la incertidumbre en el mercado laboral, por lo que destacan el seguimiento en las diferentes comunidades autónomas y en los principales núcleos industriales.

“Jamás se había producido una reforma laboral como esta con un retroceso de los derechos de los trabajadores, una reforma que es una demolición en toda regla del sistema de relaciones laborales”, aseguró Óscar López, quien, antes de sumarse a la marcha, también exigió al Gobierno que “rectifique” y “tome nota” del “rechazo claro, rotundo y manifiesto” a su reforma.

Y ahora, los Presupuestos Generales

Además del PSOE, Izquierda Unida, con Cayo Lara al frente, estuvo presente en la manifestación, después de participar en diversos piquetes informativos en la capital. De esta forma, y con los resultados favorables de Andalucía y Asturias aún recientes, la oposición de izquierdas comienza a cohesionarse en contra del Ejecutivo y de las políticas del PP. No obstante, los indignados se mantienen por su cuenta, críticos por igual con partidos y sindicatos. Prueba de ello es que con la Puerta de Sol ya repleta, se desplegó sorpresivamente una pancarta desde una fachada en obras de la plaza que reza “Traidores” en letras blancas sobre fondo negro. Pese a que los manifestantes sindicales celebraron esta acción, bien puede interpretarse como un mensaje para UGT y CCOO.

A diferencia de los incidentes registrados en Barcelona, la marcha se desarrolló sin incidentes, entre silbidos, cánticos y pancartas. Lemas clásicos como “si no nos hacen caso, volvemos otra vez”; “el pueblo, unido, jamás será vencido”; o “esto nos pasa por un Gobierno facha”, se combinaron con otros más originales como “no necesito sexo, este Gobierno me jode a diario”. Los colores de la protestas se completaron con las camisetas verdes en defensa de la educación pública, banderas republicanas e incluso alguna gay.

Y es que a la oposición a la reforma laboral se unió el rechazo a los recortes en otros ámbitos, a pocas horas de que el Consejo de Ministros apruebe por fin los Presupuestos Generales del Estado, donde algunos departamentos verán podados su recursos hasta un 20%, y donde se contemplarán nuevas alzas impositivas.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios