POR NO TRATARSE DE UNA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA

La Ley de Transparencia no afectará a los miembros de la Casa Real

El proyecto de Ley de Transparencia aprobado por el Consejo de Ministros no afectará a la Casa Real por no tratarse de una administración pública, ha

Foto: La Ley de Transparencia no afectará a los miembros de la Casa Real
La Ley de Transparencia no afectará a los miembros de la Casa Real
Autor
Tags
    Tiempo de lectura2 min
    El proyecto de Ley de Transparencia aprobado por el Consejo de Ministros no afectará a la Casa Real por no tratarse de una administración pública, ha aclarado este viernes la vicepresidenta y portavoz del Gobierno, Soraya Saénz de Santamaría.

    En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Santamaría ha respondido así a la moción aprobada por el Parlamento navarro, que insta al Ejecutivo español a que incluya en la ley "los mecanismos legales que resulten oportunos" para conocer las asignaciones y el patrimonio de cada miembro de la Casa Real.

    La portavoz del Ejecutivo ha explicado que la Ley de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Buen Gobierno obligará a la Administración Pública a informar en qué gasta el dinero público, pero la Casa Real es una institución que no está dentro de la Administración pública.

    10 años de inhabilitación por falsear datos

    Los gestores públicos que cometan infracciones muy graves en el ejercicio de su cargo, tales como falsear u ocultar datos contables, podrán enfrentarse a diez años de inhabilitación y una multa, según consta en el anteproyecto, que establecerá también baremos para fijar los sueldos de los cargos electos locales.

    La norma prevé un "código de buen gobierno con rango legal" que incluye "principios éticos y de actuación que dejan de ser meras recomendaciones porque se constituyen en obligaciones de cumplimiento legal", por lo cual su incumplimiento acarreará sanciones.

    Así lo ha explicado la vicepresidenta del Gobierno,, quien ha indicado que las infracciones consideradas "muy graves y algunas graves" por el anteproyecto de ley podrán llevar a la destitución en el cargo del gestor en cuestión y la imposibilidad de poder volver a ser nombrado por un periodo de entre cinco y diez años.

    Además, en el caso de "verdadero falseamiento u ocultación de datos de naturaleza contable, la conducta será constitutiva de delito, pudiendo ser penada con la inhabilitación por diez años y la correspondiente multa". El anteproyecto de ley fija un "primer paso" hacia la fijación de baremos en la retribución de los miembros de las entidades locales, que constarán en los Presupuestos Generales del Estado de cada año. Para fijar estos baremos, ha explicado la vicepresidenta del Gobierno, se tendrán en cuenta las características de cada entidad local, el tamaño de la misma y sus circunstancias económicas o administrativas.

    España
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    53 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios