Los manifestantes desbordan la Puerta del Sol durante la jornada de reflexión

Ya no los para nadie. La Puerta del Sol se quedó minúscula ante la presencia de miles de indignados que no dejaron de llegar durante toda

Foto: Los manifestantes desbordan la Puerta del Sol durante la jornada de reflexión
Los manifestantes desbordan la Puerta del Sol durante la jornada de reflexión

Ya no los para nadie. La Puerta del Sol se quedó minúscula ante la presencia de miles de indignados que no dejaron de llegar durante toda la noche para mostrar, por sexta jornada consecutiva, su repulsa al sistema. Ni la prohibición de la Junta Electoral Central ni el rechazo del Tribunal Supremo a levantar el veto ni la presencia policial ha desmovilizado a los manifestantes que consiguieron un ‘llenazo’ en la Puerta del Sol. 26.000 personas, según la Policía, han colapsado el centro de las protestas. Sus réplicas se han podido oír desde Japón hasta Argentina. La gente sigue en la calle en plena jornada de reflexión, y no saben cuándo ni dónde acabará. La prueba de fuego de que esto no termina con el 22-M es que ya hay convocadas asambleas por barrios para el 28-M.

Cien, doscientos, quinientos, miles, miles y miles. Conforme la noche caía, las calles se seguían llenando de gente indignada dispuesta a desafiar cualquier prohibición y cualquier predicción. Algún cartel presagiaba que quedaba noche y movimiento para rato: “Ya tenemos el Sol, ahora vamos a por la Luna”. Todos esperaron las campanadas en un impoluto silencio que nadie se atrevió a romper. Dos gritos mudos avisaban de que el sábado de reflexión estaba a punto de llegar. El éxtasis estalló cuando los manifestantes comenzaron a saltar al grito de “ahora todos somos ilegales” y “así, así, así bota Madrid”.

Grupos anónimos debatían sobre política en cualquier rincón. Todos expresaban sus quejas y sus ideas. Algunos vaticinaban que el movimiento 15-M llegará lejos. “¿Dónde estabas tú en mayo de 2011?”, se podía leer. Estaban los que se reían por haber reventado la campaña electoral: “Colorín, colorado, vuestro cuento se ha acabado”. Otros muchos como Manuela, una jubilada madrileña, abandonaron la Puerta del Sol nada más pasar la medianoche. “Es jornada de reflexión. Yo vuelvo el lunes. Pero vosotros tomad las plazas, las calles, la Historia. No dejéis que nadie os la escriba. Ésta es vuestra”, aconsejaba a un grupo de veinteañeros que se empeñaban en que todo el mundo supiera que están “sin curro, sin casa, sin futuro”.

15-M, un movimiento, muchas plazas, decenas de países. El tsunami #acampadasol se multiplica al segundo. La web oficial tomalaplaza.net informaba ayer de la convocatoria de concentraciones en 73 ciudades de España y 25 en Europa, Asia y América. En Sol las pancartas y los mensajes se multiplican. Todos piden, cada uno a su modo, un cambio real en un folio pegado con un trozo de celo en cualquier rincón. “Nos roban el presente y nos joden el futuro”; “sin casa, sin curro, sin futuro”, “se os acabó el chollo”, “esto es reflexión”, “estamos en Transición. Queremos la revolución” son algunos de los miles mensajes que se pueden leer.

La Policía Nacional, que también reforzó su dispositivo, recibió la consigna de no desalojar mientras no hubiera incidentes. Los organizadores se encargaron durante todo el día de concienciar a los indignados de que no se diera ningún motivo para que los desalojasen. El resultado fue mucha agua y escasez de alcohol; comida para quien tuviese hambre sin arrojar la basura por el suelo, ninguna riña, muchos abrazos gratis para todo aquel que quisiera y ni un solo desalojo.

Un 'brainstorming' multitudinario

El éxito de la revolución social obligó ayer a sus representantes a volver a organizarse para dirigir el rumbo que hoy tomará el movimiento. Hubo asambleas durante toda la noche. Para escuchar la opinión de todos, hay buzones que recogen las iniciativas. Por ahora, entre las más relevantes a nivel político está la reforma de la ley electoral, que no haya financiación privada dentro de los partidos, que se saque a los imputados de las listas electorales, la reforma del Senado, listas abiertas, circunscripción única y escaños proporcionales en número de votos. Quieren también más participación en los presupuestos, una ley de responsabilidad política y reformas de las condiciones laborales de la clase política, además de derogar la ley de partidos y aumentar el salario mínimo. Pero quieren mucho más.

Aunque todavía no hay un manifiesto firme que armonice las ideas claves del brainstorming ciudadano, hay dos ideas inapelables: exigir un cambio en la Ley Electoral y que el movimiento no se diluya pasado mañana. La red social es un hervidero a favor del movimiento y su réplica en plazas y embajadas lo hace todavía más fuerte. En las próximas horas se verá cómo toma más cuerpo si cabe la reivindicación bajo el lema toma la plaza.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios