J.T. HERNANI, EX SECRETARIO GENERAL DE INNOVACIÓN DEL MINISTERIO DE CIENCIA

Un alto cargo de Garmendia, señalado por desviar dinero público a empresas de su familia

Una auditoría interna del Consorcio ESS Bilbao sostiene que desde la entidad pública vasca se han desviado más de 200.000 euros a empresas de la familia

Foto: Un alto cargo de Garmendia, señalado por desviar dinero público a empresas de su familia
Un alto cargo de Garmendia, señalado por desviar dinero público a empresas de su familia
Autor
Tags
    Tiempo de lectura5 min

    Una auditoría interna del Consorcio ESS Bilbao sostiene que desde la entidad pública vasca se han desviado más de 200.000 euros a empresas de la familia de Juan Tomás Hernani, secretario general de Innovación del Ministerio de Ciencia e Innovación con Cristina Garmendia. El presunto desvío de fondos comenzó en 2007, cuando Hernani era director de Asuntos Exteriores del Consorcio. En abril de 2009, Garmendia se lo llevó a su Ministerio, donde ha permanecido hasta el reciente cambio de Gobierno.

    El pasado 12 de diciembre, los órganos de dirección del Consorcio recibieron una nota interna restringida (Ver nota), a la que ha tenido acceso El Confidencial, con las conclusiones de una auditoría que destaca varias irregularidades. La primera es una factura de 10.325 euros más IVA pagada a la empresa Cuf Cuf & Company el 1 de noviembre de 2007 con el concepto “Consultoría de preparación del workshop en Bruselas para presentar la candidatura de Bilbao-Hungría como sede de la futura ESS”.

    Llama poderosamente la atención que el objeto social de Cuf Cuf es el “diseño, producción, distribución, importación y comercialización de artículos, productos y alimentos para gatos y animales domésticos, así como toda clase de juegos de mesa y de entretenimiento”. Aún es más llamativo que el propio Juan Tomás Hernani es consejero de esa empresa, cuya administradora única es su esposa, Libe Alonso Leibar.

    Pero los mayores importes pertenecen a otra empresa de la familia de Hernani, Axion 2000. Esta compañía consiguió un contrato del Consorcio ESS Bilbao en marzo de 2008, con Juan Urrutia Elejalde en la presidencia de la institución, por un importe de 197.400 euros,tramitado sin justificación aparente como procedimiento urgente”, según los auditores.

    La empresa debía prestar “servicios de asistencia técnica”, pese a que Axion 2000 es una inmobiliaria dedicada a la “adquisición, tenencia, venta y arrendamiento de viviendas, locales, pabellones y terrenos”, según datos del Registro Mercantil de Vizcaya. La mujer de Juan Tomás Hernani era la administradora de la firma y el cien por cien de las acciones pertenecen a sus padres. Además, Axion 2000, actualmente administrada por la suegra del ex alto cargo del Ministerio de Ciencia e Innovación, cobró dos facturas de 18.100 euros al organismo antes de adjudicarse el contrato.

    El informe de los auditores enviado a la dirección del Consorcio es tajante: “No han existido razones de índole técnico o económico que justifiquen la contratación de servicios a tales firmas, (…) que se asignan a estas sociedades limitadas de forma discrecional por el Sr. Urrutia Elejalde, evitando de forma eficaz la concurrencia de ofertas. No se encuentran razones objetivas distintas del interés personal de personas allegadas al Consorcio. De hecho, ambas firmas han sido constituidas por familiares del Sr. Hernani Burzaco, quien a fecha de realización de tales actividades figuraba dentro del organigrama del Consorcio”.

    Un único empleado

    El análisis de la contratación externa del Consorcio refleja que Axion 2000 ni siquiera entregó los documentos que figuran en el pliego de cláusulas técnicas. Esta empresa ha tenido como único cliente al Consorcio y sólo ha registrado un empleado. Éste trabajó en las oficinas del propio Consorcio, que cubrió con los gastos que originaba el trabajador. Pese a ello, los balances de cuentas de Axion en los años investigados dan pérdidas. El motivo: el dinero que entra del Consorcio, Axion 2000 lo utiliza para contratar los servicios del propio Juan Tomás Hernani a través de la asociación Eurobulegoa, que él dirigía, y la Fundación Innobasque, en la que se integró Eurobulegoa, entidades con presencia de instituciones públicas y empresas privadas. En total, unos 470.000 euros.

    El Consorcio ESS Bilbao pidió un dictamen al Consejo de Estado para anular el contrato y no pagar más facturas a Axion 2000, pero la institución consultiva “no aprecia irregularidades suficientes”, según otra nota interna. Fuentes oficiales del Consorcio han declarado a El Confidencial que han trasladado a sus servicios jurídicos todo lo referente a estas contrataciones. Por su parte, el ex director general de Innovación no ha contestado a las llamadas de este diario.

    El Consorcio Bilbao es la sede española de la Fuente Europea de Neutrones por Espalación (ESS), que trabaja en el famoso LHC, el mayor acelerador de partículas de la historia. Tras graves problemas iniciales, ya ha comenzado a funcionar en Suiza. Es un gran experimento tecnológico que será capaz de recrear los instantes posteriores al Big Bang para descubrir informaciones clave sobre la formación del universo. Para la puesta en marcha de la delegación española en el Parque Científico del Campus de la Universidad del País Vasco en Leioa (Vizcaya), se han destinado 180 millones de euros, financiados al 50 por ciento entre el Ministerio de Ciencia e Innovación –al que perteneció Hernani hasta hace unos días- y el Gobierno vasco. La presidencia del consejo rector del Consorcio corresponde a la consejera de Educación vasca, Isabel Celaá.

    Juan Tomás Hernani también es presidente saliente del CDTI (Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial), que depende del Ministerio de Ciencia. Durante su etapa, el hombre de confianza de Cristina Garmendia medió para que una empresa recibiera fondos públicos del mismo organismo que él encabezaba, como reveló El Confidencial.

    Hernani, ingeniero industrial, tiene un amplio currículum en puestos de responsabilidad en los sectores público y privado. Ha sido director técnico de Robotiker, director general del Grupo Isabel, consejero delegado de Keon-Azertia, además de trabajar durante once años en la Dirección General de Empresas del Grupo Industrial del BBVA. 

    España
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    33 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios