EL MINISTERIO DEL INTERIOR CONDECORA A 277 PERSONAS AJENAS A LA POLICÍA

El director de la Vuelta, un banquero y un canónigo 'pillan' la cruz al Mérito Policial

La lista de 3.532 condecorados por el ministro Alfredo Pérez Rubalcaba con la cruz roja o la cruz blanca al Mérito Policial, tiene un curioso anexo

Foto: El director de la Vuelta, un banquero y un canónigo 'pillan' la cruz al Mérito Policial
El director de la Vuelta, un banquero y un canónigo 'pillan' la cruz al Mérito Policial

La lista de 3.532 condecorados por el ministro Alfredo Pérez Rubalcaba con la cruz roja o la cruz blanca al Mérito Policial, tiene un curioso anexo con la identidad de 277 personas ajenas al Cuerpo que han sido merecedoras de tan importante distinción, reservada a los agentes que han destacado en su trabajo. La relación de profesiones de los premiados es tan amplia y diversa que cuesta imaginar los méritos relacionados con la actividad policial que les han hecho acreedores de tal recompensa.

 

La relación con el trabajo policial resulta obvio en el caso de jueces y fiscales, el colectivo más amplio de entre los premiados, aunque destacan tres: Javier Gómez Bermúdez, presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional; el magistrado Fernando Grande-Marlaska, titular del Juzgado Central de Instrucción nº 3, y el fiscal Vicente Javier González Mota, también de la Audiencia Nacional, que son las únicas personas ajenas al Cuerpo Nacional de Policía distinguidas con la cruz roja, reservada por ley a quienes han sido heridos en acto de servicio o han intervenido en al menos tres operaciones en las que haya mediado agresión con armas, con riesgo para su vida. Como los tres son funcionarios públicos, la condecoración les supondrá una subida salarial del 10% de su salario base y trienios de forma vitalicia.

 

Pero si  el mundo de la judicatura está estrechamente ligado al policial, resulta más complicado encontrar la relación con, por ejemplo, la directora general de Asuntos Religiosos de la Generalitat de Cataluña, Montserrat Coll, o el Deán-Presidente y Administrador de la Catedral de Mallorca, Joan Darder.  Alguna tiene que haber, puesto que la concesión de cada medalla exige la apertura de un informe previo en el que se detallen los méritos de la persona propuesta que, supuestamente, deben ser analizados por la Junta de Gobierno de la Policía antes de decidir o denegar su concesión.

 

Batiburrillo de premiados

 

La empresa Quimipur, fabricante y distribuidora de productos y reactivos químicos desde su fundación en 1936, que se supone debe proveer de ellos a los servicios científicos de la Policía, tiene a dos premiados: su directora, Azucena Corton, y el técnico comercial Ángel Aguado.  

 

Tanto o más curiosa resulta los numerosos jefes de seguridad de empresas privadas, cargos que suelen desempeñar policías en segunda actividad. Este año han sido agraciados el de El Corte Inglés, Jesús de Diego; el coordinador de seguridad del centro comercial de Sanchinarro de los mismos grandes almacenes, Antonio Alonso; el jefe de seguridad del Grupo DIA en las comunidades de Andalucía y Extremadura, Francisco Castillo, y el de Alcampo-La Vaguada, Javier García, por citar algunos.

 

Los sindicatos de Policía coinciden en calificar de “escándalo” la concesión de este tipo de condecoraciones a personas ajenas al Cuerpo, y reclaman que se cree otra distinción que no tenga nada que ver con las que la ley reserva a los agentes. “Es injustificable que al director de un banco le den la misma recompensa, una cruz blanca, que a un policía que se ha destacado en una operación antidroga. No tiene sentido”.

 

La banca también tiene este año su representante en la persona de Juan María Nin, director general de La Caixa, que comparte oropel con el director del Centro de Vacunación de Madrid; la Real Venerable e Ilustre Cofradía de Nuestro Padre Jesús del Perdón y María Santísima de la Aurora; una azafata relaciones públicas del aeropuerto de Madrid-Barajas; el rector de la Universidad de Cantabria; el presidente del Grupo Empresarial Gran Madrid; el presidente de la Asociación Cultural Hispano-Mexicana; un industrial; los presidentes de la Federación Placentina de Asociaciones Vecinales y el de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Toledo; un inspector de Hacienda, o el mismísimo director de la Vuelta Ciclista a España, Javier Guillén Bedoya.

 

La relación de casos ‘curiosos’ es mucho más amplia, pero sería demasiado extenso enumerarlos todos. Más acordes con la función para la que fueron creadas son las cruces concedidas a agentes de las distintas policías autonómicas y municipales, y a funcionarios de Instituciones Penitencias.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios