EL PRESIDENTE DEL CONGRESO TIENE SEPARACIÓN DE BIENES CON ANA RODRÍGUEZ MOSQUERA

Bono se quedará con tres casas, la hípica y su sueldo de 170.000 € tras la ruptura matrimonial

La ruptura matrimonial de José Bono y su esposa, Ana Rodríguez Mosquera, anunciada ayer por la pareja, no tendrá graves consecuencias sobre el patrimonio del presidente

Foto: Bono se quedará con tres casas, la hípica y su sueldo de 170.000 € tras la ruptura matrimonial
Bono se quedará con tres casas, la hípica y su sueldo de 170.000 € tras la ruptura matrimonial

La ruptura matrimonial de José Bono y su esposa, Ana Rodríguez Mosquera, anunciada ayer por la pareja, no tendrá graves consecuencias sobre el patrimonio del presidente del Congreso, ya que ambos cónyuges tienen régimen de separación de bienes desde 2004, cuando aquél fue nombrado ministro de Defensa en el primer Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

Bono, que hoy formalizará su separación en un juzgado de primera instancia de Toledo, se quedará con tres viviendas, la hípica situada a las afueras de la capital castellanomanchega, su sueldo oficial de 170.000 euros anuales y el contrato de 750.000 euros con la editorial Planeta para publicar sus memorias, de los que ya ha recibido 230.000 euros en concepto de adelanto.

El presidente del Congreso conservará la propiedad de la finca de 14 hectáreas y la casa de 112 metros cuadrados que heredó de su familia en Salobre (Albacete), su localidad natal. También se quedará con la vivienda donde reside actualmente con su todavía esposa y la hija pequeña de ambos, Sofía Bono Rodríguez, un chalé de 400 metros cuadrados en la localidad toledana de Olías del Rey valorado en 450.000 euros. Y disfrutará además de un apartamento de 76 metros cuadrados, por el que pagó 350.000 euros, en El Campello (Alicante).

Bono seguirá teniendo el 80% de las acciones de Hípica Almenara S. L., la sociedad creada en 2001 de la que sus cuatro hijos -Amelia, Ana, José y Sofía- poseen el 20% restante del capital, y que en sólo cuatro años -entre 2005 y 2008- obtuvo unos beneficios de más de 1,2 millones de euros, procedentes en su mayoría de la publicidad que un puñado de grandes firmas paga por anunciarse en el hipódromo familiar.

Gana el doble que Zapatero

El ex presidente de Castilla-La Mancha percibirá, además, su sueldo de presidente del Congreso de los Diputados, que asciende a 170.000 euros anuales, prácticamente el doble de lo que cobra Zapatero, cuyo salario, tras el recorte derivado del plan de ajuste aprobado por el Gobierno en mayo, ascenderá este año a poco más de 78.000 euros brutos anuales. El sueldo de Bono también sufrirá un tijeretazo del 15%, pero aplicado únicamente a los complementos específicos por cargo, representación y libre disposición, no al salario base.

Bono también tiene un contrato de 752.000 euros con la editorial Planeta para la publicación de sus memorias, que ya tiene muy adelantadas. El libro, pese a todo, no se publicará al menos hasta que concluya la presente legislatura, en 2012, y Bono siga siendo presidente del Congreso.

El 14 de abril de 2004, cuatro días antes de ser nombrado ministro de Defensa, Bono firmó la separación de bienes con su mujer. En el reparto posterior, Bono y Rodríguez Mosquera escrituraron a nombre de esta última los dos apartamentos de la urbanización de Estepona, en Málaga -de 267 metros cuadrados y valorados en 925.000 euros-, que el matrimonio permutó por un piso en Madrid de 137 metros y una plaza de garaje, propiedad de ambos.

La Fiscalía archiva la investigación sobre su patrimonio

El notable incremento patrimonial de Bono ha sido objeto de varias denuncias del Partido Popular ante la Fiscalía General del Estado. Sin embargo, el teniente fiscal del Tribunal Supremo archivó ayer las diligencias de investigación en torno al presidente del Congreso al considerar que no existen indicios de delito. A su juicio, no se ha acreditado “que haya habido entrega de dádiva o regalo y, consecuentemente, tampoco que haya habido contraprestación por parte del denunciado”.

De esta forma, la Fiscalía rechaza, aún sin investigar el fondo del asunto, que la estrecha relación que unió a Bono con constructores como Francisco Hernando, El Pocero, y Rafael Santamaría se pueda calificar de cohecho. No obstante, las revelaciones de El Confidencial, junto con las de La Gaceta, El País o Público, y que el PP adjuntó en su denuncia, sugieren que el político socialista se benefició económicamente de su amistad con estos empresarios.

Así, Santamaría regaló a Bono dos caballos para su hípica valorados en más de 200.000 euros. Ambos animales de competición fueron registrados a nombre de Rafael Hoteles S.A., pero permanecieron en la hípica del presidente del Congreso para el disfrute de su hijo, José Bono Rodríguez, jinete profesional. Uno de estos caballos, el Farceur du Haul, fue adquirido por un estrecho colaborador de Bono a quien éste entregó 100.000 en billetes de 500, envueltos en papel de periódico.

La amistad con Santamaría se tradujo también en diversos regalos para la casa familiar de los Bono en Olías del Rey, como la decoración del dormitorio de la hija menor, Sofía. El empresario también fue generoso con los dos áticos de lujo en Estepona adquiridos por el matrimonio gracias a una permuta con un piso de menor valor en la madrileña colonia de Mirasierra. Por todo ello, el PP reclamó a la Junta de Castilla-La Mancha información sobre la ciudad del AVE en Valdeluz, donde el dueño de Reyal promueve 10.000 viviendas próximas a la parada del tren de alta velocidad.

Las obras de 'El Pocero'

Por otra parte, el ex presidente castellanomanchego mantuvo una fructífera relación con El Pocero. El propio constructor reconoció que su empresa Onde 2000 llevó a cabo obras en Hípica Almenara, y que cobró directamente de los patrocinadores de las instalaciones, y no de Bono. Y es que el presidente del Congreso utilizó su red de influencias para conseguir que grandes empresas como Porcelanosa, Telefónica, Banco Santander, Iberdrola, Endesa o Beatriz Hoteles se publicitaran en el interior del recinto. Gracias a estos patrocinios, la hípica ha generado unos beneficios de 1,2 millones de euros en los últimos cuatro años.

Además, durante los años en que Bono y El Pocero fueron amigos, ambas familias compartieron jornadas festivas en el hipódromo, y según varios testigos, en uno de esos encuentros el constructor llegó a presumir de haber regalado un Porsche Cayenne a Rodríguez Mosquera. Este vehículo, valorado en unos 80.000 euros, se puso a nombre de la esposa de Bono en abril de 2008, el mismo día que éste regresó a la política como presidente del Congreso, pero había sido el coche habitual de la familia desde 2005. En esos años, el Porsche se ocultó bajo la tapadera de Joyerías Tous, pese a que nunca perteneció a la flota de esta empresa, ni hay rastro del vehículo en su base de datos.  

Cabe recordar que El Pocero comenzó a levantar su macrociudad en Seseña (Toledo) cuando Bono presidía la Junta de Castilla-La Mancha, y que el Tribunal de Cuentas ha denunciado que el Gobierno autonómico no cumplió con su deber de control y sanción para evitar las “irregularidades” de esta operación urbanística.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
51 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios