EL JUEZ JOSÉ CASTRO LEVANTA EL SECRETO DE SUMARIO Y LE CITA A DECLARAR EL 6 DE FEBRERO

Iñaki Urdangarín, imputado por el 'caso Nóos'

Era inevitable. Solo cinco días después de que Don Juan Carlos, en su discurso de Navidad, condenase las "conductas irregulares que no se ajustan a la

Foto: Iñaki Urdangarín, imputado por el 'caso Nóos'
Iñaki Urdangarín, imputado por el 'caso Nóos'

Era inevitable. Solo cinco días después de que Don Juan Carlos, en su discurso de Navidad, condenase las "conductas irregulares que no se ajustan a la legalidad o la ética", y al día siguiente de que la Casa del Rey hiciese públicas las cuentas de La Zarzuela, Iñaki Urdangarín ha sido imputado por el juez por presunta apropiación de fondos públicos.

El yerno del monarca, que actualmente reside en Washington con su esposa, la infanta Cristina de Borbón, y sus cuatro hijos, ha sido citado a declarar el próximo 6 de febrero por el juez de Palma José Castro, que investiga el desvío de fondos de diversas administraciones públicas a un entramado societario tejido por Urdangarín y su socio, Diego Torres, en torno al Instituto Nóos, una entidad que se declaraba "sin ánimo de lucro".

El juez Castro, titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma, ha decidido también levantar el secreto de sumario que pesaba sobre las investigaciones de la llamada operación Babel, la pieza sobre los negocios de Urdangarín separada del caso Palma Arena -malversación de caudales públicos para la construcción de un velódromo en la capital balear-, en el que también está imputado el ex presidente autonómico Jaume Matas.

El duque de Palma ha recibido la noticia de su imputación mientras practicaba el esquí en compañía de la infanta Cristina y sus cuatro hijos: Juan, Pablo, Miguel e Irene Urdangarín Borbón. También se encuentra con ellos la infanta Elena de Borbón, que desde que estalló el escándalo había permanecido alejada de su hermana, sus sobrinos y su cuñado.

Al menos cuatro delitos

Urdangarín tendrá que responder ante la Justicia al menos por cuatro delitos: malversación de caudales públicos, fraude a la Administración, prevaricación y falsedad documental. Pero la acusación, según fuentes jurídicas consultadas por El Confidencial, podría ampliarse a los delitos de cohecho y tráfico de influencias. Las mismas fuentes aseguran que el duque de Palma, si finalmente es condenado, podría enfrentarse a penas de hasta 15 años de prisión.    

Nada más conocerse la noticia de la imputación del yerno del monarca, la Casa del Rey ha manifiestado su "absoluto respeto a las decisiones judiciales". Un portavoz de La Zarzuela ha indicado que cualquier otra valoración corresponde hacerla a partir de ahora al abogado de Urdangarín, Mario Pascual Vives, un letrado barcelonés especializado en Derecho Penal y Procesal.

El auto del juez Castro señala que la fecha fijada para la comparecencia de Urdangarín -las 9 horas del próximo 6 de febrero- podría adelantarse si el duque de Palma lo solicita "con la suficiente antelación". Y advierte que, de no presentarse en la mencionada fecha en la sede del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma de Mallorca, "la orden de comparecencia podría convertirse en orden de detención".

La imputación del duque de Palma, que ya ha sido apartado de la agenda oficial de la Familia Real, provocará, con toda probabilidad, otro efecto colateral para Urdangarín: su salida de Telefónica, de la que es consejero y representante en EEUU desde el verano de 2009. De hecho, el presidente de la compañía, César Alierta, sólo está a la espera de que la Casa del Rey le indique cuándo y cómo debe forzar la destitución del yerno del monarca, como ya adelantó El Confidencial. Urdangarín y la infanta Cristina son dos expatriados de lujo en Washington, donde viven con unos ingresos anuales superiores al millón de euros.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
139 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios