'APAGÓN' INFORMATIVO POR TERCER AÑO CONSECUTIVO

El Rey vuelve a vetar la presencia de periodistas en la Pascua Militar

De nada sirvieron las airadas protestas de las principales asociaciones de periodistas contra el apagón informativo impuesto por La Zarzuela en la Pascua Militar de 2009. Este jueves, por

Foto: El Rey vuelve a vetar la presencia de periodistas en la Pascua Militar
El Rey vuelve a vetar la presencia de periodistas en la Pascua Militar

De nada sirvieron las airadas protestas de las principales asociaciones de periodistas contra el apagón informativo impuesto por La Zarzuela en la Pascua Militar de 2009. Este jueves, por tercer año consecutivo, la Casa del Rey vetará el acceso de los profesionales de la información a la tradicional recepción que Don Juan Carlos ofrece a las Fuerzas Armadas y la Guardia Civil en el Palacio Real, a la que también acudirán José Luis Rodríguez Zapatero, Alfredo Pérez Rubalcaba y Carme Chacón.

El cerrojazo informativo a la Pascua Militar y otros actos oficiales presididos por el Rey, inédito en la democracia, fue entonces justificado por La Zarzuela con argumentos poco menos que pinturescos. Entre ellos, que el número de periodistas que cubre la Pascua Militar para sus respectivos medios de comunicación ha ido creciendo a lo largo de los últimos años hasta desbordarse y representar casi la mitad de los invitados a la recepción; o que se trata de un acto privado y, por lo tanto, el monarca puede invitar a quien estime oportuno. En esta ocasión, sin embargo, la Casa del Rey ni siquiera ha tratado de excusar las trabas a los informadores.

Esa alusión al supuesto carácter privado de la recepción que el Rey volverá a ofrecer este mediodía en el Palacio Real es la que soliviantó los ánimos de las asociaciones profesionales. La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) remitió una carta al jefe de la Casa del Rey, el diplomático Alberto Aza, en la que afirmaba que Don Juan Carlos no puede "organizar sus actividades oficiales ignorando que ejerce su autoridad en una democracia, de la que forman parte los medios de comunicación como artífices imprescindibles de la transparencia y el derecho a la información consagrados por nuestra Constitución".

La misiva pedía a la Corona que "reconsiderase" el apagón informativo en la Pascua Militar, una decisión que "terminó con una sana tradición de años por la que la  monarquía española abría sus puertas a los periodistas, que podían informar de cuanto acontecía en las recepciones oficiales de Su Majestad el Rey". En parecidos términos se expresó la Federación de Sindicatos de Periodistas (FESP), para la que "salvo en los actos estrictamente privados y familiares, el Rey actúa siempre como Jefe del Estado y máxima autoridad del país, y los medios de comunicación tienen la obligación de informar a los ciudadanos de lo que sucede en esos actos públicos".

Pero, lejos de atender la reclamación de las asociaciones profesionales, La Zarzuela redobló el cerrojazo a los periodistas tan sólo 10 días después, vetando por primera vez su presencia en la recepción que Don Juan Carlos ofreció al cuerpo diplomático acreditado en España. Y lo mismo volverá a ocurrir hoy.

El enfado del Rey

Los informadores podrán estar presentes este jueves en el acto estrictamente institucional, que consistirá en la llegada del Rey al Palacio Real -donde pasará revista a una formación de la Guardia Real-, la imposición de condecoraciones a militares de los tres ejércitos y agentes de la Guardia Civil, y los discursos que pronunciará el propio monarca y la ministra de Defensa. Pero de nuevo tendrán prohibida su asistencia a la recepción posterior, en la que los periodistas tenían tradicionalmente la ocasión de conversar en un tono distendido con los miembros de la Familia Real y del Gobierno, lo que en el argot profesional se conoce como corrillos.

La verdadera razón del apagón, nunca reconocida oficialmente por La Zarzuela, viene de lejos, y se esconde tras el malestar del Rey provocado por la excesiva locuacidad mostrada en esos corrillos por el presidente del Gobierno -ahora Zapatero y antes José María Aznar- y los ministros presentes en la recepción, que acaparaban la atención de los periodistas y restaban protagonismo al monarca.    

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
25 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios