LAS PÉRDIDAS LAS ASUMIRÁN A MEDIAS EL ESTADO Y EL SECTOR

Rajoy confirma a Rato que la creación del 'banco malo' será una de sus primeras medidas

Mariano Rajoy confirmó ayer al presidente de Bankia, Rodrigo Rato, que una de las primeras medidas que tomará su Gobierno en cuanto se forme será la creación

Foto: Rajoy confirma a Rato que la creación del 'banco malo' será una de sus primeras medidas
Rajoy confirma a Rato que la creación del 'banco malo' será una de sus primeras medidas

Mariano Rajoy confirmó ayer al presidente de Bankia, Rodrigo Rato, que una de las primeras medidas que tomará su Gobierno en cuanto se forme será la creación de un 'banco malo' estatal para limpiar los activos inmobiliarios que lastran los balances del sector financiero, especialmente de las cajas de ahorros. Con esta medida pretende sanear definitivamente el sector financiero, algo decisivo, a su entender, para recuperar la confianza de los inversores internacionales y reducir así la prima de riesgo.

De esta forma, se despeja la incertidumbre creada por el propio Partido Popular sobre esta materia. Esta medida se insinuaba en su programa electoral, como explicó en su día El Confidencial, pero posteriormente el propio Rajoy y su portavoz económico, Cristóbal Montoro, desmintieron durante la campaña electoral que el Estado fuera asumir las pérdidas de los bancos.

La clave está en que estas pérdidas del 'ladrillo' serán asumidas a medias por el erario público y por el propio sector, a través del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD). Algo que exigirá a las entidades 'sanas' que eleven sus aportaciones a dicho Fondo e incluso que pidan un préstamo al FROB. La parte pública se financiará con emisiones de deuda y, si eso no es posible en las circunstancias actuales de mercado, con ayuda del fondo de rescate europeo (EFSF).

Este 'banco malo' no tomará la forma de jurídica de un banco, sino de un vehículo de propósito especial, o incluso el nuevo FGD unificado recientemente por el Gobierno socialista. Asimismo, todavía está por definir el nombre del mismo. Un banco malo es un vehículo que crea el Estado y que adquiere los activos inmobiliarios problemáticos de las entidades. Las pérdidas que originan estas compras para las entidades requieren una inyección de capital que es lo que se hará a medias por el Estado y la banca. Al final, hace lo mismo que el FROB pero consigue limpiar de verdad todo el ladrillo del sector.

No será indiscriminado

Por otro lado, las fuentes consultadas aseguran que se va a atender a las peticiones de las tres mayores entidades de España -Santander, BBVA y La Caixa- y no va a ser un 'banco malo' obligatorio e indiscriminado, sino que sólo actuará en las entidades en peor situación.

Entre ellas estará previsiblemente Bankia, que ya cuenta con un 'banco malo' privado (BFA) en el que ha aparcado sus 'activos tóxicos' junto a las ayudas del FROB y una serie de participaciones industriales. En fuentes del PP recuerdan que la opinión de Rato es muy estimable para preparar las medidas económicas de choque que debe tomar Rajoy.

La de ayer es la primera de una serie de reuniones que el próximo jefe del Ejecutivo mantendrá con responsables de varias entidades financieras para tener información de primera mano sobre la situación del sistema bancario. Para Rajoy, era fundamental escuchar en primer lugar al ex vicepresidente económico por ser, además de compañero de partido, un experto en las finanzas a nivel internacional como antiguo responsable del Fondo Monetario Internacional y en España protagonista directo del proceso de fusión de las cajas de ahorros.

Bankia es el resultado de la mayor fusión de cajas que se ha acometido en España desde que la crisis obligó a la concentración de la banca pública controlada por las administraciones autonómicas o locales, pero el proceso sigue sin concluir, que es lo que quiere acometer de inmediato el presidente electo.

La 'expertise' de Rato

Rajoy también escuchó las aportaciones del ex vicepresidente económico sobre las crisis del euro, los problemas con la deuda soberana y las posibilidades de los eurobonos para salir de la crisis.

En fuentes de Bankia insisten en que Rato no planteó a Rajoy los problemas internos de su entidad, aunque el último consiste en el empeño del PP valenciano en decidir sobre la vicepresidencia que deja vacante José Luis Olivas después de su dimisión forzada. En los mismos medios aseguran que Rato no pretende colocar a su antiguo hombre de confianza, Juan Costa, como habían difundido desde el PP, candidatura que no gustaba nada en la sede nacional de la calle Génova por el historial “crítico” del hoy directivo de Ernst & Young.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
59 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios