EL CLUB PODRÍA INGRESAR UNOS 250 MILLONES

Laporta ya tiene su ‘pelotazo’: el Ayuntamiento recalifica el Miniestadi del Barça

Los cimientos del futuro FC Barcelona ya están puestos: el Ayuntamiento de Barcelona aprobó ayer la recalificación del Miniestadi del Barça, la última gran operación que

Foto: Laporta ya tiene su ‘pelotazo’: el Ayuntamiento recalifica el Miniestadi del Barça
Laporta ya tiene su ‘pelotazo’: el Ayuntamiento recalifica el Miniestadi del Barça

Los cimientos del futuro FC Barcelona ya están puestos: el Ayuntamiento de Barcelona aprobó ayer la recalificación del Miniestadi del Barça, la última gran operación que emprende el presidente Joan Laporta, que en los próximos meses termina su mandato y no puede optar a la reelección. En total, es un negocio que puede suponer unos ingresos cercanos a los 250 millones de euros. “Dejamos para la próxima junta una perla, ya que hay una recalificación muy importante de los terrenos”, explica una fuente del Barça.

La misma fuente añade que “hasta hoy teníamos unos terrenos con un valor residual, pero mañana hay unos terrenos con un valor potencial enorme”. El Barça no se desprenderá de los terrenos de la noche a la mañana. “No tenemos necesidad de vender con urgencia. La operación dependerá de cómo esté el mercado inmobiliario. Pero de lo que no hay duda es de que el patrimonio del Barça ha mejorado”.

En los terrenos del Miniestadi, cercanos al Camp Nou, que ocupan alrededor de 130.000 metros cuadrados de extensión, se prevé la construcción de 1.625 viviendas, de las que más de la mitad son de renta libre y, el resto, de protección oficial. Además, en ellos se ubicará un Centro de Atención Primaria (CAP), una residencia de ancianos, un pabellón deportivo, más de 1.600 aparcamientos, una guardería, una escuela y un gran hotel. En la actualidad, alberga el campo donde juega el filial, con capacidad para 15.276 espectadores, y dos campos de entrenamiento.

Los vecinos califican la recalificación de “pelotazo”. “Rechazamos en su totalidad el plan. No puede haber ya principio de acuerdo con nosotros si no empezamos a negociar desde cero”, señala Alfonso Huéscar, portavoz de la coordinadora de las asociaciones de vecinos de Les Corts, barrio donde se ubica el complejo.

Desde el Barça niegan este extremo: “No es ningún pelotazo por una sencilla cuestión: en la mayoría de los casos, se realizan este tipo de operaciones para fichar a futbolistas o para reducir la deuda. Nosotros no. Ya hemos dejado por escrito que el dinero se destinará a reinvertirlo en el patrimonio, entre otras cosas a la remodelación del Camp Nou y a la construcción del nuevo Palau Blaugrana. No teníamos ninguna necesidad de dejarlo por escrito, pero lo hemos decidido así para despejar cualquier duda”.

La intención es utilizar el dinero en construir no sólo un nuevo Palau Blaugrana, sino también una nueva pista de hielo y en la remodelación del estadio que ha proyectado el arquitecto Norman Foster. Esta magna obra costará la friolera de unos 250 millones de euros, aunque el club no tiene decididos todavía los timings para sacar el mayor partido de la venta de los terrenos.

Los vecinos, sin embargo, están indignados. “Hace escasamente unos días, me entrevisté con la concejala de distrito, Montserrat Sánchez, y me dijo que el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, no nos quiere recibir. Es más: ha tenido la desvergüenza de no recibirnos nunca. En este tema, hay tres patas: el Ayuntamiento, el Barça y los vecinos. Pero la Administración sólo habla con el club. A nosotros nos deja de lado. Es cierto que Laporta nos convocó hace tiempo a algunas reuniones, aunque ya hace tiempo que no hay contactos con el Barça. De todos modos, con quien tenemos que hablar del tema es con Hereu y si él no quiere relacionarse con nosotros... la impresión es que nos ningunea, nos ignora y nos teme. Para él, somos carne de cañón”, dice Huéscar, que conoce a Hereu casi desde la infancia.

Faltarán equipamientos

El problema, dice el portavoz de los vecinos, es que “con la construcción de las viviendas, el barrio tendrá unos 7.000 vecinos más. Y no tenemos infraestructuras para dar servicios. Nos dicen que construirán más de 1.600 aparcamientos, pero ya estarán cubiertos, y serán incluso insuficientes, para los nuevos vecinos que vendrán a vivir aquí. Y nos dicen que ganaremos infraestructuras, pero lo cierto es que el barrio de Les Corts pierde suelo, pierde equipamientos y pierde zona verde. Para poner un ejemplo, es una vergüenza que si alguien quiere ir a una piscina pública, tenga que desplazarse hasta Hospitalet de Llobregat, porque en el barrio no hay ninguna”.

Los vecinos han comenzado ya movilizaciones y han recogido 7.000 firmas contra el proyecto. “Lo malo es que el jefe de la oposición, Xavier Trias, de CiU, ha hecho frente común con Hereu e incluso es peor que él. Se critican mutuamente y se ponen verdes, pero cuando se trata de fastidiar a los vecinos, pactan enseguida”, continúa Huéscar. Y acusa al alcalde de prepotente. “Luego -continúa-, vienen a pedir nuestros votos, pero ya le hemos dicho a la concejal de distrito que no cuenten con ellos. Lo único que podemos hacer es votar al PP o a ICV, que son los únicos que nos han ayudado en esta guerra. Favor por favor. El PSC y CiU que se olviden de nosotros”.

El portavoz vecinal recuerda también que José Luis Núñez, cuando era presidente del club, ya intentó realizar una gran operación con el proyecto Barça 2000, que preveía la construcción de un gran complejo con áreas comerciales y de servicios e incluso con un campo de golf en la parte superior. “Ya lo habían firmado y aprobado, pero la oposición vecinal hizo que el entonces alcalde, Joan Clos, diese marcha atrás y lo parase. Que no se piensen que ahora vamos a quedarnos con los brazos cruzados, aunque Hereu es mucho más prepotente”.

Tras la aprobación municipal de ayer, se abre un paréntesis de dos meses, durante los cuales se pueden presentar alegaciones. “Es de risa que tengamos que presentar las alegaciones al ínclito señor alcalde, cuando sabemos ya de antemano que las va a rechazar”. A continuación, el proyecto ha de ser aprobado por la Generalitat en un término de cinco o seis meses. Y allí se pueden presentar también alegaciones.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios