A PARTIR DE 2013

Rota será sede naval del escudo antimisiles y acogerá a cuatro barcos de EEUU

Rota será a partir de 2013 una base naval del sistema de defensa antimisil que la OTAN y Estados Unidos esperan desplegar para contrarrestar amenazas balísticas

Foto: Rota será sede naval del escudo antimisiles y acogerá a cuatro barcos de EEUU
Rota será sede naval del escudo antimisiles y acogerá a cuatro barcos de EEUU
Autor
Tags
    Tiempo de lectura6 min

    Rota será a partir de 2013 una base naval del sistema de defensa antimisil que la OTAN y Estados Unidos esperan desplegar para contrarrestar amenazas balísticas de países como Irán o Corea del Norte tras el acuerdo alcanzado este miércoles entre España y Estados Unidos, en virtud del cual Washington desplegará cuatro buques dotados con el sistema de defensa AEGIS y 1.100 militares en la base naval gaditana, según anunció este miércoles el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero.

    "España va a acoger este componente del sistema debido a su posición geoestratégica y por su condición de puerta de entrada al Mediterráneo. En concreto, Estados Unidos va a desplegar como su contribución a la defensa antimisil de la OTAN un total de cuatro buques dotados con el sistema AEGIS que tendrán su base en Rota" a partir de 2013, anunció Zapatero en una comparecencia conjunta con el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, y el secretario de Defensa de Estados Unidos, Leon Panetta.

    "Ello significa que Rota se va a convertir en un punto de apoyo al despliegue de los buques para que puedan integrarse en fuerzas multinacionales o lleven a cabo misiones de la OTAN en aguas internacionales, particularmente en el Mediterráneo, misiones de vigilancia, de seguridad", continuó Zapatero, que recordó que el Centro de Operaciones Aéreas Combinadas (CAOC) que acogerá la Base de Torrejón de Ardoz (Madrid) en la nueva reforma de estructura y mando de la Alianza junto con el que tendrá la base alemana de Uedem "van a formar parte del sistema de mando y control aéreo en el que se integrará la defensa antimisil que la Alianza va a poner en marcha", "de carácter disuasorio, únicamente defensivo" y que, por lo tanto, "no va dirigido contra nadie".

    Impacto socioeconómico muy positivo

    Zapatero destacó además el "impacto muy positivo socioeconómico" del acuerdo, especialmente para la Bahía de Cádiz porque el despliegue "requerirá inversión en infraestructuras" y "contratos con empresas de servicio" tras el compromiso de Washginton de recurrir a astilleros de San Fernando, en Cádiz, "dentro de sus posibilidades" para servicios de mantenimiento de los buques. "Para la industria de la defensa española el impacto previsible será también muy positivo" y avanzó que el acuerdo se traducirá en "un millar" de puestos de trabajo, entre directos e indirectos.

    Según fuentes de Moncloa, el Gobierno español calcula que la inversión estadounidense en nuevas infraestructuras para sus militares se elevará a "entre cinco y seis millones de euros" y el impacto socioeconómico por el coste de vivir en España de los 1.100 militares -aunque en total se espera la llegada de 3.400 estadounidenses sumando las familias- se elevará a unos 51 millones de euros anuales. Además, espera que el impacto en la contratación de servicios, incluido de mantenimiento, alcance los 8,5 millones de euros al año.

    "También va a ser muy importante para nuestras Fuerzas Armadas para disponer de tecnología de vanguardia y posibilidades de colaboración en el ámbito de la formación con nuestros ejércitos", precisó el presidente del Gobierno, que mostró su "satisfacción" por el acuerdo porque, a su juicio, supone "gran un gesto de confianza" en las Fuerzas Armadas españolas y felicitó a la ministra de Defensa, Carme Chacón, por la negociación del mismo.

    El PP ha sido informado

    Zapatero explicó que "el principal partido de la oposición" conoce "desde hace meses" las negociaciones en marcha y es "conocedor" del acuerdo, aseguró que ha mantenido un diálogo "positivo y constructivo" con el PP sobre este asunto y recordó que España es "un miembro solidario y compromiso con la defensa colectiva de Europa" y apoya esta iniciativa con el convencimiento de que "es una garantía también para la defensa de nuestro territorio y de los españoles".

    El secretario de Defensa estadounidense, Leon Panetta, agradeció a Zapatero que se desplazara a Bruselas para anunciar este "importante acuerdo" que, a su juicio, "dará un impulso a las capacidades navales en el Mediterráneo y para reforzar la seguridad de esta región vital" a la vez que "envía una señal muy importante de que Estados Unidos todavía invierte en esta Alianza" a pesar de los recortes presupuestarios.

    "La decisión de España representa un paso crítico para aplicar la estrategia europea adaptable y por fases como acordaron nuestros líderes en Lisboa" para desplegar el sistema de defensa antimisil, explicó Panetta que, como Zapatero, ha advertido de la "creciente amenaza" balística. "Albergando estos barcos, España continuará con un papel crucial para reforzar la seguridad en la región", ha asegurado el estadounidense.

    Misiones adicionales de los buques

    "Estos barcos apoyarán los esfuerzos críticos de la OTAN para construir una defensa antimisil eficaz", explicó, aunque precisó que los destructores estadounidenses que albergará la base de Rota "harán otras misiones importantes", como participar en los grupos permanentes marítimos de la OTAN, en ejercicios navales, visitas a puertos y otras actividades de cooperación y también "permitirá un apoyo de respuesta rápido" a los mandos militares estadounidenses de África y al mando central "cuando sea necesario".

    El secretario de Defensa estadounidense subrayó la importancia del despliegue de 1.100 militares en España en un momento en el que Estados Unidos estudia "posicionar mejor" sus fuerzas y capacidades, aunque ha dejado claro que el Gobierno estadounidense está comprometido en garantizar "la cobertura y protección total de todos" los países aliados.

    Rasmussen saludó el acuerdo porque "refleja el compromiso de ambos países con la Alianza y la cooperación trasatlántica" y les permite acercarse "un paso más" al objetivo compartido de alcanzar la capacidad operativa inicial del sistema antimisil en mayo de 2012 y la "total" en 2018. "Y refuerza el vínculo del compromiso común, la cooperación común y la confianza mutua", concluyó.

    Turquía ya aceptó a principios de septiembre acoger en su territorio un sistema de radar de alerta temprana que también formará parte del sistema y, más recientemente, Rumanía y Polonia han aceptado acoger respectivamente interceptores de misiles y un sistema terrestre SM-3 del Gobierno estadounidense en la base militar polaca de Redzikowo, que también formará parte del sistema. Holanda ha acordado actualizar, asimismo, cuatro sistemas de radares que espera aportar al sistema de defensa antimisil, según han confirmado fuentes diplomáticas estadounidenses y aliadas.

    El presidente estadounidense, Barack Obama, anunció en septiembre de 2009 su intención de desarrollar un escudo antimisil más eficaz y barato que el sistema proyectado por su antecesor, George W. Bush, basado en misiles interceptores por mar y aire, que espera desplegar en cuatro fases entre 2011 y 2020.

    Zapatero mantuvo un encuentro bilateral con Rasmussen poco antes de su comparecencia. Acompañado por Chacón, ambos abordaron la situación en Libia, Afganistán, los objetivos de la cumbre de Chicago y el acuerdo cerrado este miércoles sobre Rota, según explicaron fuentes de Moncloa. El propio Zapatero, que visita por última vez la sede de la OTAN antes de abandonar el cargo, reconoció en la rueda que mantiene una "buena relación y buena amistad" con el secretario general de la OTAN.

    España
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    9 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios