JÓVENES ‘PATA NEGRA’ DEL SOCIALISMO ANDALUZ

Griñán jubila la vieja guardia y prepara una Ejecutiva regional con treintañeros

El perfil lo tiene muy definido: jóvenes, sobradamente socialistas y entregados a su causa. Además, los quiere menores de 40 años o recién entrados en la

Foto: Griñán jubila la vieja guardia y prepara una Ejecutiva regional con treintañeros
Griñán jubila la vieja guardia y prepara una Ejecutiva regional con treintañeros

El perfil lo tiene muy definido: jóvenes, sobradamente socialistas y entregados a su causa. Además, los quiere menores de 40 años o recién entrados en la cuarentena. Con estos mimbres, el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, está preparando el congreso extraordinario de  los próximos 11 y 12 de marzo que le catapultará a la Secretaría General del PSOE de Andalucía.

Griñán no sólo ha diseñado el perfil, sino que ya cuenta con nombres y apellidos para un partido sin Manuel Chaves en el poder orgánico andaluz. El primero de la lista no es nuevo, pero asumirá más peso político. Se trata de Rafael Velasco, actual secretario de organización. Aunque fuentes socialistas no descartan que continúe en el mismo cargo, pocos dudan que Velasco se convertirá en la referencia del PSOE-A. Velasco, cordobés de 37 años, capitanea ahora el día a día de la organización, la ‘cocina’ de la calle San Vicente, la sede de los socialistas andaluces.

Quien ya tiene un pie y medio fuera de la estructura orgánica del partido es Luis Pizarro, consejero de Gobernación y vicesecretario general. Griñán quiere que se centre en la Consejería, cuyo trabajo lo cuestionan hasta por sus propios compañeros: un grupo de alcaldes, encabezados por el primer edil de Dos Hermanas, Francisco Toscano, pone en entredicho la reforma de las leyes locales que prepara. Tampoco se descarta que el consejero incluso abandone el Gobierno andaluz. “Pizarro ya ha perdido la batalla”, destacan fuentes socialistas consultadas por este diario.

Mario Jiménez, de 39 años, secretario general del PSOE de Huelva desde hace año y medio (antes era el secretario de organización) es el encargado de organizar el congreso de Sevilla. Jiménez, vicepresidente de Cajasol, lleva tres legislaturas como parlamentario andaluz y comparte con Velasco su identificación a ultranza con el ideario Griñanista y un pasado orgánico, de militancia activa, en las Juventudes Socialistas.

“Jiménez es muy de aparato y de la entera confianza de Velasco y Griñán, pero le falta calle: en los últimos años ha pisado demasiada moqueta”, señalan a El Confidencial fuentes del PSOE-A, quienes critican el excesivo poder de Velasco: “No entiendo cómo está ahí. Bueno, sí me lo explico: a Griñán le interesa mucho tener controlado el patio cordobés y él se lo garantiza”.

Dos mujeres muy bien posicionadas

¿Mujeres? Las mejores posiciones son Susana Díaz, de la cosecha del 74, secretaria de organización del PSOE de Sevilla, que fue delegada del poderoso distrito Triana-Los Remedios, y Montserrat Reyes, (Torremolinos, 1972), donde fue edil, secretaria general técnica de la Consejería de Turismo, Comercio y Deporte. Con apenas 25 años, en 1997 fue la más joven en entrar en la Ejecutiva Federal socialista. Reyes también cuenta con una ventaja: ser de la absoluta confianza de su jefe, el consejero Luciano Alonso, quien forma parte de la denominada ‘mesa camilla’ de Griñán, compuesta también por el consejero de Presidencia, Antonio Ávila, y el consejero de Innovación, Martín Soler.

Otro socialista que ascenderá a la primera línea política es Luis Nieto, ex jefe de Gabinete de Magdalena Álvarez en la Consejería de Economía y Hacienda de la Junta de Andalucía. Nieto, sevillano de Alcalá de Guadaira, podría convertirse en el próximo vicesecretario de organización. Tras ocupar el cargo de secretario general técnico de la Consejería de Economía y Hacienda en la época de Griñán, abandonó la Junta para incorporarse al cargo de coordinador de Organización del PSOE de Andalucía, dependiendo de Velasco.

Griñán también tendrá muy en cuenta la opinión de algunos secretarios provinciales. Es el caso del ‘número 1’ del PSOE de Málaga, Miguel Ángel Heredia, parlamentario en el Congreso de los Diputados, de 41 años, que está conseguido agrupar a los que no lo votaron para su elección interna. “Griñán escuchará a Heredia con atención”, precisan fuentes del PSOE malagueño, “pero no sé si estará en la próxima Ejecutiva regional. En el último congreso hubo un pacto no escrito para que no figuraran los secretarios generales, que ahora se incumpliría con la inclusión de Jiménez. El problema es el de siempre: la cuota territorial. El de Almería o el de Cádiz podría preguntar ¿por qué está el de Huelva o el de Málaga y yo no?”.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios