SU PROPIETARIO ESTÁ IMPUTADO EN LA OPERACIÓN JABLE

El Hotel Senator, emblema de la corrupción marbellí, sigue en pie gracias a Arenas

El empresario José María Rosell, imputado en la ‘Operación Jable’ por alzamiento de bienes y blanqueo de capitales, ha sido uno de los principales beneficiados del

Foto: El Hotel Senator, emblema de la corrupción marbellí, sigue en pie gracias a Arenas
El Hotel Senator, emblema de la corrupción marbellí, sigue en pie gracias a Arenas

El empresario José María Rosell, imputado en la ‘Operación Jable’ por alzamiento de bienes y blanqueo de capitales, ha sido uno de los principales beneficiados del PGOU de Marbella. El Hotel Senator, del que es propietario, conocido como el emblema de la corrupción urbanística en Marbella, levantado sobre una parcela que iba destinada a la ampliación del Palacio de Congresos, y ahora legalizado por los nuevos regidores, ha destapado las iras de los ciudadanos.

 

La oposición, así como las asociaciones ecologistas, han denunciado públicamente el trato de favor que los ‘populares’ han dispensado al promotor de la empresa Hoteles Playa. Según ha sabido El Confidencial, las buenas relaciones entre el presidente del PP andaluz Javier Arenas y la esposa de Rosel, Mar Agüero, senadora y ex presidenta del PP de Almería, fue decisiva para la legalización definitiva del Hotel Senator. La empresa Hoteles Playa, dueña del establecimiento, ya ha contactado con el Ayuntamiento marbellí para acelerar los trámites e inaugurar el edificio próximamente

 

Desde que se tuvo conocimiento de la imputación del empresario Rosell en la ‘Operación Jable’, que es una pieza separada del ‘Caso Unión’, en la que se investiga una red de corrupción urbanística y una trama de tráfico de influencias, cohecho y blanqueo de capitales en distintos puntos de Canarias y Almería, hay que hablar de nuevo capítulo en la enmarañada historia del urbanismo local y del hotel Senator, un inmueble que nunca debió dejar la calificación de equipamiento público como residencia de mayores.

 

Las asociaciones ecologistas de la ciudad han denunciado a este periódico que la alcaldesa de Marbella, Ángeles Muñoz, es la responsable directa de que se legalizase el hotel por completo, frustrándose la cesión de 99 apartamentos para su uso como residencia de mayores, tal y como se contemplaba en el avance del PGOU. Muñoz ha permitido que el hotel que gestiona el empresario afín a la línea de los populares, consiguiera la legalización a costa del interés general.

 

En la actualidad, la única contraprestación que recoge el PGOU para legalizar el hotel es la financiación del 50% de la ampliación del Palacio de Congresos, una actuación que servirá como un valor añadido para el hotel, que tendrá al Palacio pared con pared, lo que beneficiará sus opciones de negocio.

 

No cederán ningún apartamento

 

Según anunció la misma alcaldesa Ángeles Muñoz, uno de los  primeros empresarios en pedir la normalización de su inmueble nada mas aprobarse el documento urbanístico el pasado 29 de enero fue el propietario de de las empresas Hoteles Playa junto con otros empresario del ladrillo, Nicolás Osuna. La regidora se refirió a que los dueños del hotel Senator, propiedad de Hoteles Playas, deseban abrir cuanto antes y para ello señaló que "tendrán que hacer una inversión importante para ceder una parcela anexa y destinarla a la ampliación del palacio" En total, y según el PGOU, destinarán 25 millones en ejecutar la ampliación del palacio y legalizar el hotel. Además, el 50% del coste lo sufraga la Junta de Andalucía.

 

La primera versión del nuevo planeamiento preveía la cesión de los 99 apartamentos que la empresa posee junto al hotel, que después se redujeron a 27. Finalmente, según el último documento aprobado, no tendrán que ceder ninguno.

 

Protesta de asociaciones de vecinos

 

Asociaciones de vecinos como el Banana Beach, que deberá ser demolido, consideran “muy grave el agravio comparativo, así como que la alcaldesa beneficie a Rosell, que infringió la legalidad urbanística en Marbella levantando un hotel donde tendrían que ubicarse equipamientos públicos”. Rosell es dueño también de  Hotel Playa Verde, de Costa Teguise, así como de otro establecimiento en construcción en la misma zona turística que fue paralizado por orden judicial.

 

Los vecinos de Marbella ven insuficiente la compensación a la ciudad por haber construido su establecimiento en una parcela de 10.000 metros cuadrados destinados a equipamiento público, reservado ahora nada más que para la ampliación del actual Palacio de Ferias y Congresos. Pero la historia de los terrenos ya es complicada de por sí. Los ciudadanos aún recuerdan en la campaña electoral de abril de 2003, a la entonces socialista Isabel García Marcos, detenida posteriormente en la ‘Operación Malaya’, cómo en una rueda de prensa delante del establecimiento hotelero, denunció que lo primero que haría si llegaba a la alcaldía sería derribar el Hotel Senator.

 

Propiedad de la trama vasca de Malaya

 

El terreno donde hoy se levanta el Senator fue cedido en su día por los propietarios de la urbanización Alhambra del Mar al Ayuntamiento de Marbella para equipamiento público. En el año 1998, el Ayuntamiento lo vendió a la empresa Proinsa por 2,6 millones de euros. Esta sociedad Proinsa es una de las sociedades de Javier Arteche  miembro de ‘la trama vasca’, socio de Juan Antonio Roca, ex asesor de Urbanismo del Ayuntamiento de Marbella y cerebro de la trama de corrupción.

 

En el año 2000, Proinsa vendió el solar a Hoteles Playa S.A. por 15 millones de euros. Y dos años más tarde, el ex consejero de la Junta, Jaime Montaner Roselló, contratado en este caso por Hoteles Playa, presentó una modificación de dicho proyecto, no ya para construir 150 apartamentos, sino un centenar viviendas y un hotel de cuatro estrellas, sin que el Colegio Oficial de Arquitectos de Málaga lo visara.

 

Julián Muñoz le concedió la licencia en tres días. Así, en el año 2006, el Senator y aledaños pasaron de ser un terreno cedido al Ayuntamiento para equipamiento público a venderse por casi nueve millones y medio de euros, con la inestimable ayuda del ex consejero de la Junta de Andalucía, el socialista Jaime Montaner y el empresario José María Rosell  afín al Partido Popular y ahora imputado en el Caso Jable.

 

Hoteles Playa consiguió el nuevo proyecto, lo partió por la mitad y vendió las viviendas a la empresa sevillana Inmo S.L. (Inversiones Turísticas Hoteleras, S.L.) por el módico precio de 9.495.000 euros, en escritura ante el notario de Sevilla Victorio Magariños Blanco el 19 de diciembre de 2002.

 

A través  de la sociedad EBM Alisma, cinco cajas de ahorro son propietarias  del 5% de las acciones de la Sociedad Hoteles Playas. Estas cajas son: Caja de Ahorros de San Fernando, Caja Granada, Caja Sur, Caja Círculo y Caja de Castilla-La Mancha.

 

Nota de la Redacción: Una portavoz del PP de Andalucía se ha puesto en contacto a las 19 horas de hoy con este diario para desmentir que Javier Arenas haya tenido nada que ver con la operación que aquí se cuenta: "Eso es absolutamente falso", ha manifestado la portavoz.

 

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
20 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios