Abucheos y gritos contra Zapatero en un desfile marcado por la crisis

Los abucheos contra el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, han marcado el desfile militar con motivo de la Fiesta Nacional, presidido por los Reyes

Foto: Abucheos y gritos contra Zapatero en un desfile marcado por la crisis
Abucheos y gritos contra Zapatero en un desfile marcado por la crisis
Los abucheos contra el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, han marcado el desfile militar con motivo de la Fiesta Nacional, presidido por los Reyes y que ha servido para rendir homenaje a las misiones en el exterior. Más de 4.200 militares, 209 vehículos y 58 aeronaves han participado en el desfile, al que han asistido representantes de las más altas instituciones del Estado y que este año viene marcado por la crisis económica, que ha influido en el recorte presupuestario con la participación de 400 militares menos.

El momento más emotivo ha sido el acto de homenaje a los caídos, en el que 38 familiares de víctimas de miliares y guardias civiles fallecidos este año "en acto de servicio" han protagonizado la ofrenda, junto con el Rey, el presidente del Gobierno y los presidentes del Congreso y Senado.

Otra de las novedades del desfile, que este año cambiaba de ubicación por las obras de la plaza Colón y que no contaba con tribunas para el público, ha sido la marcha de las banderas de las organizaciones internacionales bajo las que están desplegadas las tropas, como ONU, UE y OTAN.
 
El Gobierno vasco, presente por primera vez
 
Entre el resto de autoridades presente en el palco destaca el consejero del Interior y coordinador del Gobierno vasco, Rodolfo Ares, quien acude al evento en representación del Gabinete de Patxi López. Se trata de la primera vez que el Gobierno vasco asiste al desfile de las Fuerzas Armadas. Además de Ares, la presidenta del Parlamento vasco, Arantza Quiroga, también ha acudido a los actos en la que será la primera participación de un presidente de la Cámara autonómica en esta celebración.
 
Los primeros abucheos a Zapatero se han producido a su llegada a la plaza de Lima antes de la llegada de los Reyes. Parte del público presente que ha acudido al desfile ha gritado "fuera, fuera" y "Zapatero dimisión". También se han oído gritos de "Zapatero, embustero".

Zapatero, según han captado las cámaras de TVE, ha comentado cuando saludaba al alcalde madrileño  "que ya forman parte del rito". Alberto Ruiz-Gallardón ha respondido entonces que "podían elegir otro día" en referencia a las personas que abucheaban.

"Entonces serían dos" días de silbidos ha apuntado la ministra de Defensa, Carme Chacón. "A mí me parece una falta de respeto absoluta", ha vuelto a subrayar el primer edil madrileño.

Los gritos se han vuelto a reproducir
ya con los monarcas presentes tras interpretarse el himno nacional y al final del desfile, cuando Zapatero y los otros miembros del Gobierno han bajado de la tribuna.

La parada militar se ha dedicado a la conmemoración de los 20 años de participación española en misiones internacionales y por ello han desfilado las banderas de las organizaciones internacionales bajo las que están desplegadas las tropas, como ONU, UE y OTAN, según Defensa.

La bandera desciende desde el cielo

Tras el saludo, el Rey, ataviado con el uniforme de capitán general del Ejército de Tierra, ha recibido honores de un batallón de la Guardia Real y ha pasado revista a la fuerza antes de situarse con el resto de la Familia Real y el Gobierno en pleno en la tribuna de autoridades.

Antes de la parada militar, se ha procedido al izado de la bandera nacional, que ha llegado al escenario principal de la mano de un paracaidista que se ha lanzado desde un avión.

Tras la llegada de la enseña se ha homenajeado a los que han dado su vida por España, entre ellos el último militar muerto en Afganistán,el cabo Cristo Ancor Cabello. Uno de los momentos más emotivos se ha producido cuando los presentes han cantado La muerte no es el final.

El homenaje ha incluido la tradicional salva de honor y el paso de la patrulla Águila que ha dejado en el cielo azul teñido del amarillo y rojo de la bandera española.

Desfile terrestre y aéreo a la vez

La parada militar ha comenzado con el desfile terrestre, que ha abierto la sección de motos de la Guardia Real. Antes de que acabara esta primera parte ha comenzado la exhibición aérea.

A la vez que parte de la agrupación acorazada mostraba parte de su arsenal en la calle, el Ejército del Aire enseñaba sus medios aéreos.  En este momento se ha creado cierto desconcierto ya que el lateral más próximo al Estadio Santiago Bernabéu, frente a la tribuna principal, no veía el sobrevuelo de las aeronaves.

El desfile aéreo ha contado con aviones de combate F-18, Mirage F-1, F-5 y Eurofigther; de transporte, de reabastecimiento en vuelo y extinción de incendios. La Armada ha estado representada por aviones de despegue vertical Harriet y helicópteros Lamps. El Ejército de Tierra ha contado con modelos Cougar, Chinook y Tigre.

Después de que los aviones de la Patrulla Águila dibujaran en el cielo los colores de la bandera española, marcando el final del desfile aéreo, ha comenzado el de las agrupaciones a pie, en las que han desfilado los legionarios, con 160 pasos por minuto, y los regulares de Melilla, con 90. El desfile lo han cerrado los caballos.
España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
283 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios