JOSEP ANGLADA ES EL PRESIDENTE DE PLATAFORMA PER CATALUNYA

Un candidato a la Generalitat, juzgado por distribuir panfletos contra los musulmanes

Tres años de cárcel. Eso es lo que se juega Josep Anglada, el presidente de Plataforma per Catalunya (PxC), un partido calificado por sus detractores de

Foto: Un candidato a la Generalitat, juzgado por distribuir panfletos contra los musulmanes
Un candidato a la Generalitat, juzgado por distribuir panfletos contra los musulmanes

Tres años de cárcel. Eso es lo que se juega Josep Anglada, el presidente de Plataforma per Catalunya (PxC), un partido calificado por sus detractores de xenófobo que se presentará a las elecciones autonómicas del próximo otoño después de haber obtenido 17 concejales en las últimas municipales. ¿El motivo? Le acusan de distribuir 3.000 ejemplares de un panfleto que podría considerarse ofensivo contra los musulmanes.

Anglada, para más inri, tiene su fuerza en la ciudad de Vic, en el corazón de la Cataluña profunda, un feudo nacionalista donde ha logrado hacerse un nombre y captar a un electorado fiel. Allí es la segunda fuerza del Ayuntamiento (también es la tercera en la localidad tarraconense de El Vendrell y ha logrado entrar en ayuntamientos como Manresa, Tàrrega, Olot, Roda de Ter o Manlleu, donde empató en concejales con CiU). Y allí le acusan de un delito de incitación al odio por razones de origen o religión.

Anglada y Joan Carles Fuentes, concejal de PxC, declaran hoy en un juzgado de Vic, acusados de ser los padres del citado panfleto. Éste consistía en una carta escrita por un supuesto colectivo árabe que pedía el voto en las elecciones municipales para ERC o para CiU porque, según ironizaba, eran los partidos que más estaban ayudando a los inmigrantes y los que más fácil se lo ponían para quedarse en Vic, una de las ciudades con más porcentaje de inmigración.

“Es cierto que un miembro del partido recibió el panfleto, al igual que lo recibió mucha gente de Vic en sus buzones, pero lo único que hizo fue hacer unas fotocopias y repartir unas cincuenta porque le había hecho gracia”, reconoce Anglada a El Confidencial. El líder de Plataforma per Catalunya asegura que “nosotros no tenemos nada que ver con él. En ningún lado sale que está firmado por PxC o por Anglada”.

Eso cuenta poco. Diferentes colectivos y asociaciones antirracistas han convocado para hoy una concentración ante los juzgados de Vic para manifestar el descontento con su estrategia y su programa. A él, el panfleto le pareció incluso divertido. “Cuando recibí el papel, lo leí, me reí y punto”, subraya. Y recuerda que “éste es un tema que se archivó en el 2007. Si ahora sale otra vez a la luz es que tienen miedo a Plataforma”.

Anglada presentó precisamente su candidatura a la Generalitat el pasado fin de semana y aseguró que dispone de encuestas que le podrían suponer incluso media docena de diputados, lo que podría distorsionar la mapa político catalán en la próxima legislatura.

Reapertura del caso

Y es verdad que, en noviembre del 2007, un juzgado de Vic dictaminó que el panfleto que había distribuido Joan Carles Fuentes no constituía delito, sino una simple falta. Ante esto, la asociación Veus Diverses interpuso un recurso y el caso se reabrió. Los miembros de esta asociación consideran que se cometió “una vulneración del artículo 510 del Código Penal, que considera delito el odio y la discriminación de personas por razones de origen o religión”.

Antoni Iborra, abogado del colectivo denunciante, señaló a El Confidencial que “éste es un primer paso para que se juzgue” y que si la denuncia sigue adelante, “le puede suponer a Anglada una condena de 3 años de cárcel, multa e inhabilitarle políticamente”. En otras palabras, que no podría presentarse a las elecciones catalanas. El letrado también asegura que “tenemos pruebas clarísimas que implican a Anglada y a su partido con la elaboración y la distribución del panfleto”.

El presidente de PxC, por su parte, advierte que, “con acciones de este tipo, lo único que se hace es darnos publicidad y eso ya nos viene bien. Y más aún si viene de asociaciones como éstas. Con informaciones similares, puede que lleguemos a los 15 diputados en las próximas elecciones autonómicas”, ironiza.

Josep Anglada saca pecho. Confía en ser clave en las próximas autonómicas y en poder tener un peso específico en la política de la comunidad. Con la bandera de la inmigración, el líder de Plataforma pretende ser “la bisagra del Parlamento catalán en el momento de hacer presidente a uno u otro candidato”. Su máxima es una voz de alerta ante la inmigración. Su programa alerta de la amenaza de la inmigración para los principios democráticos de la sociedad catalana y reclama tolerancia cero ante la delincuencia. “Los musulmanes pretenden islamizar Catalunya”, clama Anglada desde el púlpito de PxC. En las municipales, hasta ahora, esa consigna le ha dado un buen puñado de votos.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
75 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios