NINGÚN GRUPO PARLAMENTARIO APOYA MODIFICAR EL SISTEMA DE VOTO EN LA REGIÓN

Aguirre presenta una reforma electoral de 'doble urna' que favorece al PP

Rechazo frontal a la proposición de Esperanza Aguirre a cambiar la Ley Electoral en la Comunidad de Madrid. Todos los grupos, excepto Unión Progreso y Democracia

Foto: Aguirre presenta una reforma electoral de 'doble urna' que favorece al PP
Aguirre presenta una reforma electoral de 'doble urna' que favorece al PP
Autor
Tags
    Tiempo de lectura3 min

    Rechazo frontal a la proposición de Esperanza Aguirre a cambiar la Ley Electoral en la Comunidad de Madrid. Todos los grupos, excepto Unión Progreso y Democracia (UPyD), que estudia la propuesta, se oponen a la idea de dividir la Comunidad en 43 circunscripciones electorales e introducir un sistema de ‘doble urna’ inspirado en el modelo electoral alemán.

    La idea que Esperanza Aguirre quiere implantar el PP es que un tercio de los escaños (43 diputados) sea elegido en cada una de las 43 circunscripciones en las que quedaría dividida la región. Los dos tercios restantes (86 de los 129 actuales), saldrían a través de listas cerradas, como ocurre ahora, y se seguiría votando la lista de un partido político. Los criterios son los que se han dividido las circunscripciones son de carácter geográfico y socioeconómico, aunque se ha intentado que estén en torno a 150.000 habitantes.

    El problema en esta subdivisión del voto es dibujar el mapa para elegir en distritos uninominales. Expertos en reforma electoral coinciden en que provocaría “tensiones territoriales” cuando se combinara una zona de voto mayoritario de izquierda con otra de derecha o al hacer coincidir una zona de votos de derechas con otro de izquierdas. Curiosamente, una de las 43 circunscripciones que ayer presentó el PP de Madrid incluía a Rivas y Arganda y el PP optó por neutralizar Rivas (donde los populares recibieron 9.015 votos frente a los 10.411 del primero).

    “Se ha intentado que cada una de las circunscripciones cuente con una población de más de 100.000 personas”, explicó ayer Iñigo Henríquez de Luna, portavoz del PP en la Asamblea. Sin embargo, las nuevas circunscripciones ahora sustituyen número de población por territorio, por lo que el cambio perjudicaría a los partidos minoritarios y favorecería al más votado. Tomando como base los resultados de las elecciones municipales del 22-M, los populares arrasaron en 41 de estas 43 demarcaciones electorales, por lo que el PP, el partido más votado, sería el más beneficiado. 

    El PSOE se opone frontalmente a la propuesta del PP. Su portavoz adjunta, Maru Menéndez, considera que Esperanza Aguirre solo busca “blindar” a su partido en el poder y lamenta que quiera venderlo como “si se tratara de un avance democrático, cuando es exactamente la ruptura de la proporcionalidad”.

    Gregorio Gordo, portavoz de IU, también rechazó la propuesta asegurando que “el PP solo busca apuntalarse en la Comunidad y caminar hacia un sistema de partido único”. Con esta teoría, Gordo asegura que no se sentará ni siquiera para hablar de ella, ya que significa menos representatividad y menos democracia. "Al abrirlo a más circunscripciones, cuantos menos cargos públicos se elijan, menos proporcionalidad, y se quedarían fuera fuerzas políticas que, como Izquierda Unida, pudieran tener un número de votos por encima del 10% o el 11%", añadió.

    “Una persona, un voto”

    La reforma electoral que defiende IU pasa por repartir los escaños de forma absolutamente proporcional, “una persona, un voto”, para evitar que sucedan escenarios como los vistos en las elecciones del 20-N, donde el PP, con un 44% de los votos, posee el 53% de los escaños en el Congreso.

    Luis de Velasco, portavoz de UPyD, se mostró mucho más cauto en sus declaraciones, que en un primer momento calificó de “buena idea”, aunque insistó en que no apoyará ninguna reforma donde el voto de todos los ciudadanos no valgan lo mismo.

    Para modificar la Ley Electoral, el PP necesita el voto de dos tercios de la Asamblea de Madrid. Con 72 escaños, el PP únicamente necesita 14 votos más (el PSOE cuenta con 36 parlamentarios, IU 13 y UPyD 8). En el hipotético caso de que la reforma electoral se instaurase en la Comunidad de Madrid, los expertos reconocen que los ciudadanos cambiarían la forma de votar y tendrían en cuenta que, en las listas cerradas, podrían dar más oportunidades de representación a los partidos minoritarios, “aunque en el distrito uninominal opten por uno de los grandes”. 

    España
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    10 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios