TRAS UNA SEMANA DE LA APLICACIÓN DE LA MEDIDA

Agrupaciones ciudadanas se reúnen en Madrid para decir 'No a los 110 km/h'

Hoy domingo es la cita elegida por los detractores de los nuevos límites de velocidad para manifestarse en la Puerta del Sol en Madrid. Una concentración

Foto: Agrupaciones ciudadanas se reúnen en Madrid para decir 'No a los 110 km/h'
Agrupaciones ciudadanas se reúnen en Madrid para decir 'No a los 110 km/h'

Hoy domingo es la cita elegida por los detractores de los nuevos límites de velocidad para manifestarse en la Puerta del Sol en Madrid. Una concentración organizada por la plataforma ‘Movimiento140’, que clama por una prohibición que considera “la gota que colma el vaso de la paciencia de millones de conductores”. La razón: “el ahorro energético no puede constituir la causa de reducción de los límites de velocidad a tenor de la Ley de Seguridad Vial”.

A casi una semana de la entrada en vigor del Decreto Ley que limita la velocidad en las carreteras, buena parte de los conductores están hartos, no aguantan más. Consideran que reducir el límite de velocidad a 110 kmh no es una solución para ahorrar en combustible. O al menos reporta un ahorro irrisorio, imperceptible. Son ellos los que deben determinar qué medidas adoptar para gastar menos gasolina y no el Gobierno el que obligue a ‘pisar el freno’.  “Es mucho mejor incentivar o recomendar que simplemente prohibir”, advierte el portavoz de la plataforma ‘Movimiento140’, Pedro Javaloyes, a El Confidencial

Mientras, el Tribunal Supremo abrió este sábado un plazo de cinco días para que el Gobierno presente las alegaciones oportunas ante la petición presentada por la empresa de gestión de multas 'Dvuelta' y 'Movimiento 140' de retirar esta medida. Según el Supremo, no hay razones de especial urgencia que lleven a decidir sobre esta medida cautelar, sin oír a la Administración estatal. Una vez la institución haya examinado las alegaciones, decidirá si suspende o no el polémico Decreto-Ley.

El afán recaudatorio de la medida

Existan razones o no, Pedro Javaloyes cree que no existe un motivo concreto que argumente  la finalidad de la limitación de la velocidad. “Lo de los 110 o tiene un motivo que no se nos ha explicado o no se comprende”, afirma a este diario, al tiempo que añade “tal y como está el precio de los combustibles, los conductores ya estamos adoptando medidas para hacer una conducción menos gravosa”.

“Lo que está claro es que uno de los efectos principales de esta medida es que se incremente la recaudación por multas”, confiesa el portavoz. Una consecuencia que ha provocado la crispación de unos conductores hartos de la codicia recaudatoria de una Administración que “en sólo seis años ha multiplicado por cuatro sus ingresos por este concepto", según informan desde ‘Movimiento140’.

Conocidas son las declaraciones de Pere Navarro, director general de la DGT, en las que confesó que “colocar un radar en una carretera secundaria no es rentable”. Unas palabras “inauditas”, según Javaloyes, “porque se supone que los radares se instalan por criterios de seguridad, y no sobre la apreciación de la rentabilidad que se produce”.

Pese a todo, el Gobierno, en boca de su portavoz Rubalcaba, insiste en que el fin último de la medida no responde a llenar las arcas del Estado. No obstante, el propio Javaloyes estima que el Estado recaudará “entre 20 y 30 millones de euros más por multas sólo en el primer año de aplicación de la medida”. Unas cifras que se notarán en el bolsillo de los españoles, pero a la baja.

De momento, ‘Movimiento140’ lleva recogidas a día de hoy cerca de 34.000 firmas contra los 110 kmh y 191.300 firmas a favor de incrementar la velocidad a 140, tal y como está establecido en otros países europeos. Quizás el Gobierno deba tener en cuenta la opinión de los miles de conductores que circulan por las carreteras españolas.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
26 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios