El líder de IU en Extremadura garantizó al socialista Vara que seguiría gobernando
  1. España
PEDRO ESCOBAR NO PREVIÓ LA 'REBELIÓN' CONTRA LAS ÓRDENES DE CAYO LARA A FAVOR DEL PSOE

El líder de IU en Extremadura garantizó al socialista Vara que seguiría gobernando

Ni siquiera el líder de IU en Extremadura, Pedro Escobar, fue capaz de prever la rebelión de las bases y de la mayoría de la dirección regional

Foto: El líder de IU en Extremadura garantizó al socialista Vara que seguiría gobernando
El líder de IU en Extremadura garantizó al socialista Vara que seguiría gobernando

Ni siquiera el líder de IU en Extremadura, Pedro Escobar, fue capaz de prever la rebelión de las bases y de la mayoría de la dirección regional contra las órdenes de Cayo Lara, empeñado en evitar a toda costa que el popular José Antonio Monago se hiciera con el poder autonómico. Tan seguro estaba de que el socialista Guillermo Fernández Vara seguiría siendo presidente de la comunidad otros cuatro años, que dio a éste garantías personales de que los tres parlamentarios de IU -incluido el propio Escobar- votarían a favor de su investidura, según han revelado a El Confidencial fuentes de la coalición liderada por Lara.

La mayúscula sorpresa saltó el pasado domingo durante el Consejo Político Regional de IU reunido en Mérida: la mayoría de sus dirigentes -28 votos frente a 19- se inclinó por la abstención en la sesión de investidura en vez de respaldar a Fernández Vara, lo que significa que Monago, al frente de la lista más votada en las pasadas elecciones del 22-M, será el próximo presidente autonómico. Escobar, uno de los que votó a favor de impedir que gobierne el PP, no se lo podía creer. Y Fernández Vara, que daba por segura su continuidad aunque en público optó siempre por la prudencia, empezó a hacer las maletas.

El todavía presidente extremeño se entrevistó en varias ocasiones con Escobar en los días previos a esa votación, según las fuentes consultadas. Y en todas ellas éste transmitió a Fernández Vara la idea de que, aunque el malestar en la coalición hacia el PSOE era enorme por el menosprecio mostrado hacia IU durante décadas, el Consejo Político apoyaría como mal menor, aunque por un estrecho margen, el voto favorable al candidato socialista en la sesión de investidura. Escobar tranquilizó a Fernández Vara asegurándole que, aunque el no al PSOE iba ganando con claridad en las consultas a los militantes, el Consejo nunca daría luz verde a Monago. Pero el líder regional de IU calculó mal sus fuerzas.

Carrera contrarreloj

Tras el monumental fiasco, la dirección federal de IU, con Lara a la cabeza, se ha lanzado a una carrera contrarreloj para tratar de persuadir a los tres parlamentarios autonómicos de la coalición de que den marcha atrás y renuncien a la abstención. Pero ni Alejandro Nogales ni Víctor Casco ni el propio Escobar están dispuestos a hacerlo. "Sería una traición en toda regla a la militancia, que nos ha mandado hacer oposición a las dos derechas que se van a sentar en el Parlamento", dijo ayer Casco en alusión tanto al PP como al PSOE. No obstante, las presiones desde Madrid sobre los tres diputados se redoblarán con toda seguridad en las casi dos semanas que restan hasta la sesión de investidura del próximo presidente autonómico, que se celebrará el 5 de julio.

Monago, mientras tanto, se muestra convencido -al menos en público- de que los parlamentarios de IU cumplirán su palabra y se abstendrán en la votación de investidura. El líder del PP extremeño se reunió ayer en Madrid con Mariano Rajoy durante casi dos horas en el Congreso de los Diputados, y obtuvo de éste el visto bueno para satisfacer los compromisos que reclama IU a cambio de permitirle que gobierne en detrimento de Fernández Vara. Lo paradójico es que algunas de esas exigencias contradicen abiertamente el ideario nacional del PP, entre ellas mantener el impuesto de sucesiones, que el propio Monago se había comprometido a suprimir durante la campaña electoral del 22-M.

Guillermo Fernández Vara Cayo Lara Tania Sánchez José Antonio Monago