Es noticia
Menú
El inspector Ballesteros dice que el ‘caso Faisán’ es un juicio político
  1. España
EL RECURSO DE SU LETRADO RIDICULIZA AL JUEZ RUZ

El inspector Ballesteros dice que el ‘caso Faisán’ es un juicio político

“El mayor juicio político de la historia de la democracia”. Así describe el abogado del inspector José María Ballesteros el procesamiento de su cliente como uno

Foto: El inspector Ballesteros dice que el ‘caso Faisán’ es un juicio político
El inspector Ballesteros dice que el ‘caso Faisán’ es un juicio político

“El mayor juicio político de la historia de la democracia”. Así describe el abogado del inspector José María Ballesteros el procesamiento de su cliente como uno de los presuntos autores del chivatazo a ETA en el recurso presentado ayer contra el auto del juez Pablo Ruz.  El escrito es un agresivo alegato contra el instructor, a quien ridiculiza en reiteradas ocasiones por su falta de conocimientos jurídicos y al que acusa de haber faltado al respeto a su cliente y a él mismo. Dicho todo, eso sí, “desde el más absoluto de los respetos y amparándose en la libertad de expresión”.

A lo largo de 115 folios repletos de negritas, versales, cursivas, subrayados y diferentes cuerpos de letra, el letrado José Luis Vegas intenta desmontar la participación de Ballesteros en los hechos. El abogado reconoce que “es un policía el que da el teléfono (a Joseba Elosua, dueño del bar Faisán) y el que le habla (al otro lado de la línea para alertarle de la operación policial en marcha)”, pero que José María Ballesteros no tiene nada que ver con ello, como sostiene el auto de procesamiento del magistrado.

“Nadie discute que haya existido chivatazo, ahora, lo que si se discute es que no se quiere conocer quién lo dio -dice el recurso-. Se pretende celebrar un juicio político, y en lo que a mi defendido respecta faltándole al respeto, llegando a compararle con Amedo (comisario José Amedo, condenado por el caso GAL), haciéndole la vida imposible y publicando en diversos medios de comunicación noticias sin ningún rigor jurídico ni periodístico y con el único fin de vender periódicos”.

El defensor tiene clara la autoría, y en los últimos folios del recurso, cuyo objeto es intentar revocar el procesamiento de su cliente, establece su propio relato de lo ocurrido en la mañana del 4 de mayo de 2006. Según el mismo, el inspector Carlos Germán, jefe del equipo que ha investigado el chivatazo, y que el día que se produjo la filtración era el responsable del equipo que iba a detener a los miembros de la red de extorsión de ETA, telefoneó a uno de sus subordinados para decirle que se desplazara al bar Faisán. Una vez dentro, dicho agente devolvió la llamada a Germán y, acto seguido, le entregó el móvil a Elosua para que aquel le alertara de la operación policial en marcha, frustrando así la misma. La teoría que desde hace meses mantienen las defensas.

Ataques contra el auto

Para demostrar su teoría, el letrado solicita al magistrado que ordene una batería de diligencias que ya reclamó en otras ocasiones y que en su momento fueron rechazadas por el juez Ruz. Éste es el destinatario de la inquina del letrado, que le dedica algunas “perlas” como éstas: “La verdad es que mucho nos tememos que no hay un solo jurista que, de verdad, pueda pensar que con semejante auto, cuya solidez es nula, pueda ser en un hipotético juicio oral condenado alguien”. Y sigue en otro párrafo: “muy flojito el meritado auto, quizá el auto más flojo en soporte jurídico en lo que a imputación se refiere en la historia de la democracia”. 

El letrado acusa al juez de no haber leído alguno de sus escritos y, una vez más, “en términos de defensa y con el más absoluto de los respetos”, califica de “experpento (sic) jurídico” el auto de procesamiento, “cuyo contenido jurídico esta representación aún sigue en su búsqueda”. “Las imputaciones sobre mi representado se sustentan, y valga la coloquial expresión, sobre el grosor de un hilo dental”, dice el abogado que, visto lo cual, expresa su “imperioso deseo” de que el juicio oral se celebre cuanto antes.

La defensa de Enrique Pamies, jefe superior de Policía del País Vasco, presentará su recurso el próximo lunes, fecha límite. En la tarde de ayer no fue posible conocer si la defensa de Víctor García Hidalgo, exdirector de la Policía, ha presentado ya su escrito o lo hará igualmente el lunes.

“El mayor juicio político de la historia de la democracia”. Así describe el abogado del inspector José María Ballesteros el procesamiento de su cliente como uno de los presuntos autores del chivatazo a ETA en el recurso presentado ayer contra el auto del juez Pablo Ruz.  El escrito es un agresivo alegato contra el instructor, a quien ridiculiza en reiteradas ocasiones por su falta de conocimientos jurídicos y al que acusa de haber faltado al respeto a su cliente y a él mismo. Dicho todo, eso sí, “desde el más absoluto de los respetos y amparándose en la libertad de expresión”.

Severiano Ballesteros