Bernardino León: “Hace falta un cambio profundo en el PSOE”
  1. España
‘EL CONFIDENCIAL’ ENTREVISTA AL ‘EXAPAFUEGOS’ DE ZAPATERO EN LA MONCLOA

Bernardino León: “Hace falta un cambio profundo en el PSOE”

Ruta del pasado jueves: Bruselas-Varsovia; Varsovia-Barcelona; Barcelona-Málaga. Fin de semana en Madrid y luego otra vez Bruselas, su actual lugar de residencia. Los viajes de Bernardino

Foto: Bernardino León: “Hace falta un cambio profundo en el PSOE”
Bernardino León: “Hace falta un cambio profundo en el PSOE”

Ruta del pasado jueves: Bruselas-Varsovia; Varsovia-Barcelona; Barcelona-Málaga. Fin de semana en Madrid y luego otra vez Bruselas, su actual lugar de residencia. Los viajes de Bernardino León (Málaga, 1964) son continuos desde que en julio fuera nombrado enviado especial de la Unión Europea para el Mediterráneo sur (los países de la llamada primavera árabe).

En una entrevista concedida a El Confidencial nada más aterrizar en el Aeropuerto de Málaga, el exsecretario general de Presidencia con Rodríguez Zapatero, el diplomático apafuegos, opina como militante socialista del proceso interno al que se enfrenta el PSOE. El exsecretario de Estado de Asuntos Exteriores admite que su partido ha cometido “errores”, añadidos a “problemas de comunicación”. “Hay elementos”, argumenta, “más allá de la crisis que explican una derrota tan importante, aunque es verdad que la crisis es el elemento central que produce una enorme insatisfacción y profundo sentimiento de frustración de los ciudadanos”.

León, tildado justo hace un año como “el chico de oro del Gobierno” en los papeles desvelados por Wikileaks, resalta que la pérdida de cuatro millones de votos evidencia que la crisis económica ha producido “errores de planteamiento estratégico y quizá errores tácticos”. Y añade: “Todo eso ahora en la nueva etapa que comienza en el Partido Socialista se va a poner de manifiesto”.

A su juicio, más que un cambio de líder, el PSOE tendría que plantearse “un cambio de liderazgo: tiene que hacer algo más. La solución es un cambio más profundo; hace falta también plantearse un tiempo nuevo, una manera nueva de hacer política”.

- ¿Alfredo Pérez Rubalcaba no es el hombre adecuado para ejercer ese liderazgo?

No contesta a nombres propios. No quiere. “No lo veamos sólo como un microproceso de cambio de líder. Hace falta un cambio muy profundo en el partido, en sus planteamientos, en sus maneras de hacer política, de enlazar con la sociedad y una sociedad que también tiene que cambiar profundamente”, destaca León, que desvela una petición de Rodríguez Zapatero a su entorno más cercano. “Nos ha pedido la máxima neutralidad en el debate de los nombres. Prefiero mantenerme en esa órbita”.

Bernardino León tampoco se ve como el tapado socialista. “No, no. Estoy haciendo una labor que no sólo es importante para la Unión Europea, sino para España en una zona de un interés estratégico fundamental. Desde ahí puedo ayudar mucho. Yo estoy al servicio del país y de la UE. No estaré, ni creo que nadie lo espere. Tampoco creo que nadie me lo pida”.

- Ni le motiva, supongo.

Su nombre se barajó en las quinielas de candidato a la Alcaldía de Málaga. También como sucesor de Miguel Ángel Moratinos en Asuntos Exteriores. “No es que no me motive, es que lo tengo entre manos es una labor relevante y me tengo que concentrar en ello. Mi sitio está en Bruselas. Y no debo cambiar a corto plazo. Lleva tiempo hacer los equipos y las líneas de trabajo. Estoy estableciendo un diálogo y un espíritu de trabajo muy elaborado con los países del Sur y los distintos países europeos”.  

El diplomático no es partidario de un giro ideológico en el PSOE. Sostiene que el partido debe continuar con sus señas de identidad. “Hay que mantener referencias fundamentales como la igualdad y solidaridad para adaptarla a la nueva realidad”, declara antes de reconocer que el principal problema que observa en la coyuntura económica española es la “escalofriante cifra de deuda privada de los españoles”.

En la pasada campaña electoral el candidato Pérez Rubalcaba abogó por un giro muy claro hacia la izquierda. El representante de la UE defiende que Zapatero ha sido fiel a una defensa clara de la política social.

Hasta mayo de 2010

- No, no, incluso después.

Entre más medidas, el presidente del Gobierno suprimió la deducción de 400 euros y el cheque-bebé. “Zapatero planteó que había una parte de la política social que era irrenunciable, como las becas, que las ha aumentado y la dependencia, educación y sanidad, que no ha tocado en esencia. Hay otros aspectos de la política social que se corresponden más bien con un tiempo de bonanza”, subscribe.

Bernardino León se refiere al cheque bebé. “Eso no es una política social, es una política de incentivo a la natalidad, importante para nuestro país; pero en un momento de dificultades hay que pensar más en el paro, en los dependientes y si hay que hacer una renuncia hay que hacerla por ahí.  No me parece justo decir que hay que hacer un giro a la izquierda como si el presidente Zapatero hubiera hecho un giro a la derecha”.

Sobre la política Exterior que desarrollará el Gobierno de Mariano Rajoy, opta por no valorar  las posibles alternativas. “Es él quien debe tomar esas decisiones y no quiero hacer especulaciones hasta que no se produzcan los nombramientos y explique cuál es la estructura de Gobierno. Preferiría ser prudente”. Por ahora lo es y saca la alfombra roja al futuro jefe de la diplomacia española. “Tengo una relación personal excelente con Mariano Rajoy y su equipo”, remata, mientras apura una Coca-Cola Light y un sándwich diminuto.

Bernardino León