LA CANCILLER TIENE UN PLAN PARA ZP: CONTRATAR A 800.000 TRABAJADORES CUALIFICADOS

El Gobierno se gasta 50.000 euros en formar a cada ingeniero que 'fichará' Angela Merkel

Alemania necesita 800.000 trabajadores cualificados para que se incorporen inmediatamente al mercado laboral, y en España muchos de los más preparados no encuentran un trabajo. Angela

Foto: El Gobierno se gasta 50.000 euros en formar a cada ingeniero que 'fichará' Angela Merkel
El Gobierno se gasta 50.000 euros en formar a cada ingeniero que 'fichará' Angela Merkel

Alemania necesita 800.000 trabajadores cualificados para que se incorporen inmediatamente al mercado laboral, y en España muchos de los más preparados no encuentran un trabajo. Angela Merkel tiene pensado pedir a José Luis Rodríguez Zapatero la mejor parte de su capital humano, y así mataría dos pájaros de un tiro: el Ejecutivo alemán resolvería parcialmente su déficit nacional de profesionales especializados, y ayudaría a Zapatero a paliar el desempleo que lastra España. Los 'jóvenes sobradamente preparados' no se lo pensarían dos veces para emigrar. El problema, según los expertos, se queda en España: Zapatero invierte una media de 50.000 euros en la formación de cada licenciado superior, para luego no aprovechar el talento profesional. ¿Cómo recuperaría el país la competitividad que necesita para volver a competir en el mercado mundial, si contratan a los mejores en el extranjero?

 

La mayoría de los nacidos en los ochenta acaban de terminar años de estudios y de formación. Pero la crisis financiera ha trastocado todos sus planes. ¿Y ahora? Alejandro Navas, sociólogo de la Universidad de Navarra, valora lo positivo y enfatiza lo negativo de una nueva fuga de talentos de españoles a Alemania. Cierto es que la mayoría de los jóvenes españoles están sobradamente preparados, “pero hay una analfabetización profesional: tienen las parades repletas de diplomas, pero no rinden. Por eso habrá una pelea a muerte por conseguir a los más preparados”.

 

Si Rodríguez Zapatero no cambia la situación laboral de los jóvenes recién salidos de la universidad, se añade otro problema: la imagen de las carreras superiores, especialmente las ingenierías y las carreras técnicas, se resiente si los licenciados no tienen salida profesional, poniendo en peligro “el futuro del nuevo modelo de crecimiento basado en la I+D+i”.

 

Manuel Acero, presidente del Instituto de Ingeniería de España, ya observa desde hace unos años el déficit de conocimiento con el que llegan los jóvenes a la universidad, y aprovecha para recordar otra paradoja del Gobierno de Zapatero: “Se pasa la vida formando a los jóvenes para que otros se aprovechen de su formación”. Según los cálculos del Instituto de Ingeniería, el Ejecutivo invierte unos 50.000 euros de media en un ingeniero titulado. “Si no hay trabajo en España, la gente se desmotiva, y no se esfuerza en invertir unos cuantos años de su vida, porque no tendrán ninguna recompensa. Los jóvenes no ven un futuro. Están desmotivados, y hay que volver a inyectarles adrenalina”.

 

Para trabajar, mejor España

 

Las encuestas advierten de que a los jóvenes lo único que les quita el sueño es perder en algún momento el bienestar y la seguridad que han experimentado siempre. “El éxito del futuro de un adolescente actual dependerá de la educación que le demos, no sólo basada en el conocimiento, sino también en valores, así como en la confianza en uno mismo, en sus posibilidades y en enseñarles a aprovechar las oportunidades que les ofrece el mundo”, asegura Navas.

 

Navas, que es de los que piensa que la petición de Merkel tardará en llevarse a cabo y no cree que toda la juventud española sobradamente preparada en paro acepte el reto de la canciller. “Los jóvenes españoles recorren el mundo para divertirse, pero para trabajar prefieren quedarse en España. Si es posible, en la de mamá”.

 

Si no hay ingenieros ni personas preparadas para dotar de conocimiento a las empresas, España no podrá competir en el exterior. Por eso los expertos claman un cambio de modelo para que España no pierda su capital más preciado: el humano. Navas habla de invertir en educación e investigación, en la cultura del esfuerzo, en redefinir el gasto público eliminando gastos innecesarios. Para Acero, hace falta un reajuste, “menos político y más social”, invirtiendo en conocimiento y no en obtener dinero lo más rápido posible. “España ya ha comprobado el pinchazo de la burbuja inmobiliaria. ¿Todavía no se ha dado cuenta de que no todo vale?”.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
101 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios