ENCARGADO DE ENGRASAR LAS RELACIONES CON BERLÍN

Álvaro Nadal, el hombre influyente de Moncloa: “Rajoy se fía cada vez más de él”

Hasta el influyente Financial Times Deutschland se ha fijado en él como uno de los asesores con más influencia sobre el presidente del Gobierno. Álvaro Nadal,

Foto: Álvaro Nadal, el hombre influyente de Moncloa: “Rajoy se fía cada vez más de él”
Álvaro Nadal, el hombre influyente de Moncloa: “Rajoy se fía cada vez más de él”

Hasta el influyente Financial Times Deutschland se ha fijado en él como uno de los asesores con más influencia sobre el presidente del Gobierno. Álvaro Nadal, director de la Oficina Económica de La Moncloa y uno de los miembros más destacado del ‘clan de los sorayos’ es, según el citado diario, el “español más alemán”. Un hombre que, por su dominio del idioma de Merkel y por su relación directa con la Cancillería de Berlín, gana día a día peso en el entorno más cercano de Mariano Rajoy frente a otros asesores que ya andan liados en sus primeras cuitas de poder.

“En el ámbito económico, no creo que Rajoy se fíe de nadie en más medida que de él”, explica un destacado diputado de la bancada popular. Nadal, formado en Harvard y con un destacado currículo a sus espaldas, es ahora el fontanero encargado de engrasar las relaciones con el Gobierno alemán y quien debe ganarse la confianza de la inflexible Angela Merkel. “Conoce muy bien Berlín y tiene que disuadir ahora a la canciller Merkel de su rumbo de ahorro”, destacaba el FT la pasada semana. Un terreno en el que juega con el viento a favor por su conocimiento del idioma y por los años que se ha pasado viajando a Berlín casi cada fin de semana para poder reencontrarse con su esposa, la diplomática Teresa Lizaranzu, y con sus dos hijos. Ella ocupa ahora un importante cargo en el Ministerio de Cultura como directora general de Industrias Culturales y del Libro, pero en el pasado vivió varios años Berlín destinada en la Embajada de España como consejera. Muchos diputados recuerdan aún sus viajes de cada viernes rumbo a la capital alemana a bordo de Easyjet.

El español más alemán del Gobierno, que tejió entonces una red de contactos que ahora hace valer ante Rajoy, ha ido ganando influencia en el círculo más próximo al presidente gracias a su gran preparación técnica, justo lo que necesita Berlín como interlocutor, y, sobre todo, por su buen hacer en los años de trabajo parlamentario en la oposición, en donde, apadrinado por Cristóbal Montoro, pasó a convertirse en uno de los apoyos más importantes de la hoy vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. Montoro llevaba la batuta y la interlocución externa del PP en materia económica y Nadal atendía el día a día del grupo parlamentario en temas como la reforma financiera, donde desempeñó un papel “especialmente brillante”, recuerdan.

“Nadal se hizo su espacio por sus brillantes conocimientos técnicos y normativos y por su plena independencia de los poderes económicos del país”, explican las citadas fuentes. “Se sabe cualquier detalle presente o pasado. Le preguntas cómo fue la reconversión bancaria de Suecia de hace 15 años, y se la sabe. Además, Nadal no avala criterios de parte, sino criterios generales. No es dado a conciliábulos ni cenáculos. No pastelea, no incurre en riesgos relacionales. Y eso lo lleva a gala, y creo que por eso aporta seguridad y confianza en muchos asuntos”.

De ser un completo desconocido, otro más de los jóvenes de la bancada que habían dado el salto a la dirección del grupo de la mano de Soraya, pasó a convertirse en un político con una mayor presencia en los foros profesionales. Se le encomendaban gestiones con empresas y tomas de temperatura en sectores específicos como el eléctrico o el financiero. Un trabajo que, a la postre, le ha hecho merecedor de la confianza personal de Rajoy, que se lo ha llevado a su vera en La Moncloa como director de la influyente Oficina Económica. Un cargo con rango de secretario de Estado que, en los Gobiernos de José Luís Rodríguez Zapatero, siempre tuvo una importancia destacada. “Tiene una respuesta precisa y ecuánime para cualquier cosa que le preguntes. Eso es lo que le gusta a Rajoy”.

El FT destacaba también que Nadal fue el encargado de establecer las bases de la reunión que mantuvieron Rajoy y Merkel en Berlín el pasado mes de enero. Si Rajoy está obsesionado con que Merkel tenga un poco de “clemencia” con España, como decía el citado diario, Nadal es su interlocutor con el principal centro de poder de Europa. Sus dos hijos, mientras tanto, sigue estudiando en la lengua de Goethe en un colegio alemán de Madrid. 

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
26 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios