El secretario de Innovación de Garmendia se ve víctima de una “persecución”
  1. España
'OLVIDA' DECIR EN SU CARTA DE DESPEDIDA QUE CONTRATABA EMPRESAS DE SU FAMILIA

El secretario de Innovación de Garmendia se ve víctima de una “persecución”

“Quiero abordar con valentía este proceso mediático que me toca sufrir, con tintes ya de persecución, y facilitaros la verdad de este asunto de manera personal

placeholder Foto: El secretario de Innovación de Garmendia se ve víctima de una “persecución”
El secretario de Innovación de Garmendia se ve víctima de una “persecución”

“Quiero abordar con valentía este proceso mediático que me toca sufrir, con tintes ya de persecución, y facilitaros la verdad de este asunto de manera personal y directa”. Son palabras de Juan Tomás Hernani, secretario general de Innovación del gobierno saliente, que el jueves envió una carta de despedida con membrete oficial (vea la carta) a todos sus colaboradores y subordinados en distintas instituciones. Tras las exclusivas de El Confidencial sobre los contratos que se han adjudicado las empresas de su familia en los organismos públicos que él ha dirigido, Hernani  ofrece una serie de explicaciones en las que olvida algunos datos fundamentales.

El hombre de confianza de la ex ministra Cristina Garmendia asegura que “traspasé una participación minoritaria, tal y como marca la ley, en Supperstudio S.L. (…) Esta compañía sí ha trabajado para el sector público, y en particular para el entorno del Ministerio de Ciencia e Innovación, como es su derecho”. Hernani obvia que traspasó las acciones de su mujer a su suegra, por lo que la participación siguió en manos de su familia. El “entorno del Ministerio” es la Fundación Española para La Ciencia y Tecnología, de la que Hernani fue su director entre 2008 y 2009, cuando Supperstudio entró a trabajar para ese organismo público. Ha conseguido contratos de un mínimo de 359.000 por organizar dos eventos. Además, la esposa de Hernani, Libe Alonso Leibar, sigue siendo apoderada de la empresa, según refleja el Registro Mercantil de Vizcaya.

Hernani también refleja en su carta que dimitió de los consejos de “Axion Dosmil y de Cuf&Cuf Company”, empresas que quedaron en manos de su esposa y sus suegros y que lograron más de 200.000 euros en contratos del Consorcio ESS-Bilbao del que Hernani era directivo. Una auditoría interna refleja que hubo un uso indebido de recursos públicos y que el principal de los contratos se tramitó como “procedimiento urgente sin justificación aparente”.

En su misiva, Hernani aprovecha para recordar que “conseguí 800.000 euros de ingresos de un proyecto europeo que relanzó la candidatura de Bilbao ante la Comisión Europea, con un coste para el proyetco de 7.200€/mes más IVA para su dirección, facturado por Axion”. El Confidencial ha comprobado el balance de este proyecto, que recoge una subvención bruta de 602.000 euros y arroja unas pérdidas para el Consorcio de 247.000 euros.

Juan Tomás Hernani termina su carta apelando a su “austeridad” y a la “energía” que siente para abordar el próximo proyecto de impulso económico y/o social que tenga el honor de recibir”. El escrito ha provocado una auténtica avalancha de mensajes a este diario por parte de funcionarios que trabajan o han trabajado en las instituciones públicas por las que ha pasado Juan Tomás Hernani que querían mostrar su “indignación” ante un “cúmulo de mentiras”.