PUBLICA EN SEPTIEMBRE "TAUROÉTICA"

Fernando Savater, en defensa de la Fiesta: “Vuelve el Santo Oficio”

El filósofo vasco Fernando Savater publicará el próximo mes de septiembre su próximo ensayo, “Tauroética”, que aborda la cuestión taurina y el trato de los animales

Foto: Fernando Savater, en defensa de la Fiesta: “Vuelve el Santo Oficio”
Fernando Savater, en defensa de la Fiesta: “Vuelve el Santo Oficio”
El filósofo vasco Fernando Savater publicará el próximo mes de septiembre su próximo ensayo, “Tauroética”, que aborda la cuestión taurina y el trato de los animales en un momento de candente actualidad. El intelectual, que se posiciona entre los defensores de la Fiesta, rompe una lanza a favor de las corridas de toros con un artículo que publicó este jueves en el diario El País y que cuestiona la potestad misma de un Parlamento como el de Cataluña para prohibir “una costumbre arraigada, una industria, una forma de vida popular”. Algo que, en su opinión, necesita una “argumentación muy concluyente”, mientras que “la que hemos oído hasta la fecha dista mucho de serlo”.

Savater encabeza su artículo con un titular explícito: “Vuelve el Santo Oficio” y concluye señalando que no está de acuerdo con que se trate “de una toma de postura antiespañola”. “No señor, todo lo contrario”, añade. “El Parlamento de Cataluña prohíbe los toros pero de paso reinventa el Santo Oficio, con lo cual se mantiene dentro de la tradición de la España más castiza y ortodoxa”.

El escritor se pregunta si son inmorales las corridas y argumenta, en este sentido, que “la moral trata de nuestra relación con nuestros semejantes y no con el resto de la naturaleza”. Y sobre la cuestión de si las corridas son una forma de maltrato animal, el filósofo responde con otros argumentos: "Dejemos de lado esa sandez de que el aficionado disfruta con la crueldad y el sufrimiento que ve en la plaza: si lo que quisiera era ver sufrir, le bastaría con pasearse por el matadero municipal. Puede que haya muchos que no encuentren simbolismo ni arte en las corridas, pero no tienen derecho a establecer que nadie sano de espíritu puede verlos allí”. 

¿Es papel de un Parlamento establecer pautas de comportamiento moral para sus ciudadanos, por ejemplo diciéndoles cómo deben vestirse para ser “dignos” y “dignas” o a qué espectáculos no deber ir para ser compasivos como es debido?”, se pregunta.  “¿Debe un Parlamento laico, no teocrático, establecer la norma ética general obligatoria o más bien debe institucionalizar un marco legal para que convivan diversas morales y cada cual pueda ir al cielo o al infierno por el camino que prefiera? A mí esta prohibición de los toros en Cataluña me recuerda tantas otras recomendaciones o prohibiciones semejantes del Estatut, cuya característica legal más notable es un intervencionismo realmente maniaco en aspectos triviales o privados de la vida de los ciudadanos.


España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
22 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios